CONTRAPUNTEO: Automático

Temas:

Abrocharse el cinturón, encender el auto y dejar la letra D durante el trayecto es sinónimo de relajación y de disfrute. Manejar un carro automático es una de las 10 cosas más agradables que da la vida. Nada de preocuparse por mantener por obligación la mano en la palanca, y estar listo para sacar un pie y hundir el otro. Por supuesto que es útil dominar el manejo en un vehículo manuela.

De hecho, yo aprendí a subir lomas en primera, ayudado con mi papá y hermano, y sufrí todo el complique de sacar el pie del pedal del clutch y acelerar simultáneamente. No recuerdo cuántas veces se me apagó el carro debajo del semáforo y frente a la fila de carros en mi etapa de aprendizaje.

Pero una vez dominados los cambios, el conductor que quiere ganar comodidad y disfrute debiera irse por un automático. En condiciones normales, es un placer despreocuparse en uno de estos y en las calles panameñas, con tantos tranques, desvíos, choques e imprevistos, manejar un carro automático es casi la única alternativa. Evitar calambres, distracciones adicionales y tiempo son los beneficios que brinda.

Yo aconsejaría dominar los cambios. Nunca se sabe cuándo nos tocará estar frente al timón de uno de estos vehículos, pero el automático nos facilita la vida en estos tiempos ajetreados. Muchos carros ahora ofrecen una caja secuencial que brinda lo mejor de los dos mundos. El conductor puede elegir en qué cambio manejar y cuándo hacer los cambios. Y todo sin clutch. En cuestión automotriz, el nivel más alto, el de los vehículos premium, los cambios han caído en desuso. En las marcas de lujo la transmisión automática domina ampliamente el escenario. Dice la sabiduría popular que al quedar tirado en la calle a un carro automático nada puede moverlo, pero con el debido mantenimiento un conductor no debiera sufrir contratiempos. No se trata de que los cambios desaparezcan del mundo automotor, sino de que se utilicen cuando sean necesarios. Dejemos los cambios a los pick up, camiones y equipo pesado. Con el paso del tiempo, los carros de cambio se quedarán en el pasado, mientras los automáticos en el futuro.

(El autor es periodista de la revista Cero.KM de La Prensa)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

Videos del día Varela: reformas fortalecen el sistema electoral

Varela: reformas fortalecen el sistema electoral Varela: reformas fortalecen el sistema electoral Vídeo
Varela: reformas fortalecen el sistema electoral LA PRENSA/Richard Bonilla

El presidente Juan Carlos Varela dijo que con las reformas electorales enunciadas y otra docena de cambios estamos apostando ...

Manuel antonio noriega Una vida de sombras

TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso. Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria en la Escuela República de México. TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso.  Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria  en la Escuela República de  México.
TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso. Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria en la Escuela República de México.

El hombre blande un machete y arenga a una multitud desde un atril en el Centro de Convenciones Atlapa, la tarde del 30 de ...

Obras Públicas A través de adenda, modificarán el diseño de la vía Pedregal-Gonzalillo

La obra lleva 16% de avance. La obra lleva 16% de avance.
La obra lleva 16% de avance.

El diseño  conceptual de la  ampliación de la carretera  Pedregal-Gonzalillo- Transístmica, que se adjudicó a un precio de ...