Eastwood, sin enfoque

´J. Edgar´ es una tibia biografía sobre un hombre que ejerció el poder con mano dura en Estados Unidos.

Temas:

Quizá sin quererlo, Leonardo DiCaprio ha sentido atracción por los personajes reales. Recordemos su Rimbaud en Vidas al límite (1995); Jim Carroll en Diario de un basquetbolista (1995); Frank Abagnale Jr. en Atrápame si puedes (2002); Howard Hughes en El Aviador (2004) hasta llegar a J. Edgar Hoover en J. Edgar (2011).

Tal vez este último ser humano sea su mayor reto hasta ahora, no lo digo por las escenas de homosexualismo en una sociedad machista como la estadounidense, ni tampoco porque volvió a enfrentarse a un director de peso como Clint Eastwood (ya lo había hecho en el pasado con Steven Spielberg y Martin Scorsese).

Está en terreno peligroso, porque todos sus otros papeles basados en hombres que existieron podían ser agradables no importa si se dedicaban a estafar, producir películas o escribir poemas.

Es complicado sentir al 100% empatía por alguien como Hoover, que si bien tuvo ideas brillantes al frente de la dirección del FBI (como la organización científica de esta entidad) también hizo imposible la vida tanto de delincuentes (que obvio se lo merecían) como de gente que pensaba distinto a él.

J. Edgar me pareció interminable, y DiCaprio, a pesar de sus esfuerzos, estaba un poco forzado. La culpa fue de Eastwood como realizador.

Pensé que sería una película política sobre un hombre que tuvo tanto poder como cualquier presidente o senador en Estados Unidos.

Creí que Eastwood haría una producción de fuerte sentido ideológico como Constantin Costa-Gravas con Desaparecido (1982) o como lo ha hecho en casi todas sus películas Oliver Stone (desde J.F.K. a Nixon), hasta me conformaba con que recorriera el sendero de Buenas noches, buena suerte (2005), de George Clooney.

Después pensé que Eastwood se había decantado por una historia de amor homosexual y entonces me preparé a ver una obra maestra sobre el tema como Dioses y monstruos (1998), de Bill Condon o Milk (2008), de Gus Van Sant. Nada.

Lo siento, pero en lo absoluto lamento que DiCaprio quedó fuera de la carrera por el Oscar, ni tampoco me deprimo porque Eastwood no fue tomado en cuenta en la categoría de mejor director porque J. Edgar está lejos de ser Letters from Iwo Jima (2006), Million Dollar Baby (2004), The Bridges of Madison County (1995) y Unforgiven (1992).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

COMUNICACIONES Servicios de voz y data de Digicel sufren interrupciones

Digicel informó de las interrupciones mediante su cuenta de Twitter. Digicel informó de las interrupciones mediante su cuenta de Twitter.
Digicel informó de las interrupciones mediante su cuenta de Twitter. LA PRENSA/Archivo

Los servicios de voz y data de la telefónica Digicel sufre interrupciones en la mañana de este martes 28 de marzo, según ...

incidente FIFA abre expediente disciplinario contra Messi

El astro Lionel Messi se molestó al final del partido. El astro Lionel Messi se molestó al final del partido.
El astro Lionel Messi se molestó al final del partido. AFP

La FIFA abrió un expediente disciplinario contra Lionel Messi por insultar a un juez de línea en un partido entre Argentina y ...

Mundo Chile niega la visa diplomática al ministro boliviano de Defensa

El ministro de Defensa de Bolivia, Reimy Ferreira. El ministro de Defensa de Bolivia, Reimy Ferreira.
El ministro de Defensa de Bolivia, Reimy Ferreira. Tomado de mindef.gob.bo

Chile negó la visa diplomática de ingreso al país al ministro de Defensa de Bolivia, Reimy Ferreira, quien había anunciado un ...