Fraude postelectoral

Temas:

Caricatura es italianismo. ´Caricare´ es exagerar. En este retrato se distorsiona la apariencia física. Puede ser de una persona. Se destacan los rasgos marcantes de alguien. Se exageran. Se aumentan. Se disminuyen. Como la democracia panameña. Si no se anima llamarle dictadura al estado de la nación, pues reina el autoritarismo, puede denominarle caricatura de democracia. Caricatura de cuerpo presente. Fraude presente y a la vista.

¿Cómo se atreve a identificar como fraude el proceso progresivo de cooptación de escaños por el partido gobernante? No es un fraude común. Lleva la marca de la lacra del juegavivismo patrio. Lo contrario de aquello que signó la senda de nuestros progenitores desde hace varios siglos. Debe ser castigado por la ley, sin embargo personas civilizadas prefieren mirar hacia otro lado, como si la putrefacción ocasionara dolor de patria, y optáramos por el mecanismo de negación.

¿Qué diferencia existe entre la votación con cédula de difuntos o el hurto de las urnas y la vulneración de la confianza que depositó el elector en determinada persona para que lo representase? La primera es fraude electoral y la segunda fraude postelectoral.

La toma de decisiones de esas personas que fueron electas debe responder a la voluntad colectiva de los miembros del grupo que los eligió. Salvo que esos miembros revalúen esa determinación en un cabildo u otra forma de consulta. La gran mayoría de personas educadas está de brazos cruzados, como si el Sanedrín de acá le dictara a Poncio Pilatos que los hechos están consumados, y que, por lo tanto, no nos queda otra opción que esperar el próximo Carnaval o Mundial de Béisbol para celebrar.

En la democracia, las decisiones colectivas son adoptadas mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. Esos diputados chaqueteros han perdido toda legitimidad, y su fraude no es repudiado por la unanimidad de este pueblo por un sentido playero de la vida y el acomodo, como el diagnóstico-vaticinio de Demetrio Herrera Sevillano: Paisano mío,/panameño:/ tú siempre respondes: ´sí´./ Que no para luchar/que no para protestar/cuando te ultrajan a ti/.

Las prácticas chaqueteras de un puñado de diputados son un ultraje a quienes les confiaron sus votos. Si quieren cambiar de partido, pues no están cómodos en aquel bajo el cual compitieron o pretenden nuevos aires clientelistas, entonces que lo hagan sin la curul. Esa banca corresponde a quienes emitieron su voto por él. Caricatura de democracia.

¿Cuál es el papel de la oposición política ante esta crisis institucional?, me preguntaron hace unos días periodistas de medios españoles. “Ninguno”, les respondí. Los grupos de oposición, que podrían tratar de frenar este colapso democrático, están enfrascados en sus rupturas internas, en la mejor de las hipótesis. Valen más las posiciones individuales, como las del diputado Blandón. Algunos sectores de esos colectivos, en el fondo de ellos, envidian la praxis político-mercantilista martinelliana.

El clientelismo minó la institucionalidad que construyeron, en medio de tantas dificultades, decenas de dignatarios y cabezas pensantes en la era republicana. Sin valores y sin ideología de sus actores, cayó ante el miedo, la chequera, la piñati y la compraventa.

Hubo y hay fraude electrónico y fraude mediático: hoy es el fraude postelectoral. Recuerde bajo qué paraguas se cubría el diputado por el que usted votó. Lo felicito –provisionalmente– si el diputado por el que optó aún no es chaquetero. Seguiremos informando.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo Misión tripartita en Colombia pide celeridad para cumplir tiempos de acuerdo de paz

Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad. Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad.
Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad. AFP/Joaquín Sarmiento

La misión en Colombia que verifica el cese al fuego y la dejación de armas de las FARC, pactados en el acuerdo de paz sellado ...

PRODUCTOS Aduanas incauta 260 sacos de banano procedente de Costa Rica

Se presume que el banano venía de Costa Rica. Se presume que el banano venía de Costa Rica.
Se presume que el banano venía de Costa Rica. Especial para La Prensa/Sandra Rivera

Mediante un operativo en la zona fronteriza de Renacimiento, Chiriquí, la Autoridad Nacional de Aduanas decomisó 260 sacos de ...