Einstein tenía razón

Temas:

Este fin de semana se graduó el hijo de una amiga muy querida. Así como este año se me ha pasado volando, a mi amiga se le pasó en un santiamén la infancia de su hijo.

Porque si bien siempre será su bebé, ya no habrá más loncheras, ni boletines que firmar ni veladas escolares.

Y así todos llegamos a esa etapa de la vida en que nos preguntamos a dónde se nos fue, ¿qué pasó?

Una de las grandes epifanías de Einstein fue que el tiempo es relativo: se acelera o ralentiza, según a la velocidad que un objeto se mueva en relación a otro.

En la teoría de la relatividad general, los relojes que están sometidos a campos gravitatorios mayores, como por ejemplo un planeta, marcan el tiempo más lentamente.

Este fenómeno de la dilatación del tiempo se comprueba con dos relojes idénticos: uno más cerca y el otro más lejos del planeta, y el resultado es que el que está firmemente anclado a tierra anda más lento que el que está por las nubes, por decir. Y es cierto solamente en el contexto del sistema de referencia del observador.

En nuestros contextos de referencia, o sea nuestras mentes y corazones –que van más allá de ciertas materias grises y músculos que bombean sangre– también es relativo el tiempo: es más lento al ras del suelo, sumergidos en la mugre humana y frustrados con la mediocridad del entorno.

¡Oh!, pero cuando logramos darle tiempo a nuestra imaginación, cuando nos sumergimos tan profundamente en un oficio placentera, levantamos la cabeza tras unos minutos, y alarmados vemos que ya cayó la noche, que no han sido minutos, sino horas, pues hemos estado absortos, con el ánimo arrebatado por este quehacer extraordinario.

Este éxtasis que logramos cuando nos sumergimos en una tarea que nos apasiona hace que el tiempo vuele, como vuela la juventud. O mejor dicho, la reflexión sobre lo vivido.

De jóvenes nos parece que todo marcha como una tortuga. No vemos la hora de que suene el timbre de salida. De chiquilla medía el tiempo hasta llegar a la playa con ciertos hitos: el primer mojón, siempre, el cerro Campana.

Una vez en su cumbre, al iniciar descenso la panorámica con el mar al fondo ya indicaba cercanía. Y a la vuelta otra serie de marcadores: San Carlos, Arraiján, el puente. Parecía interminable el lapso necesario para salvarlos.

Ya de adultos, vuela. Lo vi tan, tan claro, la última vez que tomé el shinkasen, el famoso tren bala del Japón. Un instante se divisaba el monte Fuji a la distancia. En un parpadeo, lo habíamos dejado atrás.

Y qué metáfora tan tremenda para la relatividad de nuestro tiempo, el que nos toca en este planeta del que nadie, salvo Neil Armstrong et cie., sale vivo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

Videos del día Chile: empieza la construcción del mayor telescopio del mundo

Chile: empieza la construcción del mayor telescopio del mundo Chile: empieza la construcción del mayor telescopio del mundo Vídeo
Chile: empieza la construcción del mayor telescopio del mundo AFP

El gobierno chileno lanzó oficialmente el viernes la construcción del mayor telescopio del mundo que será capaz de captar ...

asciende a 11 el número de sospechosos actualmente detenidos Reino Unido rebaja nivel de alerta por progreso en investigación de atentado

En este contexto de seguridad reforzada se celebrarán este fin de semana citas deportivas de primer orden. En este contexto de seguridad reforzada se celebrarán este fin de semana citas deportivas de primer orden.
En este contexto de seguridad reforzada se celebrarán este fin de semana citas deportivas de primer orden. AFP

El nivel de alerta terrorista en Reino Unido fue rebajado el sábado de "crítico" a "grave" por los importantes avances en la ...

CUMBRE Donald Trump pone en jaque la unidad del G7 y evita a la prensa

Trump participó en la segunda jornada de la cumbre del G7 en Sicilia, con la que cierra un viaje de nueve días. Trump participó en la segunda jornada de la cumbre del G7 en Sicilia, con la que cierra un viaje de nueve días.
Trump participó en la segunda jornada de la cumbre del G7 en Sicilia, con la que cierra un viaje de nueve días. AP

El segundo día de reuniones del G7 en el lujoso hotel San Domenico de Taormina (Sicilia) comenzó con la ausencia de la primera ...