Efectos adversos

Temas:

Si al tomar un nuevo medicamento se ha sentido mareado o con la boca reseca, no dé por sentado que esos síntomas han sido producto de la enfermedad que lo aqueja. Es muy probable que esas molestias hayan sido generadas por el mismo fármaco que tomó para atenuar su mal. Podría ser un efecto secundario de la medicina.

Paradójico, pero cierto: los fármacos que han sido desarrollados para tratar enfermedades son capaces de perjudicar al paciente.

No todas las personas sufren los efectos adversos de los medicamentos; sin embargo, desde 1969 hasta la fecha la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) tiene 6.4 millones de reportes de efectos adversos ocasionados después de la administración de medicamentos que han provocado desde fatiga hasta ataques cardiacos que han ocasionado la muerte, publicó en enero pasado The Wall Street Journal.

La cantidad de reportes va en aumento. Solo en 2010 se registraron 759 mil efectos adversos por medicamentos y 238 mil por dispositivos de salud. Estas cifras fueron reveladas recientemente a través del Sistema de Reportes de Eventos Adversos de la FDA, que le permite a la FDA monitorear los efectos secundarios que podrían ocurrir después de administrarse un medicamento.

Sin embargo, la FDA estima que estos números reflejan solo un fragmento de los eventos que ocurren por efectos secundarios porque reportar el caso es un acto voluntario.

LOS FÁRMACOS Y SU INTERACCIÓN

La reacción adversa a los fármacos es definida por la Organización Mundial de la Salud como una reacción nociva no intencionada que ocurre en el organismo humano al administrarse un medicamento.

El farmacéutico César Serracín, del Instituto de Estudios Nacionales de la Universidad de Panamá, explica que todos los fármacos pueden ocasionar efectos secundarios; sin embargo, estos no afectan a toda la población. Serracín cuenta que las mediciones apuntan que entre el 0.1% y el 10% de la población mundial tiene probabilidades de verse perjudicada por los efectos adversos de los fármacos.

En este sentido, toda clase de medicamentos puede perjudicar la salud de quien se lo administra en diferentes intensidades.

Según el doctor Franklin Espino, especialista en Medicina Interna y coordinador de la Unidad de Gestión Clínica del Servicio de Medicina Interna de la Caja de Seguro Social, estos efectos pueden ser “leves” (ejemplo: dolor de cabeza, náuseas), ya que en la mayoría de los casos no pasa nada grave; pero otros pueden ser moderados (taquicardia), los cuales se pueden tratar; y otros pueden ser, incluso, severos o fatales (arritmia). “Cada vez que el medicamento entra al organismo produce efectos secundarios que ni el paciente lo puede detectar a veces, y no son reportados”.

Antes de administrarse un medicamento se debe tomar en cuenta si la persona es alérgica a ese fármaco, y también la edad del paciente, ya que los efectos adversos se toleran menos a mayor edad, explica Espino.

La función hepática y renal debe ser adecuada, ya que puede influir en el metabolismo del fármaco. “Si tiene insuficiencia renal y le da una dosis un poco más alta, se excreta menos y le produce más efectos secundarios al paciente”, aclara el especialista.

Espino agrega que si el medicamento está indicado para tratar determinada condición puede ser administrado; el problema está en usarlo cuando no tiene la indicación y no es necesario.

“Si está indicado y se ordena, y le ocasiona un efecto secundario al paciente, hubo una intención de mejorarlo con indicación basada en la evidencia científica de que era correcto darlo, y puede que no pase nada [severo]”.

Además, la población actual se ha acostumbrado a una cultura de medicinar. “Tienen su botiquín en la casa y comienzan a tomar medicamentos. La gente se receta y se automedica, pero no está controlando las variables que pueden producir más efectos secundarios porque no las pueden controlar. Ni el médico que es la autoridad en la terapéutica controla esas variables adecuadamente; mucho menos la población”, indica.

EJEMPLOS

Las medicinas populares como el acetaminofén, utilizado para tratar dolores de cabeza, pueden afectar la función hepática en caso de que se tome en dosis excesivas, señala Serracín.

Espino menciona que los antihistamínicos para aliviar picazón causada por alergias pueden causar somnolencia como efecto adverso, lo que podría ser peligroso si la persona se encuentra al volante.

Lo mismo sucede con los relajantes musculares que pueden disminuirle los reflejos a la persona y ponerla en riesgo de tener un accidente automovilístico, agrega el médico.

Los antiinflamatorios no esteroidales como la aspirina y el diclofenaco, buscados para aliviar la inflamación o el dolor, pueden ocasionar efectos secundarios severos al disminuir la presencia de la prostaglandina, aquella sustancia que produce la sensación de dolor, dice Serracín.

