Comedia irregular

´Loco y estúpido amor´ sufre del virus del lugar común y ofrece personajes lineales y estereotipados.

Temas:

Loco y estúpido amor es de esas comedias de enredo que si quedaran solo como simple divertimento serían geniales, pero pierden solvencia cuando tratan de unir las risas con la tragedia.

Les doy una sinopsis. Una pareja adulta se separa (Steve Carrell y Julianne Moore). Su hijo adolescente está enamorado de su niñera y esta a su vez lo está del papa del chico. Un mujeriego (Ryan Gosling) le enseña al padre de familia cómo conquistar mujeres y luego él que anda de flor en flor se enamora de una tierna muchacha (Emma Stone).

Lo bueno de Loco y estúpido amor. Da gusto ver a Carrell en un papel depresivo y descubrir que no parece fuera de foco. Se agradece que de vez en cuando Moore y Gosling participen en películas frívolas, lo que es un descanso para ambos y para sus fans que les encanta verlos en situaciones de dramatismo extremo. Stone está encantadora en su papel de niña buena que por un rato deja su actitud pasiva para ser atrevida.

Lo negativo. El guión de Dan Fogelman quiere jugar a ser dramático cuando no puede con su carga irresponsable de cursilería sometida a lo políticamente correcto. Quiere demostrarnos que puede hacer sufrir a sus personajes cuando nos muestra a una pareja que después de 25 años se divorcian, pero luego el final feliz irresponsable sale a flote y esa exploración de hasta dónde uno está por costumbre y no tanto por amor con una persona se va al caño.

Fogelman confecciona una historia que sufre del virus del lugar común. El personaje de Carell asiste, luego de la ruptura, a un bar de solteros donde obviamente conocerá al estereotipado chico conquistador. Como es de esperarse, el muchacho le hará cambiar de look al adulto triste y lo transforma en un dandi.

También no es sorpresa que el personaje de Carell se vista mejor que antes y quiera volver con su esposa. Lo que sí irrita, es que el guión no le dé importancia a que la señora le fue infiel a su compañero una vez y que éste engañó a la mujer que adora en nueve ocasiones. Encima, nos anuncian que vendrá una reconciliación de la pareja, pero no deja que ocurra pronto y lo que hace es retrasar lo inevitable cuando aparece una maestra desequilibrada, un padre de familia furibundo y un contador enamorado.

Ese ir y venir significa algo: el guión de Dan Fogelman se quedó sin gasolina a mitad de camino y la única solución que encontró fue crear nuevos enredos para hacernos esperar un happy end que se venía llegar desde el principio. Por todo esto, es una cinta irregular.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CONTINÚAN LAS INVESTIGACIONES Nuevas marchas en Charlotte tras difundirse videos policiales de muerte un afroamericano

La policía bloqueó las calles del centro hasta tarde como había hecho durante la jornada, permitiendo que los manifestantes tomaran las calles sin confrontaciones con los vehículos. La policía bloqueó las calles del centro hasta tarde como había hecho durante la jornada, permitiendo que los manifestantes tomaran las calles sin confrontaciones con los vehículos.
La policía bloqueó las calles del centro hasta tarde como había hecho durante la jornada, permitiendo que los manifestantes tomaran las calles sin confrontaciones con los vehículos. AFP

Nuevas marchas se registraron la noche del sábado en Charlotte, sureste de Estados Unidos, luego de que la policía divulgara ...

ANÁLISIS Ni Clinton ni Trump: debate presidencial de Estados Unidos sin favoritos

Hillary Clinton y Donald Trump se atacan mutuamente desde hace un año pero nunca se han encontrado cara a cara en un debate. Hillary Clinton y Donald Trump se atacan mutuamente desde hace un año pero nunca se han encontrado cara a cara en un debate.
Hillary Clinton y Donald Trump se atacan mutuamente desde hace un año pero nunca se han encontrado cara a cara en un debate. AP

Hillary Clinton y Donald Trump se miden el lunes en el primero de tres debates presidenciales, y ninguno de los candidatos a ...