Clásicos panameños

Temas:

Lejos del diccionario, las definiciones más auténticas de lo que significa el vocablo patria nos las ha dado la literatura panameña.

“Literatura es identidad. Es una de las maneras de entender y explicar quiénes somos”, dice el escritor Carlos Wynter, y por eso es fundamental su conocimiento. “Si eliminamos las huellas que deja nuestra literatura, dejaremos baches en la comprensión de lo que nos fue pasando a través de los años”.

“Al ser la nacionalidad un conjunto de memorias, cultura, los escritores ícono o insignia de la nacionalidad vendrían a ser aquellos que con su literatura –de manera consciente o no– han ayudado a construir tales memorias, cultura, símbolos y mitos”, explica el escritor Edilberto González Trejos. Él comienza la lista de los clásicos panameños con Víctor de la Guardia y Ayala, el considerado primer poeta nacido en suelo istmeño. Continúa con todos los poetas de la generación romántica del decimonono, entre los que se destacan Amelia Denis De Icaza, Tomás Martín Feuillet, Federico Escobar y Gil Colunje.

La lista abarca a los escritores de los albores de la República: Ricardo Miró, Gaspar Octavio Hernández, María Olimpia de Obaldía y Demetrio Korsi, como señala Priscila Delgado, promotora cultural y fundadora de la Cámara Panameña del Libro

Imposible disputarle el lugar a Rogelio Sinán, uno de los nombres más emblemáticos de la historia de la literatura istmeña, que con su poemario Onda (1929) introduce el vanguardismo a las letras nacionales, como señala el catedrático, investigador y académico Aristides Martínez Ortega.

Martínez Ortega, autor de dos textos fundamentales de la historiografía literaria panameña como Las generaciones de poetas panameños y La modalidad vanguardista en la poesía panameña, resalta en este último, además de a Korsi y Sinán, por supuesto a Ricardo J. Bermúdez, Moisés Castillo, Demetrio Herrera Sevillano, Tobías Díaz Blaitry, Carlos Changmarín, Guillermo Sánchez Borbón (Tristán Solarte), Homero Icaza Sánchez, José de Jesús Martínez, Elsie Alvarado de Ricord, José Guillermo Ross-Zanet, José Franco y César Young Núñez, entre otros.

NOCIONES DE PATRIA

Clásicas de la panameñidad son también las obras de Salomón Ponce Aguilera, Ignacio Valdés, Moisés Castillo, Lucas Bárcenas, Berta María Cabezas , José María Sánchez, Mario Augusto Rodríguez , Julio B. Sosa, José Cajar Escala y Renato Ozores, destaca Margarita Vásquez, académica y catedrática de Literatura Panameña de la Universidad de Panamá.

“Hay que leer la literatura panameña toda. Incluso las obras que aparentemente no dicen nada acerca de ´la identidad´, la expresan. Muchas veces no solamente hablan de lo que sugiere la escritura, sino que dicen mucho más acerca del momento de la escritura”, comenta Vásquez.

Gil Blas Tejeira, Joaquín Beleño C., Ramón H. Jurado y Diana Morán, agrega el escritor y docente Ariel Barría, y advierte sobre los peligros del desconocimiento de la tradición literaria. “Hacer creer a nuestros estudiantes que no contamos con figuras relevantes en la historia nacional, en todos los campos, es una trampa maligna, cuyo fin es el de evitar las incómodas comparaciones que pudieran surgir. Poco aprecio puede sentir por su patria el que desconoce su historia.”

La catedrática de Español de la UP, Nimia Herrera, señala a Esther María Osses, Stella Sierra y César Candanedo.

Más recientemente podría incluirse a Dimas Lidio Pitty, Rafael Pernett y Morales, Justo Arroyo, Gloria Guardia, Pedro Rivera y Manuel Orestes Nieto, agrega González Trejos.

De los pensadores y ensayistas, la historiadora Ana Elena Porras recuerda a Justo Arosemena, Belisario Porras, Eusebio Morales, Alfredo Cantón, Diego Domínguez Caballero, Hernán Porras, Ricaurte Soler, Rodrigo Miró, Octavio Méndez Pereira, Isaías García, José Dolores Moscote, Ernesto J. Castillero R., Diógenes de la Rosa, Juan Antonio Susto y Álvaro Menéndez Franco.

