Destino, actriz

Temas:

Como una de las nuevas estrellas de Hollywood, Rachel McAdams demuestra que tiene un buen lugar en el cine, con la simpática sonrisa de Meg Ryan y la calidez de Sandra Bullock.

Solo hace falta recordarla con Lindsay Lohan en Mean Girls y al lado de Ryan Gosling en The Notebook. También tuvo su cuota de superproducciones como el amor de Robert Downey Jr. en Sherlock Holmes. Y su personaje de Inez en la película Midnight in Paris de Woody Allen.

¿Qué sería de ella si borráramos de nuestra memoria los últimos cinco años de su vida? De eso trata la nueva película The Vow, con la historia de una mujer que no puede recordar nada de los últimos años, incluyendo el marido, que tiene que volver a conquistarla como si fuera la primera vez que la conoce.

-¿Qué aprendiste en Hollywood en estos últimos años?

-Que no puedo controlar mis resultados. En cine, mucho más que en cualquier otra obra artística, se trabaja en equipo. Hay toda una maquinaria detrás y hay demasiados engranajes que se agregan al final. Aprendí a apoyarme en otras personas sin buscar ningún control, disfrutando el proceso del cine. Ya no pienso en lo que puede pasar después. Simplemente doy un paso atrás y disfruto.

-¿Y si desaparecieran los últimos cinco años de tu vida como plantea ´The Vow´?

-Supongo que ahora estaría filmando la película Mean Girls. Han sido cinco años muy buenos, los disfruté bastante.

-En ´The Notebook´ habías perdido la memoria, y con ´The Vow´.

-Con mi hermana siempre hablamos de lo buenas que somos para no olvidarnos de la ropa que nos pusimos en cierto momento. Pero nunca nos acordamos de las cosas importantes, solo los pequeños detalles. Soy mala para acordarme de lo que hice en enero de 1995.

-¿Cuál es el mejor momento personal que recuerdas fuera del cine?

-Cuando tenía 22 años estuve en Australia. Fue el primer viaje que hice sola, sin planes. No sabía ni cómo reservar un pasaje. Tenía una escala de 15 horas en Hong Kong y cuando les conté a mis amigos, extrañadísimos me preguntaban si quería hacer algo así. A mí me parecía estupendo. Volé hasta Australia y paré las 15 horas en Hong Kong, me lo recorrí todo con las botas de escalar que me dejaron ampollas. Pasé por el distrito financiero, me subí al ferry dos veces, fui al jardín botánico. Almorcé, cené. Me encantó el solo hecho de estar afuera, en el mundo. Cuando llegué a Australia creo que dormí tres días seguidos.

-¿Los primeros recuerdos sobre la actuación?

-Los mejores recuerdos tienen que ver con mi primer trabajo. Me tocó interpretar un hada en Mid Summer Night´s Dream. Tenía 12 años. Tuvimos que actuar frente a toda la familia, amigos, padres, en un anfiteatro griego. Era un lugar muy mágico. Me sentí en el paraíso, quería seguir haciendo lo mismo el resto de mi vida.

-¿Y la primera escena de amor o el primer beso que tuviste como actriz?

-Mi primer beso en cámara fue maravilloso. Estaba filmando en Italia la película My Name is Tanino y tenía que besar a alguien en una playa de Sicilia. Era la primera película que hacía, justo cuando recién había terminado mis clases de teatro.

Rachel McAdams nació en Ontario, Canadá, el 17 de noviembre de 1978. Desde los cuatro años empezó a llamar la atención, compitiendo en torneos de patinaje sobre hielo. Recién después llegó aquel personaje del hada en Mid Summer Night´s Dream.

Al final de la escuela secundaria sonaba como una broma estudiar teatro en vez de una carrera universitaria más seria. Aunque dudó por un momento, finalmente se inscribió en las clases de drama en la Universidad York, donde se graduó con honores.

- ¿Te molestan las comparaciones con Meg Ryan y Sandra Bullock?

-Siempre es un elogio cuando me comparan con gente que admiro y respeto. Pero por otro lado, una busca un camino propio. Es un arma de doble filo, pero también es halagador escuchar comentarios así.

-Sandra Bullock ganó el Oscar. ¿Sueñas con ganar el tuyo?

-Soñaba con ganar el premio Oscar cuando era más jovencita, pero ya no.

-¿Por qué?

