Fragilidad institucional de la mano de Colombia

Temas:

El siglo XIX se inauguró y se clausuró con actos de corrupción. El soborno de las tropas por parte de las elites criollas selló la independencia de España en 1821 y la separación de Colombia en 1903.

Las fuentes consultadas confirman que la práctica había echado raíces en la sociedad panameña. Tanto Mariano Arosemena, en 1821, como su hijo Justo, tres décadas más tarde, escribieron acerca de este momento. El primero relató que él y sus hermanos fueron los encargados de sobornar a las tropas realistas reuniendo de “sus fortunas... un bolso abundante para pagar las deserciones a alto precio”. El segundo, en su conocida obra El Estado Federal de Panamá, escribió: “Intrigas y oro fueron nuestras armas; con ellas derrotamos a los españoles”.

Durante las tres décadas de vigencia del sistema federal (1855-1885), la fragilidad institucional provocó la ingobernabilidad del territorio. En los 22 años transcurridos entre la Constitución de Río Negro, en 1863, y el fin del federalismo en 1885, Panamá tuvo siete Constituciones y 26 presidentes, de los cuales solo cuatro lograron culminar su mandato.

El desgobierno se inició en el momento mismo de la adopción del federalismo, cuando Justo Arosemena, jefe superior provisional, renunció, tres meses después de asumir el cargo en septiembre de 1855. Ya en las primeras elecciones convocadas por su sucesor Francisco de Fábrega para escoger a los diputados y al gobernador en propiedad, se intentó alterar el resultado y hubo que expulsar del territorio a algunos diputados para evitar un levantamiento del arrabal.

Según José María Samper, durante la vigencia del federalismo, Panamá se destacó sobre los otros estados por su “inestabilidad, por el escándalo constante de sus insurrecciones de cuartel, por la inmoralidad de sus círculos políticos y sus prácticas de gobierno”. La guardia federal, un cuerpo carente de entrenamiento y venal, fue el motor de muchos de los levantamientos.

A modo de ejemplo, vale la pena mencionar que en 1865, el batallón Tiradores derrocó al presidente Leonardo Calancha, quien organizó una invasión al istmo, mientras el entonces presidente Gil Colunje designaba al general Vicente Olarte para que reprimiera la agresión. Por su parte, Olarte, quien sustituyó a Colunje, no logró finalizar su mandato, pues “según se supone fue envenenado” con vino adulterado en un banquete en la isla de San Miguel. Dámaso Cervera y Pablo Arosemena apenas lograron ocupar el cargo durante algunos días, en tanto que Gabriel Neira y Gregorio Miró fueron víctimas de conspiraciones y levantamientos. Por su parte, Buenaventura Correoso y Ricardo Casorla se separaron de la presidencia por la imposibilidad de gobernar.

Durante estos años, el artesanado del arrabal entró en bancarrota como consecuencia de la fiebre del oro, cuando la llegada de productos extranjeros renovó los patrones de consumo en la ciudad de Panamá, lo que condujo a las castas santaneras a engrosar las filas de los clientes políticos de los bandos opositores. La dramática politización del arrabal fomentó los levantamientos armados que tenían como finalidad la obtención de empleos públicos.

Las escasas opiniones vertidas sobre la clase política panameña en el siglo XIX coinciden en presentar a un grupo oportunista y divorciado del anhelo de gobernar por el bien común. En 1865, el ministro de Estados Unidos en Bogotá, Allan Burton, escribió: “Es en verdad difícil imaginar un ejemplo de gobierno más deprimente que la autoridad ejercida por los insignificantes jefes de los estados costeros, entre los cuales el peor es Panamá . . . Estos estados están casi uniformemente en manos de hombres, cuyo principal incentivo para ocupar los cargos es la oportunidad que se les ofrece para conseguir sus egoístas e indignos fines”.

En términos similares se expresó, casi tres lustros más tarde, el político colombiano Carlos Martínez Silva: “La política en Panamá carece de principios y de dignidad... la lucha empeñada para saltear el poder, con rapacidad escandalosa, no es siquiera entre círculos, sino entre familias; aquello parece una miniatura del Perú o una caricatura de las repúblicas italianas de la Edad Media”.

Desafortunadamente, la documentación confirma estas opiniones.

FUENTES

Editor: Ricardo López Arias

Textos: Celestino Araúz y Patricia Pizzurno

Fotografías: Colección RLA/AVSU

Comentarios: ´vivir+@prensa.com´

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

estados unidos McCain regresará al Senado para votación sobre reforma de salud

Al senador John McCain le fue diagnosticado glioblastoma, un cáncer cerebral muy agresivo. Al senador John McCain le fue diagnosticado glioblastoma, un cáncer cerebral muy agresivo.
Al senador John McCain le fue diagnosticado glioblastoma, un cáncer cerebral muy agresivo. AP

El veterano senador republicano John McCain regresa el martes al Senado de Estados Unidos, tras ser diagnosticado de cáncer al ...

Copa del Mundo Novena Sub-12 viaja a Taiwán llena de ilusión

El equipo panameño debutará el 28 de julio ante Corea del Sur. El equipo panameño debutará el 28 de julio ante Corea del Sur.
El equipo panameño debutará el 28 de julio ante Corea del Sur. CORTESÍA/Fedebeis

Con mente positiva y dispuesta a dar pelea hasta el último out, este lunes viajó rumbo hacia Taiwán, la selección de béisbol ...

CATAR ES ACUSADO DE APOYAR EL TERRORISMO Erdogan termina en Catar su gira de mediación por el Golfo

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (izq.) se reunió con el jeque emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani (der.). El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (izq.) se reunió con el jeque emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani (der.).
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (izq.) se reunió con el jeque emir de Catar, Tamim bin Hamad Al Thani (der.). AFP

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró el lunes que su gira por los países del Golfo había ayudado a aliviar las ...