Al catedrático de la Universidad de Panamá y escritor Rafael Ruiloba le parece irónico que las obras de la Biblioteca de la Nacionalidad, donde está contenida buena parte de estos libros indispensables, no sean incluidas completas en la lista de obras escolares del Ministerio de Educación. “De las pocas obras de esta selección que forman la lista de elegidos del Meduca, la mayoría ha sido eliminada. Si el Meduca cumple con los preceptos de ley de educación, que dice que debe coadyuvar con la formación de la nacionalidad, debería considerar la opción de dejar a los docentes utilizar estas obras”, propone.

En este sentido, el sociólogo Marco Gandásegui explica la diferencia que existe entre la actualidad y el sistema educativo panameño, que durante todo el siglo XX “vivió un período de lucha ideológica tendiente a lo nacional que ayudó a la consolidación de la soberanía”. Así, “para exacerbar esos valores se celebraban textos que contenían resistencia nacionalista contra la quinta frontera”.

El historiador Omar Jaén apunta que en este período “el tema del origen fue esencial, llega hasta la literatura y desborda en las ciencias sociales”.

“Las nociones de patria (Susto, Miró, Castillero Reyes, Isaza Calderón, Domínguez Caballero, entre otros) hacían referencia a nuestro pasado en un esfuerzo por conservar el legado de nuestros antepasados. Las ideas que giraban en torno a la nación (Méndez Pereira, Sinán, Beleño, Soler, Castillero Calvo, y tantos otros) hacían referencia a nuestro futuro, a la nación que todos queremos construir”, explica Gandásegui.

¿Qué sucedería si pusiéramos en las manos de la juventud obras como estas? La respuesta de Gandásegui es sencilla: “todo el edificio actual de mercantilismo barato se vendría abajo. La soberanía de la cual comen hoy los panameños bien alimentados es producto de las lecturas de esas generaciones combatientes del siglo pasado, quienes se enfrentaron con valentía y razón a las fuerzas que nos oprimían”.

Porras opina que las generaciones presentes continúan haciendo “aportes valiosísimos” a la construcción de la memoria histórica y la identidad nacional, y es cuestión de continuar en esa línea. “La lectura de nuestros autores, la restauración y conservación de nuestro patrimonio histórico y cultural, contribuye a la construcción continua de la identidad, porque aporta explicaciones, imágenes, relatos, rostros, de nuestros antepasados –que son nuestro ADN sociocultural”, asegura Porras.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CONTROVERSIA El Vaticano reitera que los homosexuales no pueden ser sacerdotes

El Papa expuso que la persona ‘no se define tan sólo por su tendencia sexual’. El Papa expuso que la persona ‘no se define tan sólo por su tendencia sexual’.
El Papa expuso que la persona ‘no se define tan sólo por su tendencia sexual’. AFP/Andreas Solaro

“La Iglesia, respetando a las personas afectadas, no puede admitir en el seminario ni en las órdenes sagradas a quienes ...

Economía Copa Airlines ofrece $2 mil millones para comprar Avianca: ‘The New York Times’

El martes 13 de diciembre de 2017 se informará si Avianca aceptó o no la oferta. El martes 13 de diciembre de 2017 se informará si Avianca aceptó o no la oferta.
El martes 13 de diciembre de 2017 se informará si Avianca aceptó o no la oferta. LA PRENSA/Archivo

La empresa panameña Copa Airlines ofreció 2 mil millones de dólares para adquirir a su rival colombiano, Avianca.La ...

Buscan causas Pakistán busca respuestas tras el accidente de avión

Los 47 pasajeros y miembros de la tripulación fallecieron, indicó PIA, actualizando un balance inicial de 48 pasajeros. Los 47 pasajeros y miembros de la tripulación fallecieron, indicó PIA, actualizando un balance inicial de 48 pasajeros.
Los 47 pasajeros y miembros de la tripulación fallecieron, indicó PIA, actualizando un balance inicial de 48 pasajeros. Tomado de CNN

Las autoridades paquistaníes intentaban este jueves 8 de diciembre establecer las causas del siniestro de un avión de línea en ...