Historia triste de un poeta (triste)

Temas:

Cuando tenía casi 80 años, y sin apenas darse cuenta, se enamoró de una de sus mejores alumnas. El último tren, se dijo. ¿Y Pilar, qué va a pasar con Pilar? Pilar, su mujer de toda la vida, había sido una profesora de literatura totalmente loca.

Una de sus más importantes apreciaciones: “Cervantes, en el Quijote, no tiene aliento”, repitió, hasta que todo el mundo se hizo eco de su criterio.

El poeta triste desoyó las llamadas de su conciencia de toda la vida y se lanzó a la aventura: a conquistar a Milagros, su alumna predilecta.

La acosó con talento, le recitó poemas que iba inventando al socaire de su creciente pasión, esmeró su cercanía y consiguió que la chica estuviera pendiente de él durante todo el tiempo de la clase diaria que le daba.

Al final, sin poder aguantar, se lo dijo: que estaba enamorado de ella y que la requería de amores. Así le dijo el viejo y triste poeta: te requiero de amores. Una manera demasiado retórica de decirle que la deseaba.

La muchacha se avergonzó, se llevó las manos a la boca, cerró los ojos, dijo que no una y otra vez. Dijo que no siempre, y dejó también de ir a las clases del viejo poeta triste.

El rapsoda se vio de repente deslizándose por un abismo que no conocía, un abismo que no terminaba nunca, sino que él iba cayendo en el sueño y en la realidad en una suerte de reposo total, lleno de un ansia que tampoco conocía y de un pavor que le duraba cuatro horas cuando todos los días un par de veces llegaba el ataque a matarlo de miedo.

AMOR PERDIDO

Comenzó a pelear continuamente con Pilar, hasta que ella echó de su casa al poeta triste, aunque él le diría a los amigos que se había ido él por su cuenta, a seguir la aventura con Milagros que había empezado clandestinamente. Así se miente y así queda la historia.

Se fue a vivir a un hotel, muy cerca de su casa, llamado el Nivaria, se llevó dos maletas de ropa y allí, en el hotel, escribió los peores poemas de su vida y se bebió las más negras botellas de vino, llenas de amarguras, que iba trasladando al papel como si sus poemas fueran a ser publicados al día siguiente, con un ardor veloz que no le dejaba tiempo para otra cosa que para escribir y para la tristeza.

Después de dos meses en el hotel, los dueños del Nivaria le pidieron al poeta que por lo menos pagara la cuenta de uno de los dos meses que ya iba debiendo sin haber pagado ni una de las cuentas que había consumido. El poeta triste se deshizo en excusas, pidió que le concedieran un plazo mayor, que le concedieron sin demora, pero él comenzó a llenarse de miedos por la noche. Ya no le bastaba escribir su poema diario al amor perdido de Milagros, que había desaparecido de su entorno y su cotidianidad.

Ya no le bastaba con tomarse, mientras escribía, un par de botellas de vino tinto que terminaban de agriar y enfermar aquel estómago ya hastiado de aguantar excesos alcohólicos.

Había engordado en esos dos meses más de 20 kilos, apenas podía caminar y los pocos amigos que lo vieron así pasear con dificultad cerca del Nivaria le llamaron la atención sobre su estado físico. “Pareces un monstruo”, le dijo el mejor de sus amigos.

El viejo poeta triste no sabía cómo quitarse de encima todos aquellos fantasmas que le habían caído en su inútil esfuerzo por conquistar a Milagros, pero tampoco sabía cómo salir del atolladero en el que se había metido en el Nivaria: no podía pagar porque no tenía dinero, había mentido diciéndole a los dueños que le iba a entrar una gran cantidad de dinero, que estaba al caer, y que entonces pagaría.

Había mentido, pero seguía viviendo y bebiendo en el bar del Nivaria, consumiendo las viandas más caras del menú y degustando en exceso los magníficos vinos de la bodega del hotel.

Entonces volvieron a darle en el hotel una nueva llamada de atención: tenía que pagar o darían parte a la policía.

Un par de días después, el poeta triste decidió lo que tenía que hacer. Como otro día cualquiera, salió del hotel a dar una vuelta por los alrededores, dejó en su habitación los poemas, todo su equipaje y las botellas vacías del vino de los últimos días, y se marchó del hotel, como si nunca hubiera estado en él. Sin pagar la cuenta, se decía que él no era aquel que había estado en el hotel más de tres meses.

Volvió a su casa, donde su mujer estaba terminando su interminable trabajo sobre el poco aliento de Cervantes en el Quijote y, como si tal cosa, le preguntó a su mujer qué había de comer. “Carne con papas, está en la nevera”, le dijo ella como si la larga ausencia no hubiera sido tal.

El viejo poeta triste se fue a la nevera, sacó el cuenco con la comida, lo puso al fuego y espero unos minutos a que se calentara. Después, tranquilamente, se la comía como si se comiera su propia historia triste de viejo poeta triste.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo El periodista Braulio Jatar detenido en Venezuela padece de cáncer de piel

El pasado 7 de septiembre la Sociedad Interamericana de Prensa exigió la liberación del periodista venezolano-chileno Braulio Jatar. El pasado 7 de septiembre la Sociedad Interamericana de Prensa exigió la liberación del periodista venezolano-chileno Braulio Jatar.
El pasado 7 de septiembre la Sociedad Interamericana de Prensa exigió la liberación del periodista venezolano-chileno Braulio Jatar. Cortesía/SIP

El periodista y director del portal Reporte Confidencial, Braulio Jatar, detenido desde el pasado sábado 3 de septiembre, en ...

Estados Unidos La actriz Sofía Vergara es demandada en nombre de sus propios embriones

La demanda interpuesta por los embriones 'Emma' e 'Isabella' fue presentada ante una corte de Luisiana. La demanda interpuesta por los embriones 'Emma' e 'Isabella' fue presentada ante una corte de Luisiana.
La demanda interpuesta por los embriones 'Emma' e 'Isabella' fue presentada ante una corte de Luisiana. AFP

La estrella de la televisión Sofía Vergara enfrenta una bizarra demanda en nombre de dos embriones congelados que ella fecundó ...

RESULTADOS FINANCIEROS Dell revela 16 mil millones de dólares en ventas en primer trimestre con EMC Corp.

Michael Dell hizo una fusión para lidiar con la demanda cada vez mayor de servicios de nube. Michael Dell hizo una fusión para lidiar con la demanda cada vez mayor de servicios de nube.
Michael Dell hizo una fusión para lidiar con la demanda cada vez mayor de servicios de nube. Tomada de Twitter

Dell Technologies Inc. registró ventas por 16 mil 200 millones de dólares en el primer informe trimestral que resalta los ...