-No sé la razón... supongo que al trabajar en algo, cuanto más cerca estás, toma una forma diferente. Por supuesto, sería un honor. Pero no puedo pensar en algo así. Tengo que ir y trabajar sin pensar en los resultados, sin pensar si mi actuación merece un premio.

-¿Votamos nuestro propio destino?

-Después de haber hecho The Vow creo un poco más. Me parece extraño porque hablé con doctores y científicos sobre los traumas en el cerebro y dicen que cuando la memoria de una persona se borra por completo, nueve de cada diez veces siempre van a encontrar el recorrido del camino original. Naturalmente pueden gravitar atrás a lo que habían hecho antes, la gente con quien estuvieron y recuperan la personalidad que tenían.

La película The Vow en verdad está basada en la historia real de una pareja de Nuevo México (Kim y Krickitt Carpenter) que pasó por un accidente en el que ella perdió la memoria y él tuvo que volver a conquistarla como si se hubieran conocido, por primera vez. En este caso agregaron la historia de los padres Sam Neill y Jessica Lange, allí Rachel McAdams dejó de verlos por alguna razón que también olvidó, pero ayuda en la historia para reconciliar a la familia... con la única excepción de su esposo.

-¿Qué pasaría si tu novio fuera el que no te recuerda en lo absoluto?

-Supongo que haría lo mismo que en la película. En la historia él tiene mucha paciencia en el amor y compromiso. Demuestra bastante fuerza humana.

Reconocida por las comedias románticas, el cine también influyó en su romanticismo personal, como cuando Rachel se puso de novia con Ryan Gosling después de haber trabajado juntos en The Notebook (en la que casualmente también interpretaba una mujer que pierde la memoria, como en The Vow). Gracias a Sherlock Holmes tuvo un romance con Josh Lucas cuando los presentó Robert Downey Jr. Pero la relación más romántica comenzó con su actual pareja, Michael Sheen, durante el rodaje de Midnight in Paris.

-¿Qué tan romántica te consideras en tu vida real?

-Me considero bastante romántica. Ahora, con los regalos del día de San Valentín hay demasiadas presiones. Yo prefiero las actitudes que aparecen de la nada, no tienen que venir necesariamente del día de los enamorados ni en un cumpleaños. Cae mejor en medio de un mal día o cuando nadie lo espera. Me gustan los gestos en los que la pareja demuestra que te conoce bien. Algo que a otros no les significa nada, pero a nadie más se le pueden ocurrir.

-¿Algún momento de tu vida que no te gustaría olvidar?

-Hay un momento que tiene otro estilo de romanticismo familiar, cuando era muy jovencita. Ni siquiera había cumplido cuatro años, pero todavía me acuerdo del día en que fui al hospital cuando nació mi hermana. Pasamos por un negocio y papá me dejó elegir el regalo, un muñeco para ella. Estaba tan emocionada. Debe haber sido uno de los primeros recuerdos que tengo grabados en mi memoria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CUADRO INVALUABLE Familia judía y museo español disputan obra maestra de arte

Lilly Cassirer y su esposo entregaron en 1939 el cuadro, a cambio de visas para viajar a Inglaterra antes del Holocausto. Lilly Cassirer y su esposo entregaron en 1939 el cuadro, a cambio de visas para viajar a Inglaterra antes del Holocausto.
Lilly Cassirer y su esposo entregaron en 1939 el cuadro, a cambio de visas para viajar a Inglaterra antes del Holocausto. AP

La batalla de una familia judía para recuperar un cuadro invaluable que sus herederos entregaron a los nazis a cambio de poder ...

Videos Las Bibliometros y sus planes de expansión

Las Bibliometros y sus planes de expansión Las Bibliometros y sus planes de expansión Vídeo
Las Bibliometros y sus planes de expansión LA PRENSA/Isaac Ortega

La BiblioMetro se inauguró el 6 de abril de 2016, es un proyecto realizado en conjunto con el Club de Leones y el Club Activo ...

CONFERENCIA Presentan trabajos de periodismo de investigación

En Colpin también se destacó el genero periodístico de la crónica dentro de la labor investigativa. En Colpin también se destacó el genero periodístico de la crónica dentro de la labor investigativa.
En Colpin también se destacó el genero periodístico de la crónica dentro de la labor investigativa. LA PRENSA/Aminta Bustamante