Sin embargo, la prostaglandina es necesaria para proteger al estómago. “Si se elimina esta sustancia la persona sentirá un malestar en el estómago, y si lo hace de forma repetitiva e indiscriminadamente sin ninguna asesoría podría llegar a producir una gastritis, un problema de dolor y hasta una úlcera”, explica.

Así mismo, los antiinflamatorios pueden llegar a paralizar un riñón, advierte Espino.

Los medicamentos para tratar problemas gástricos tampoco se escapan de producir efectos adversos.

Según Serracín, este tipo de medicinas usadas para aliviar el reflujo, la gastritis y la dispepsia (indigestión) se debe usar prudentemente porque puede “interferir en la absorción y en la eficacia de otro medicamento que se esté tomando en ese momento”.

Los antibióticos, usados como tratamiento para combatir infecciones bacterianas, pueden llegar a causar efectos secundarios que podrían poner en riesgo la vida de la persona.

Algunos pueden atacar la flora bacteriana normal que se aloja en el intestino, que cumple una función esencial al momento de digerir los alimentos.

Ello conlleva a que ocurra el efecto paradójico de una “superinfección”, que produce diarreas, “un efecto adverso que habría que atacar inmediatamente”, ya que conlleva a la deshidratación y a la aparición de bacterias dañinas para el organismo, como la Clostridium difficile.

Por otro lado, el farmacéutico indica que diversos estudios apuntan que las pastillas anticonceptivas, por su componente hormonal, podrían causar desde dolores hasta embolias y cáncer. Es por ello que “las pastillas anticonceptivas no deben tomarse en ningún momento sin la debida prescripción médica”.

Los antidepresivos podrían ocasionar una gama de efectos adversos que van desde resequedad en la boca hasta la tendencia a subir de peso, depresión del sistema nervioso (disminución del estado de alerta), problemas gastrointestinales y en la libido, agrega Serracín.

En este sentido, Serracín reitera que es esencial practicar la automedicación responsable para los medicamentos, y respetar las indicaciones médicas.

Espino agrega que se debe invitar a la población a que no use tantos medicamentos o fármacos innecesarios, para evitar los efectos secundarios.

La famosa crisis de la talidomida

Hoy, cinco décadas después de que el fármaco talidomida –fabricado por la casa farmacéutica alemana Grünenthal para controlar náuseas que se presentan durante las primeras semanas del embarazo– provocara cerca de 10 mil nacimientos de fetos con deformaciones en la década de 1950 por culpa de un efecto adverso del fármaco, el nombre del medicamento ha vuelto a ser noticia.

El pasado 31 de agosto, Harald Stock, actual jefe de Grünenthal, pidió disculpas públicamente por el silencio que guardó la empresa que representa sobre esta crisis de salud pública, que fue responsable de que miles de bebés padecieran focomelia, una anomalía que conlleva a la falta o excesiva cortedad de las extremidades.

De ellos, cerca del 40% de los afectados perdió la vida a causa del efecto adverso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CRISIS El Mida se compromete en almacenar el arroz de Panamá este y Darién

Los silos de La Barrera se construye a un costo de $2.2 millones. Los silos de La Barrera se construye a un costo de $2.2 millones.
Los silos de La Barrera se construye a un costo de $2.2 millones. Cortesía

Tras una reunión que sostuvo este lunes, 5 de diciembre, con productores de arroz de todo el país y con miembros de la ...

TRAS SUSPENSIÓN DEL BLOQUE Venezuela busca activar mecanismos de resolución de controversias en el Mercosur

Caracas exige a los cuatro gobiernos que dejen de eludir los procedimientos legales y se aboquen al cumplimiento del mecanismo de negociaciones directas. Caracas exige a los cuatro gobiernos que dejen de eludir los procedimientos legales y se aboquen al cumplimiento del mecanismo de negociaciones directas.
Caracas exige a los cuatro gobiernos que dejen de eludir los procedimientos legales y se aboquen al cumplimiento del mecanismo de negociaciones directas. AFP/Federico Parra

Venezuela inició este lunes los trámites para activar un mecanismo de resolución de controversias en el Mercosur con el fin de ...

PROCESO Tribunal Electoral: Prolongan millonaria licitación de publicidad para las elecciones de 2019

El Tribunal Electoral reglamenta los partidos políticos. El Tribunal Electoral reglamenta los partidos políticos.
El Tribunal Electoral reglamenta los partidos políticos. LA PRENSA/Archivo

El Tribunal Electoral (TE) prolongó el proceso de licitación pública para la contratación de la empresa que desarrollará la ...