Inti-Illimani y su ´Máquina del tiempo´

Los Inti-Illimani, considerados unos embajadores de la música latinoamericana, ofrecen en Nueva York un recorrido por su repertorio, fruto de 45 años de carrera.

Temas:

El grupo musical chileno Inti-Illimani comenzó ayer en Nueva York, “la capital cultural de la humanidad”, según dijo a Efe uno de sus fundadores, Jorge Coulon, la parte estadounidense de su gira “La máquina del tiempo”.

Los Inti-Illimani hicieron ayer sábado en el Centro Kupferberg del Queens College un recorrido por su gran repertorio, fruto de 45 años de carrera, que incluye desde melodías folclóricas andinas a tangos, pasando por sambas y canciones mexicanas de amor.

“Lo bonito de lo que deja Inti-Illimani es haber configurado una música que mezcla lo que las fronteras políticas niegan a América Latina”, afirmó Marcelo Coulon, otro de los fundadores y hermano de Jorge.

Con un repertorio de más de 400 canciones “siempre es difícil complacer todo el mundo”, señaló Jorge, y su hermano apuntó que en cualquier caso en sus espectáculos es obligado cantar a los chilenos Violeta Parra y Víctor Jara.

La gira incluye conciertos en seis estados de EU.

Los chilenos tendrán como invitado en los últimos tres conciertos al joven cantante Nano Stern, con quien grabaron el video del tema “La siembra”, que estará incluido en el próximo disco del grupo, La máquina del tiempo, que incluye colaboraciones con otros artistas.

PASIÓN

Jorge y Marcelo aseguraron que Inti-Illimani conserva “la misma pasión” por la música que hace 45 años.

“Sería injusto para los músicos jóvenes decir que ha sido difícil porque en realidad no ha sido así”, aunque en lo personal y lo político siguen presentes los 15 años de exilio en Italia, tras el golpe militar de Augusto Pinochet en Chile en 1973, ocurrido cuando se encontraban en su primera gira por Europa, dijo Jorge.

“Esa es la parte dolorosa porque la situación del exilio es de angustia, no siempre es voluntaria”, dijo el músico, quien lamentó que durante esos años murieron amigos como el cantautor Víctor Jara (1932-1973), asesinado por la dictadura de Pinochet.

Aunque esa situación es difícil de compensar “al poner en una balanza lo que ha sido la carrera del grupo, el cariño de la gente, la importancia que nuestro trabajo ha tenido en la música latinoamericana, el balance es positivo, sobre todo en el terreno de la música”, agregó.

“Lo que me gusta acerca de nuestro grupo hoy es que los riesgos creativos son muy acordes con nuestra historia, al tiempo que nos abre a la perspectiva de muchas, muchas posibilidades”, indicó.

Marcelo aseguró, por su parte, que si tuviera que elegir algo de sus años en los escenarios con el grupo Inti-Illimani se “quedaría con la calidad humana” de la gente con la que han trabajado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

TRAS APAGÓN DEL PASADO 18 DE SEPTIEMBRE Aeropuerto de Tocumen trabaja en fortalecer el sistema eléctrico

El daño en el sistema eléctrico causó la cancelación de 150 vuelos y provocó inconvenientes a más de 10 mil pasajeros.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Valor catastral 10 preguntas sobre el nuevo impuesto de inmuebles

La reforma al impuesto de inmuebles ya fue aprobada en la Asamblea Nacional y  entrará en vigor a partir de 2019.

TENSIÓN Trump: Ensayo de misil iraní pone en entredicho el acuerdo nuclear

El presidente de Estados Unidos Donald Trump. El presidente de Estados Unidos Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos Donald Trump. AFP/Archivo

El ensayo de un nuevo misil de mediano alcance por parte de Irán puso en entredicho el acuerdo nuclear con Estados Unidos y ...

SUFRIÓ EN ENERO UN INFARTO AL CORAZÓN Antonio Banderas dice que quedan ‘muchas orejas por cortar’

El actor Antonio Banderas. El actor Antonio Banderas.
El actor Antonio Banderas. AP/Archivo

Antonio Banderas señaló que todavía le quedan “muchas orejas por cortar”, en un guiño a una práctica habitual en el mundo del ...