Entendiendo el comportamiento

Temas:

Lina* tiene un niño de 10 años, “muy brillante” en ciertas áreas, sociable, cariñoso, elocuente y maduro para su edad, pero “excéntrico”.

“Mi hijo tiene un sentido del humor peculiar y no sabe interpretar el lenguaje corporal y las expresiones de los demás. Tengo que controlar su conducta en público, porque acostumbra a hacer cosas raras. En un centro comercial, es capaz de ponerse a imitar a un avión, moviéndose con los brazos elevados, haciendo el ruido de los motores y hasta cómo suenan los anuncios de la cabina de mando. A su edad no debería hacer eso; tengo que estar explicándole qué cosas son aceptadas socialmente y cuáles no”.

En la escuela recibe atención para su acoplamiento social y cuando hace un examen la maestra le deja usar audífonos o escuchar música para que se relaje, porque el mínimo ruido lo distrae y para poder concentrarse emite sonidos como un arrullo. Le cuesta entender matemáticas, pero comprende bien los principios de la física y le explica a los demás sobre la energía potencial y la cinética. Por su forma de ser y los temas que le interesan, se relaciona más con niños que tienen características similares a él.

El caso de Lissete González* es distinto. A ella le preocupa que el comportamiento del hijo de su vecina pueda influir en su hijo de tres años. “Cada vez que ese niño viene a jugar, tira los carros, los golpea y los daña en vez de hacerlos rodar. No sé por qué hace eso, ya le ha dañado varios juguetes a mi niño”.

OBSERVACIÓN

Es común que los padres se preocupen cuando su hijo o hija tiene amigos imaginarios, no quiere jugar con otros niños, si tiene un tic o comportamientos repetitivos, habla a gritos o hace sonidos de animales en público, cuando tiene problemas en la escuela, es solitario, burlón, etc. Lo importante siempre es encontrar la raíz del comportamiento que le preocupa a los padres, advierte la psicóloga clínica Emma de la Guardia.

Si el niño grita en vez de hablar, ¿es porque en su casa se tiene esa costumbre o porque tiene una deficiencia auditiva? ¿No copia en la escuela porque se le cansa la mano debido a problemas de motricidad, o por otra razón?

A veces, si el niño no ve bien y se sienta en el último puesto, le da pena que los demás lo molesten, entonces no copia y se dedica a hacer desorden para llamar la atención.

De la Guardia señala que cada niño tiene su personalidad y ritmo de adaptación a los cambios, como puede ser un nuevo hermanito, un cambio de nana o de maestra, o un proceso de duelo por la pérdida de un familiar o mascota. Todo esto influye en su conducta.

Por otro lado, los niños imitan comportamientos. Si un pequeño destruye los carros de juguete, tal vez sea porque ve en la TV algún programa donde se destruyen carros, o porque en casa no le enseñaron a cuidar las cosas y le permiten esa conducta. “Si el niño ve que el papá tira las cosas, puede imitarlo. Hay que descartar muchas cosas del ambiente antes de decir que tiene un trastorno”.

Que los niños se disfracen es normal siempre y cuando sea un juego y al terminar se quiten el disfraz y sigan con sus actividades regulares, pero si no es así, hay que analizar por qué el niño o niña se quiere quedar en ese personaje, si lo hace porque se siente fuerte, pierde la pena y es capaz de hacer amigos, allí entra la parte de la autoestima.

Debe hacerse una evaluación integral, es recomendable que lo vea el pediatra, que es el punto de referencia para un fonoaudiólogo, psicólogo u otro especialista.

DESARROLLO

Genevieve Barb, psicóloga clínica de niños y adolescentes, explica que el comportamiento de un niño está mediado en gran parte por factores biológicos hereditarios o congénitos y por la crianza que recibe en el medio que lo rodea, o sea, la cultura y las costumbres que se practican en su hogar.

Hay comportamientos que se consideran comunes a la mayoría de niños y niñas en una etapa de desarrollo o edad específica, por ejemplo, es común que un niño de ocho años pueda leer aceptablemente con cierto nivel de fluidez, pero no que un niño de tres años lea como el de ocho años.

Si esto ocurriese, la conducta del niño más pequeño se aparta de lo común y se percibe como inusual. Lo mismo pasa si el niño de ocho años lee como lo haría uno de cinco años, describe.

En ambos casos, es recomendable realizar una evaluación profesional para determinar las causas de esta conducta inusual y brindar la orientación adecuada a los padres para que puedan comprender mejor a sus hijos.

INFLUENCIAS

Si la madre ha estado sometida a altos niveles de estrés durante el embarazo, el niño sufrió una falta de oxígeno al nacer, o tiene carencias nutricionales, esto podría afectar el comportamiento del niño, respecto a aquellos que no atraviesan esas dificultades. En esta misma línea, su comportamiento se verá afectado en gran medida por la actitud que demuestren los padres y familiares ante la dificultad que tenga el niño o niña.

Algunos trastornos como el autismo, Asperger, déficit atencional y problemas de psicosis también podrían afectar el comportamiento infantil.

La psicóloga Barb señala que investigaciones realizadas al respecto han arrojado a la luz que existen déficits neurológicos de consideración asociados a cada uno de estos trastornos “y que van a expresarse en términos conductuales como comportamientos ´raros´ o conductas que se alejan de lo que se considera como socialmente aceptable”.

