Bon Jovi interpretó desde los clásicos hasta sus nuevos temas

Bon Jovi ofreció un concierto a más de 60 mil asistentes en la ciudad de Lisboa, Portugal.

Temas:

El pasado 31 de julio el cantante estadounidense ofreció un concierto movido con varios cambios de vestuario. El pasado 31 de julio el cantante estadounidense ofreció un concierto movido con varios cambios de vestuario.
El pasado 31 de julio el cantante estadounidense ofreció un concierto movido con varios cambios de vestuario.

LISBOA, Portugal (EFE).- Bon Jovi cerró anoche en Lisboa su gira maratoniana con una inagotable noche de clásicos rockeros orquestada por su líder, al que casi 30 años después de subir al escenario, es difícil bajarle de él.

¿Es que no me puedo divertir un poco?", preguntó sonriendo Jon Bon Jovi después de marcarse un desproporcionado bailoteo de caderas y como excusándose ante aquellos a los que aún les sorprende verle en plena forma a sus casi 50 años.

Y es que el cantante y sus compañeros Richie Sambora, Tico Torres y David Bryan, los rockeros más famosos de Nueva Jersey, demostraron de nuevo el fervor de su eterna juventud en este último concierto antes de darse un descanso de dos años.Pero él hasta luego llegó con los deberes bien hechos.

La banda estremeció durante casi tres horas a 60 mil devotos espectadores a los que regaló tres bises, compases extra en éxitos como Keep the faith y un dramático comienzo a capella de su laureado Livin on a prayer.

Pero el himno Its my life, que ha unido a generaciones de padres e hijos en una de las giras más exitosas de la trayectoria de la banda, consiguió despertar a la marea de brazos que cubría el parque lisboeta de Bela Vista.

La temperatura de la noche se disparó aún más a partir de Bad Medicine, el primer sencillo de su cuarto álbum New Jersey, que consiguió arrancar el alma más rockera del guitarrista Richie Sambora y el sonido ochentero de los teclados de David Bryan.

Canciones como These days rindieron homenaje al legado de los noventa del grupo y Have a nice day fue la mejor representante de la época de los años 2 mil, cuando el grupo se dirigió hacia su pop rock más comercial.

Ya en los bises, cuando el reloj marcaba las dos horas y media, el grupo amansó al público con una retahíla de baladas clásicas como This aint a love song o Ill be there for you, que Jon interpretó concentrado y con una cargada dosis de dramatismo.

Tampoco le faltó emoción para llegar a sus espectadores a los que mimó con cuidado. Les dejó cantar, les hizo gritar y saltar, y hasta les mostró orgulloso su amor por Portugal cuando se atrevió a enredarse en una bandera portuguesa. 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Solidaridad tras tragedia El fútbol europeo rindió tributo al Chapecoense

Los jugadores del Barcelona y Real Madrid juntos para rendirle tributo al Chapecoense. Los jugadores del Barcelona y Real Madrid juntos para rendirle tributo al Chapecoense.
Los jugadores del Barcelona y Real Madrid juntos para rendirle tributo al Chapecoense. AFP

Las grandes ligas del fútbol europeo rindieron este sábado emotivos homenajes al Chapecoense, en que los jugadores recordaron ...

Mundo Cenizas de Fidel Castro llegan a Santiago de Cuba

Los restos de Fidel Castro reposarán en el cementerio de Santa Ifigenia de la segunda mayor ciudad de Cuba y cuna de la revolución cubana. Los restos de Fidel Castro reposarán en el cementerio de Santa Ifigenia de la segunda mayor ciudad de Cuba y cuna de la revolución cubana.
Los restos de Fidel Castro reposarán en el cementerio de Santa Ifigenia de la segunda mayor ciudad de Cuba y cuna de la revolución cubana. AP/Dario Lopez-Mills

Entre un mar de banderas cubanas y al incesante grito de "¡Fidel, yo soy Fidel!", miles de personas dieron la bienvenida a la ...

Destacados