Juanes: Nunca pensé que iba a escribir

Destrozado por la desintegración de su grupo Ekhymosis y temeroso de no tener un futuro en la música, Juanes vendió sus pocas posesiones en Medellín y decidió irse a probar suerte en Estados Unidos.

Temas:

Esta foto del 24 de enero de 2013 muestra la portada de la versión en inglés del libro 'Chasing the Sun' del cantante colombiano Juanes.

NUEVA YORK, Estados Unidos. (AP).–  Destrozado por la desintegración de su grupo Ekhymosis y temeroso de no tener un futuro en la música, Juanes vendió sus pocas posesiones en Medellín y decidió irse a probar suerte en Estados Unidos.

Eran finales de los años de 1990 cuando tomó un vuelo con destino a Miami en el que, casualmente, viajaban los Aterciopelados, que iban como nominados a los premios Grammy.

“Dios mío, ¿qué estoy haciendo? Dame fuerzas para seguir adelante”, pensó entonces el roquero colombiano sin imaginarse que apenas tres años después, y tras pasar también duras épocas en Nueva York y Los Ángeles, conseguiría él mismo el primero de 19 Latin Grammy y dos Grammy y llevaría sus canciones a lugares remotos que ni siquiera soñó algún día visitar.

Esta es una de las anécdotas que Juanes relata con gran candidez en Persiguiendo el Sol, un libro autobiográfico que sale a la venta el martes en español e inglés (Chasing the Sun) bajo el sello Celebra del grupo Penguin, y que dice él mismo escribió sin la ayuda de un ghostwriter.

“Nunca pensé que iba a escribir”, confesó el cantautor de éxitos como A Dios le pido y La camisa negra en una entrevista reciente con The Associated Press. Y dijo que en total tardó unos seis meses entre la recolección de fotografías –que abundan–, la escritura y la revisión del texto.

“Iba con mi computadora a todos lados, iba agregando cosas a medida que iba refrescando la memoria. Un lugar me iba conectando con el otro”. En Persiguiendo el Sol Juanes aborda momentos en su vida conocidos por todos y otros no tan conocidos –como cuando estando de gira en Ginebra vio por la ventana de su hotel lo que cree fueron ovnis o cómo pasó años construyéndose él mismo una motocicleta que luego se convirtió en su modo de transporte–, ahondando en los sentimientos que atravesaba en cada uno de esos momentos y relatando con gran honestidad cómo llegar a la cima le fue pasando factura a su vida familiar y espiritual.

Habla de una época de fracasos en la que sintió que pisó fondo, cuando el agotamiento de años viviendo prácticamente de gira drenó su energía y su creatividad y requirió un descanso que llevó a la ruptura con su mánager de años, Fernán Martínez, recuperando el control de su tiempo y el tiempo con su familia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

EL COLOR DE LAS HECES Y LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE COLON Atención cuando va al baño

A a partir de los 50 años de edad se recomienda hacerse una colonoscopia preventiva. A a partir de los 50 años de edad se recomienda hacerse una colonoscopia preventiva.
A a partir de los 50 años de edad se recomienda hacerse una colonoscopia preventiva. FOTOLIA

Es importante prestar atención a los cambios en los hábitos de defecación y a las heces, porque su consistencia o el color ...

Pura lectura Tres mujeres inmortales

La primera novela de Beatriz Rivas, La hora sin diosas, es un tríptico, una novela biográfica de tres mujeres inmensas, ...

Operación minera, en total abandono Las ruinas de Petaquilla

Yamil Sánchez, director nacional de Protección de la Calidad Ambiental, explica los daños por erosión que se registran en las tinas de relave. Yamil Sánchez, director nacional de Protección de la Calidad Ambiental, explica los  daños por erosión que se registran en las tinas de relave.
Yamil Sánchez, director nacional de Protección de la Calidad Ambiental, explica los daños por erosión que se registran en las tinas de relave. LA PRENSA/ Humberto Rueda

“Yo que tú no me acerco mucho papá ahí está el cianuro, y si lo respiras…”, advierte un hombre de unos 55 años, amable y de ...