Latifundios y desplazamiento indígena (I)

Temas:

El desconocer la historia, la pobre conservación de los archivos oficiales, parroquiales y familiares ha llevado a un retardo en lo relativo a mensurar cómo ha sido la historia agraria de Chiriquí, la tenencia o posesión de la tierra. ¿Por qué el acúmulo de ella en unas cuantas familias? Son explicaciones necesarias que merecen una referencia un tanto detallada.

Fue esto un motivo, para que don José de Obaldía Orejuela asumiera a mediados del siglo XIX la responsabilidad de documentarse para exponer un anteproyecto de ley ante el Congreso Bogotano, de tal manera que se pudiera dirimir este asunto a través de sensatos juicios históricos. Fue la fórmula para reglamentar el usufructo de tierras baldías o de producción.

Ahora precisa citar sus comentarios: “... el deslinde de los derechos sobre tierras llamados comunidad, ... en bien de la riqueza pública y por el sosiego de las familias, son la generalidad de los casos, inciertos, confusos y, por lo mismo, la fuente de numerosos pleitos y constantes desavenencias”. (De Obaldía Orejuela en Revista Lotería No.152, 1968, p.55).

Estos renglones a groso modo desdibujan cómo acontecieron tales situaciones en la provincia de Chiriquí, región de amplias llanuras y altiplanos de producción. Durante el período colonial estuvo conformada por haciendas, en manos de los blancos, y con cultivos de maíz y plátanos en los sectores llamados reducciones o doctrinas de indígenas, que luego formaron los poblados de Bugaba, Boquerón, Dolega, San Pablo, Gualaca, San Lorenzo, San Félix, San Antonio y Tolé. Estos últimos, tributarios directos de la corona española.

Un tema como este requiere de una explicación histórica amplia. Es un proceso que se produce desde principios del siglo XVIII cuando la corona española, sumergida en las guerras de sucesión, optó por emitir una cédula real en 1705, en la cual traspasaba el señorío de sus tierras de producción, incultas, a los diversos municipios del istmo bajo la estipulación de equis cantidad de pesos. De esta manera, se otorgaba a los cabildos la opción de dar títulos de propiedad, lo que obligaba a los hacendados a legitimar sus tierras de producción. De esta forma, en el partido de Alanje, los Gallegos, los Araúz, los González Candanedo, los Medina, los Jurado, los Díaz de la Palma, los Losada, los Fernández de los Ríos, los Santamaría, los Martínez, los Caballero y otros se hicieron poseedores de amplios y extensos terrenos de producción.

En lo relativo al indulto de tierras, por informes del marqués de Villarrocha, presidente y gobernador del Reino de Tierra Firme, se sabe que entre 1703-1705, para socorro de la infantería y por estrecheces en las Cajas Reales, se recaudaron 18 mil novecientos cuarenta pesos por indulto o composiciones de tierras.

Fue esta una medida que indujo a los hacendados chiricanos al acaparamiento de extensos territorios que, por insignificantes sumas, podían legalizar; lo que a su vez, empezó a empujar a los indígenas a desplazarse hacia las montañas y a los labradores, que ocupaban tierras que aún no habían sido delimitadas, a experimentar pleitos y abusos por parte de los hacendados.

Hubo casos, como el del cura mercedario Francisco Falcón, quien hacia 1728 indultó las tierras de Cocobarú o Chimán, alrededor de novecientas hectáreas, en 100 pesos, las cuales estaban entrecruzadas por el río Chiriquí, en diversos sectores para formar diversos islotes, ricos en materia de producción.

Estas tierras luego fueron adquiridas por doña María Josefa Medina Araúz de González Candanedo, quien a su vez se las enajenó a su yerno, don José Antonio González Candanedo Araúz en 1790. Precisamente, a través del memorial de este último dueño en 1828, se revela que este protestaba ante el Municipio de Alanje por la intromisión de los labradores en sus posesiones. Sus quejas implicaban cierta afectación a la conservación de sus potreros, puesto que la tala y quema (técnica agrícola de la época) producía estragos en sus tierras de producción.

De parte de los labradores, hombres milicianos, afromestizos, dispersos por tierras baldías, las nuevas disposiciones legales, que permitieron la conformación de amplios latifundios, los obligaba a trasladarse a sectores montañosos en busca de nuevas opciones de producción. Precisamente, su mujer legítima, doña Andrea de Medina de González Candanedo, entabló un pleito en contra de algunos labradores dolegueños en 1847 por disputas en las que las partes reclamaban predominio y usufructo por el uso de las tierras aledañas a los brazos del río Cochea, donde trashumaban sus reses para la época de verano.

(Archivo Nacional de Panamá, expediente judicial).

FUENTES

Editor: Ricardo López Arias

Textos: Mario J. Molina Castillo

Fotografías: Colección RLA

Comentarios: vivir+@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos Viaje a Serbia para cambiar de sexo

Viaje a Serbia para cambiar de sexo Viaje a Serbia para cambiar de sexo Vídeo
Viaje a Serbia para cambiar de sexo AFP

Serbia acoge a los extranjeros que quieren cambiar de sexo, en particular a las mujeres que desean convertirse en hombres, una ...

REFERENDO REVOCATORIO Oposición venezolana retomará protestas contra Maduro tras congelación del diálogo

Torrealba señaló que no coinciden en la fecha del 13 de enero para una futura reunión. Torrealba señaló que no coinciden en la fecha del 13 de enero para una futura reunión.
Torrealba señaló que no coinciden en la fecha del 13 de enero para una futura reunión. AFP/Federico Parra

La oposición en Venezuela anunció este miércoles que retomará sus protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, ...

ACUERDOS DIPLOMÁTICOS Cuba espera que Trump tenga en cuenta avances en relación bilateral

Trump formuló declaraciones amenazando con romper relaciones y revertir el proceso, si Cuba no se aviene a un acuerdo más beneficioso para Estados Unidos. Trump formuló declaraciones amenazando con romper relaciones y revertir el proceso, si Cuba no se aviene a un acuerdo más beneficioso para Estados Unidos.
Trump formuló declaraciones amenazando con romper relaciones y revertir el proceso, si Cuba no se aviene a un acuerdo más beneficioso para Estados Unidos. AP/Archivo

Cuba espera que el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tenga en cuenta los avances en las relaciones ...