De esta manera, añade Barb, son muy frecuentes los trastornos relacionados con ansiedad por separación, los miedos y fobias, enuresis y encopresis (cuando no han logrado controlar la evacuación de orina o heces), los tics, trastorno disocial, trastorno negativista desafiante, trastornos de ingestión alimentaria, trastornos de la comunicación, trastornos de aprendizaje y trastornos de habilidades motoras.

“Otros factores que inciden negativamente en el comportamiento de un niño, dejando secuelas graves en su desarrollo si no reciben atención o ayuda profesional oportuna, son el maltrato físico y verbal, el abuso sexual y la negligencia de parte de los adultos que cuidan al niño”.

MUY INTELIGENTES

La psicóloga clínica Emma de la Guardia indica que los niños con alta capacidad intelectual también requieren una evaluación porque pueden “flaquear” en la parte motriz.

“Hay que ayudarlos a ellos, a los padres y maestros para que puedan explotar su intelecto, pero sin descuidar las otras áreas, para que se desarrollen integralmente”.

Además, tanto el niño con problemas de aprendizaje o retardo como el que tiene alta capacidad necesitan atención especial en la escuela. El niño que está retrasado en su aprendizaje se puede portar mal y el que está más avanzado, se aburre y también puede presentar problemas de conducta.

Por otro lado, es importante trabajar en su autoestima para que entiendan que no son los únicos que tienen algún problema.

Generalmente, se piensa que al niño con alta capacidad intelectual solo le gusta leer y prefiere no interactuar con otros.

En ese sentido, la psicóloga Genevieve Barb indica que hay que tomar en cuenta que cada persona tiene rasgos de personalidad, gustos y preferencias distintos y que probablemente los niños con estas características tienden a ser un poco más retraídos o introvertidos y su conducta se encontrará dentro de lo que se considera como “normal”.

Otro escenario, agrega, podría ser el hecho de que niños muy inteligentes quizás no interactúen con otros de su edad, porque les es difícil encontrar temas de interés en común y por eso tienden a retraerse.

“La interacción con sus pares no es motivadora para sus intereses, por ejemplo, si desean hablar o comentar acerca de algún descubrimiento científico reciente que hayan visto en algún documental o en internet, cuando sus pares solamente quieren hablar de caricaturas o de deportes”.

En ambos casos, siempre que exista una duda por parte de los padres sería recomendable realizar al niño o niña una evaluación profesional.

TAREA DE PADRES Y DOCENTES

Los padres y maestros deben estar atentos a las conductas que pudieran considerarse inusuales para el rango de edad del niño o niña. En la escuela, hay que prestar atención si no participa en clase, es muy penoso o se burla y maltrata a otros. También, si ya está en primer grado y no interactúa con los demás pero sí habla con amigos imaginarios.

“En ciertos casos, conductas de los hijos que son vistas a veces por los padres como ´pillerías o maldades´, o como ´destrezas excepcionales´, pudieran ser indicios de que hay algún trastorno que las está provocando y que requiere de trato profesional”, advierte la psicóloga Barb, que recomienda un manejo integral de cada caso por parte de un equipo interdisciplinario.

Los padres pueden consultar al pediatra de cabecera o a un psicólogo infantil y en caso de que se amerite, cada profesional extenderá referencias a otros especialistas que pudieran intervenir de manera oportuna en el manejo del problema. *(El nombre fue cambiado)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

SUPUESTO DELITOS DE ROBO Y HOMICIDIO Suspenden audiencia a Wild Bill programada para el 5 de diciembre

William Dathan Holbert alias "Wild Bill" es investigado por los delitos de robo y homicidio a cinco extranjeros en 2010. William Dathan Holbert alias "Wild Bill" es investigado por los delitos de robo y homicidio a cinco extranjeros en 2010.
William Dathan Holbert alias "Wild Bill" es investigado por los delitos de robo y homicidio a cinco extranjeros en 2010. Archivo

El Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial informó la suspensión de la audiencia del proceso que se le sigue a William ...

SOLEMNE CEREMONIA Repatriados los fallecidos en el accidente de avión de Colombia

Esta tarde se completó la repatriación de las 71 víctimas mortales del siniestro ocurrido el lunes. Esta tarde se completó la repatriación de las 71 víctimas mortales del siniestro ocurrido el lunes.
Esta tarde se completó la repatriación de las 71 víctimas mortales del siniestro ocurrido el lunes. REUTERS/Jaime Saldarriaga

Con una solemne ceremonia miliar, las repatriaciones de los 71 fallecidos en el accidente de avión en territorio de ...

NUEVO ACUERDO FARC comienza a destruir explosivos tras entrar en vigencia paz en Colombia

Luego de lo pactado las FARC tendrán 30 días para estar concentrados en 27 puntos, donde progresivamente dejarán sus armas bajo supervisión de la ONU. Luego de lo pactado las FARC tendrán 30 días para estar concentrados en 27 puntos, donde progresivamente dejarán sus armas bajo supervisión de la ONU.
Luego de lo pactado las FARC tendrán 30 días para estar concentrados en 27 puntos, donde progresivamente dejarán sus armas bajo supervisión de la ONU. AFP

Las FARC comenzaron a "destruir materiales explosivos" y esperan "las primeras excarcelaciones de rebeldes", tras la entrada ...