Convoy naranja

Temas:

Un cono surge del giro de un triángulo rectángulo alrededor de uno de sus catetos. La base es el círculo conformado por el otro cateto y el vértice es donde confluyen las líneas. Base y líneas rectas andan como Pedro por su casa por los recovecos nacionales, y son instrumentos de firmas consentidas de generosos contratos estatales (o quasi estatales). Es el cambio cónico y geométrico.

Naranja es el color del cono valla callejero que se precie y que, en un santiamén, protagonice un cierre de calle, por las razones que te importan y por aquellas que no. Color agridulce de tiempos de fascismo y corrupción, que se amalgaman en una ecuación diabólica en la patria de la ese medio acostada.

El artilugio que recuerda un brillante fosforescente escolta, con agentes policiales en función fisgoneante, el convoy de camiones que bordea durante cuatro horas los contornos de la Corporación La Prensa. Se produce una súbita privatización, a punta de spray, cuando alguien reconoce en el cono valla el herrete gubernamental.

No se sabe qué es público ni qué privado. Se propone la aritmética de diseñar un proyecto de ley de uso de la geometría callejera, como se fabrican hoy, a tambor batiente, los protocolos solicitados por la Unesco en relación con el distrito histórico. Confiéralo en las inmediaciones de la Cinta Costera –este cono naranja es en mayúscula, pues es nombre propio–, cuando unas chicas con cara de pocos amigos contabilicen su tránsito.

Con agentes de la Policía Nacional de manos cruzadas o sin ellos, los autores del convoy se sienten protegidos por la certeza de la impunidad, aquella aura salvadora de quienes hayan tocado algún eslabón de Finmeccanica, Paitilla o Juan Hombrón.

La naranja camionera, al igual que la plaza de El Bebedero, anticipa una forma particular de resolver situaciones críticas, como el torneo electoral de mayo de 2014, cuyo antecedente está en el fraude postelectoral que ha significado la revolución tránsfuga de los últimos años.

Se desarrollaron mecanismos para evitar que el voto fuese seguro, que la cédula del difunto no traspasara el recinto votante, que se impidiera sufragar más de una vez. La fidelidad del resultado no se blindó, y se burla al elector cuando el representante escogido salta la cerca, si bien no lo anime una sopa de lentejas. Debe prevenirse hoy el fraude postelectoral.

En libertad de expresión, la noche del convoy atiza la autocensura, hija de la intimidación. Y se implanta la modalidad de la postcensura: no se limita ni controla ni tergiversa el contenido, como durante el noriegato, ni se ordena el cierre del medio, sino que se deja que se escriba con libertad y entonces se secuestra el manojo de ejemplares, impidiendo que llegue a la mano de los lectores.

En la censura, el gobierno oculta información a los ciudadanos, como sucedió en 1987, cuando una legión de censores se ganó la vida determinando qué se publicaba en La Prensa, en Telemetro y otros medios de comunicación. Al tirano de aquella época se le ocurrió mandar a destruir equipos editoriales, pero no secuestrar las instalaciones.

Martinelli desempeña roles contrapuestos: el de amenazante mediático y de paladín de la libertad. En este último papel, sin dirigirle la palabra a ninguno de los trabajadores de los diarios atacados, mandó a los choferes a mover los vehículos. Y nadie chistó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

arizona Graban en video a jaguar silvestre en Estados Unidos

Los expertos podrían tardar varios días para determinar si el jaguar visto en la foto del 1 de diciembre es un ejemplar nuevo. Los expertos podrían tardar varios días para determinar si el jaguar visto en la foto del 1 de diciembre es un ejemplar nuevo.
Los expertos podrían tardar varios días para determinar si el jaguar visto en la foto del 1 de diciembre es un ejemplar nuevo. Tomado de Twitter

Un segundo jaguar silvestre al parecer fue detectado en Estados Unidos. Una fotografía tomada el 1 de diciembre en una ...

Mundo Misión tripartita en Colombia pide celeridad para cumplir tiempos de acuerdo de paz

Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad. Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad.
Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad. AFP/Joaquín Sarmiento

La misión en Colombia que verifica el cese al fuego y la dejación de armas de las FARC, pactados en el acuerdo de paz sellado ...