Dilemas que preocupan

La revista digital ´Edge´ le preguntó a 150 intelectuales del mundo entero lo siguiente: ´¿De qué debemos preocuparnos?´. Los campos tocados fueron variados, así como las respuestas.

Temas:

FOTOLIA. FOTOLIA.
FOTOLIA.

Que la tecnología nos haga más fríos. Que la ciencia no nos permita aún descifrar el acertijo del cáncer y encontrar un antídoto para ponerle fin al virus y otros microorganismos que atentan contra la vida. O que la población continúe envejeciendo hasta que la muerte sea un asunto que se pueda posponer.

Estas son algunas de las preocupaciones de 150 intelectuales que se plasmaron al cierre de 2013 en la revista digital Edge, tras preguntarle a personalidades de la ciencia, tecnología, literatura, etc, “¿de qué debemos preocuparnos?”. A final de cada año este medio hace una interrogante diferente.

Las temáticas fueron varias. En cuanto a avances en material de salud, Kate Jeffery, profesora de neurociencia del comportamiento, mencionó que le inquietaba el hecho de “que dejemos de morir”, mientras que al investigador de biología molecular Wiliam McEwan le preocupa “que no podremos derrotar al virus aprendiendo a empujarlo más allá del umbral de error”. La filósofa Helena Cronin dijo que el suyo era “que la pseudociencia siga ganando terreno”. Al profesor de genómica Eric J. Topol le inquieta “el auge de la inestabilidad genómica”.

Todavía no se conoce todo el comportamiento molecular de los virus, por lo que el tratamiento de enfermedades virales es aún un reto muy grande, “sobre todo cuando la infección viral ataca el sistema en general, muy diferente a los virus comunes a los cuales el sistema inmunológico elimina la mayor parte de las veces”, afirma el oncólogo Roberto Iván López, exdirector del Instituto Oncológico Nacional.

El hombre, ¿un ser eterno? El doctor Bruno Hammerschlag, especialista en medicina interna y neumología, señala que el ser humano vive de ilusiones: “la esperanza de tener algún día mucho dinero, de vivir muchos años, de envejecer más lentamente que los amigos, de que su vida no acabe sino que sea una transición a un estado infinito de bienestar y regocijo en el que todos sus sufrimientos y preocupaciones habrán desaparecido. La pseudociencia le promete conseguirlo. La tecnología facilita a charlatanes vender luces de colores que carecen de validación científica y que explotan esa esperanza”.

El médico explica que “la evolución ha permitido convertirnos, de organismos unicelulares que utilizan la fotosíntesis, en criaturas sofisticadas que utilizan la energía y la imaginación para crear música, escribir poesía, amar y descifrar los secretos del universo. Y luego, morimos. Y es la muerte la que permite que una nueva generación más capaz y preparada desplace a la que le precede para avanzar en la escala evolutiva”. Tan es así, continúa, que “ya venimos con un mecanismo intrínseco de autodestrucción que nos lleva a desaparecer luego de habernos reproducido y de haber creado recursos para que la siguiente generación pueda vivir más. Cuatro mil millones de años de especialización en evitar la muerte nos preceden”. Pero hoy, con el descubrimiento de los genes y mecanismos moleculares para alterarlos, se predice que una de cada cuatro personas nacidas en el año 2000 llegará a los 100, y que la primera que llegará a los 150 años ya nació. “Si esta capacidad para vencer a la muerte continúa, ¿tendremos generaciones de tatarabuelos y tataranietos compitiendo por comida, trabajo, refugio y sustento?”.

Sobre el estudio de los genes, Hammerschlag comenta que los avances científicos permiten que el conocimiento se torne obsoleto de un día a otro. No fue sino hasta 2012 que la secuencia genómica completa de algunas familias fue descifrada. “La lección del libro de ciencias de tercer grado de que nuestro ADN es producto 50-50 de cada uno de nuestros padres, omitió un detalle que era desconocido: las mutaciones ´de novo´ que ocurren espontáneamente”.

Según el médico, cada persona lleva unos 80-100 cambios en su ADN nativo que no se encuentran en el ADN de sus padres. “La fuente es lo que hoy llamamos ´inestabilidad genómica´ de sus óvulos o espermatozoides, parte de la cual viene con la edad (...) Hoy sabemos que trastornos cognitivos leves y severos que vemos en los niños a edades tempranas, y enfermedades, como algunos de los más frecuentes tipos de cáncer, tienen probablemente relación con inestabilidad genómica (...) Esto abre la puerta para pensar en encontrar y modificar o eliminar estas mutaciones antes de que manifiesten enfermedad, aunque algunos lo llamarán abrir la caja de Pandora de la ´selección-no-natural”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Crecida del río Idaan informa que plantas potabilizadoras de Cabra 1 y Cabra 2 están fuera de operaciones

Alguno de los sectores afectados: Jardines de Pacora, Nueva Esperanza, Cerro Azul, Villas de Altamira, Los Rosales y Santa Rita. Alguno de los sectores afectados: Jardines de Pacora, Nueva Esperanza, Cerro Azul, Villas de Altamira, Los Rosales y Santa Rita.
Alguno de los sectores afectados: Jardines de Pacora, Nueva Esperanza, Cerro Azul, Villas de Altamira, Los Rosales y Santa Rita. Tomado de @IDAANinforma

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) informó este domingo 20 de agosto, a través de su cuenta de ...

emergencia humanitaria Angela Merkel: recibir a refugiados fue una ‘decisión correcta’

La canciller alemana Angela Merkel. La canciller alemana Angela Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel. AP/Archivo

La canciller alemana Angela Merkel defendió este domingo 20 de agosto su decisión de abrir hace dos años las fronteras del ...

SERÁ ESTE 21 DE AGOSTO Los cazadores de eclipses, adictos a la sombra de la Luna

Un eclipse es visible en algún lugar del planeta cada dieciséis meses. Un eclipse es visible en algún lugar del planeta cada dieciséis meses.
Un eclipse es visible en algún lugar del planeta cada dieciséis meses. AFP/Stan Honda

Recorren el mundo para vivir esos pocos segundos de oscuridad que les dan emociones únicas: los cazadores de eclipses, un ...