Ingenua Cenicienta

Temas:

¿Cómo se le dice a una niña que va encontrar a su príncipe azul y que va a ser feliz para siempre? La vigencia de una historia como la Cenicienta se justifica con la vida misma, con la posibilidad que tenemos de despertar cada mañana y sentir que los sueños sí se pueden hacer realidad, que cada día nos regala la oportunida de intentarlo una y otra vez.

Cuando los tiempos que corren anuncian el trastoque irremediable de valores como el amor, la lealtad, la generosidad y la inocencia, musicales como Cenicienta nos regresan a un punto de la infancia eterna, a la pureza de saber que el niño que se encuentra entre el público quedará inspirado por la voluntad del príncipe, que hará lo que sea por encontrar a la chica de la cual se enamoró.

¿Acaramelado? ¿Cursi? Pero cuántas maravillas no se ven en la admiración de las chiquitas viendo cómo los harapos de la pobre Cenicienta (Analía Núñez) se transforman en un hermoso vestido, gracias a su hada madrina (Natalie Harris).

Cenicienta, el musical, conserva la ingenuidad de la versión que Disney nos ha transmitido de generación en generación. La historia del triunfo del bien sobre el mal continúa convocando audiencias familiares que no se resisten ante una puesta en escena “mágica” que alcanza su cumbre en el preciso momento en que los ratones se convierten en una luminosa carroza que lleva a esta niña bonita a un baile.

El escenario se reaviva en el preámbulo del gran encuentro entre Cenicienta y el príncipe. La ilusión del porvenir emociona cuando la princesa realiza el recorrido en su carruaje.

La balanza antagónica descansa sobre la madrastra (Fabiola Sánchez) y las hermanastras (Andrea Pérez Meana y Cristina Contreras), dos seres ridículamente crueles y egoístas.

Cuando el príncipe lleva la zapatilla de cristal y va en busca de la muchacha a la cual le quede, ocurre un ligero cambio argumental que viene siendo un guiño para los padres que guardan la referencia del cuento.

Para los adultos, la historia es más que conocida, sin embargo en esta puesta –dirigida por Juan Carlos Adames– encontramos aportes de valor como el personaje de Lionel, interpretado por Andrés Morales, quien, pese a un maquillaje que podría mejorarse, fue un excelente sostén para el desarrollo del príncipe.

La participación de los ratones mágicos fue un recurso divertido que colaboró en la atmósfera de la historia y además facilita la interacción con el público, algo que se agradece ahora que las películas en 3D se han apoderado de la capacidad de sorpresa de los niños.

La música acompaña la trama; el director musical es José Pepe Casís y las coreografías están a cargo de Yilca Arosemena. La parte técnica –fundamental para que ocurra la magia– es responsabilidad de Juan Carlos Adames.

Que las niñas se vean reflejadas en una princesa que es recompensada con amor después de todo el sufrimiento pasado, no tiene que ser una utopía ni mucho menos signo de debilidad o de machismo.

Querer sentirse lindas y queridas debe formar parte del imaginario de vida que aspiramos a tener en la realidad. Y ser felices por siempre con esa pareja que, aunque no sea un príncipe, tenga la capacidad suprema de dar amor.

MÁS INFORMACIÓN

LUGAR: Teatro en Círculo

FECHA: Hasta el 26 de agosto

FUNCIONES: De miércoles a viernes a las 7:30 p.m., sábados a las 3:00 p.m. y 6:00 p.m. y domingos a las 2:00 p.m. y 5:00 p.m.

BOLETOS: $30 a través de ´ www.boletospanama.com´

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Manuel antonio noriega Una vida de sombras

TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso. Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria en la Escuela República de México. TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso.  Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria  en la Escuela República de  México.
TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso. Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria en la Escuela República de México.

El hombre blande un machete y arenga a una multitud desde un atril en el Centro de Convenciones Atlapa, la tarde del 30 de ...

Obras Públicas A través de adenda, modificarán el diseño de la vía Pedregal-Gonzalillo

La obra lleva 16% de avance. La obra lleva 16% de avance.
La obra lleva 16% de avance.

El diseño  conceptual de la  ampliación de la carretera  Pedregal-Gonzalillo- Transístmica, que se adjudicó a un precio de ...

El exgeneral murió a los 83 años de edad Noriega, el ascenso y caída de un dictador

La invasión a Panamá el 20 de diciembre de 1989 saca del poder al dictador Manuel Antonio Noriega. Esta foto del exdictador fue tomada en marzo 1988. La invasión a Panamá el 20 de diciembre de 1989 saca del poder al dictador Manuel Antonio Noriega. Esta foto del exdictador fue tomada en marzo 1988.
La invasión a Panamá el 20 de diciembre de 1989 saca del poder al dictador Manuel Antonio Noriega. Esta foto del exdictador fue tomada en marzo 1988. Panamá/LA PRENSA/Archivo

15 de diciembre de 1969. Manuel Antonio Noriega, entonces jefe policial en las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, ...