Página del lector_20111129

Temas:

PELIGRO EN EL CASCO ANTIGUO

Las personas que utilizan esta cabina telefónica ubicada en la avenida B del corregimiento de San Felipe no toman en cuenta que sus vidas corren peligro al estar al lado de un edificio en ruinas y a punto de desplomarse.

El área de acceso a la estructura, que se encuentra detrás del hotel Casablanca, fue delimitada por el Sistema Nacional de Protección Civil para evitar que los peatones caminen por allí. Incluso la misma cabina quedó dentro de la cinta naranja, pero parece que las personas no toman en cuenta la medida de seguridad ni las autoridades la hacen cumplir.

Emociones contra la ciencia

Me permito tomar la palabra en torno al artículo [de opinión] “Panamá, ´en venta´ sin consulta ciudadana”, [de Betty Brannan Jaén] del 6/11/2011, publicado por La Prensa, en el que la autora primero reclama la construcción del rompeolas en la bahía de Panamá y segundo queda muy disgustada de que la supuesta consulta ciuidadana al respecto consistió en la entrevista de tan solo 32 personas. Y si fuesen entrevistados 32 mil ciudadanos, ¿le parecería un procedimiento satisfactorio? Pues, a mí de ninguna manera. Con todo respeto, hablando honestamente, sin politiquerías, ¿qué saben los distinguidos ciudadanos sean de la capital, del interior, de Colón, David o La Chorrera de la ingeniería de puertos, de dinámica de los fluidos, de hidrodinámica, de oceanografía y de los procesos costeros? A ver, ¿qué saben de matemática, física, química, sin mencionar los modelos matemáticos como Surfer, Arc View, y Delfth Hydraulics, por ejemplo.

No tengo nada en contra de que unas cuantas señoras o señores de profesiones ajenas al medioambiente -y especialmente medioambiente marino- opinen y/o protesten, si esto se refiere al sembradío de flores en los parques de la ciudad, reciclaje de latas de cerveza o papel o buen trato de los animalitos en el Parque Summit. Pero los tópicos que involucran ciencia y tecnología, más vale dejarlos a los profesionales. Por algo hay un dicho que dice zapatero a tu zapato.

El relajo llega tan lejos que estas personas y los gremios que representan reaccionan emocionalmente frente a los desafíos técnicos, contradiciendo a las mundialmente famosas y renombradas compañías consultoras, en el caso concreto de Delft Hydraulics de Holanda, que fue encargada, entre otras, del manejo ambiental de Corredor Sur, islas del Pacífico y el tercer juego de esclusas, y con todo éxito.

A los valientes, les recomiendo leer los tomos enteros de la evaluación ambiental de cada uno de estos tres proyectos. Creo que no habrá más de un par de docenas que los entenderán.

Ahora bien, si estos aficionados y asociaciones quieren protestar de todos modos, permítanme hacerles un par de preguntas: ¿Dónde estaban cuando se construyó el edificio Miramar que nos quitó la bonita vista que teníamos desde la avenida Federico Boyd? ¿Por qué no protestaron por el despilfarro e incompetencia del Idaan de manejar la planta de tratamiento de aguas servidas en el Fuerte Amador que costó 40 millones de dólares hace unos 10 años? ¿Dónde estaban cuando se regaló a perpetuidad la Isla Culebra a Estados Unidos a raíz de la invasión en 1989?

¿Qué hicieron para prevenir la destrucción de las únicas playas disponibles para la ciudadanía en las cercanías de la ciudad la de Isla Naos y la del Fuerte Kobe? ¿Por qué no intervinieron frente a la matanza de pájaros y animales con toxinas en la Isla Perico? En mi trayectoria profesional, tenía trato con varios ministros de Estado y directores de instituciones públicas, entre otros con un presidente de la Comisión de Medio ambiente del Órgano Legislativo.

Con este último, para tratar de convencerlo de las ventajas de manejar la última etapa de saneamiento de la bahía, a través de los emisarios submarinos en cambios de planta de tratamiento. Pero este señor ni siquiera me recibió.

Después me enteré por la prensa de que el máximo aporte de su presidencia durante los cinco años fue establecer un buzón con papelitos en el parque de El Cangrejo para recoger las caquitas de los perros.

En conclusión, para qué estudiar matemática, física, química, oceanografía... Para qué manejar los modelos y programas matemáticos, cuando los aficionados nos tratan de vender gato por liebre, y, dicho sea de paso, con éxito.

Bogdan Kwiecinski Catedrático De Oceanografía de la Universidad de Panamá


MENSAJES POR MAIL

¿Nos tendremos que acostumbrar?

Yo creo que los residentes de la ciudad de Panamá y sus alrededores vamos a tener que acostumbrarnos a vivir sin agua cuando llueve mucho, a causa de la turbidez del lago Alejuela, así como nos acostumbramos a las calles innundadas en época lluviosa, el tizne en época seca, a la basura por todos lados, al exceso de chatarra en el país y a otros mil problemas que ningún gobierno ha sido capaz de resolver.

Me gustaría que el Sr. Presidente y sus colaboradores dejaran de compararnos con Dubai y Singapur. Estamos lejos del nivel de desarrollo de estas ciudades, sobre todo de Singapur. Creer que construir torres de vidrio y cemento, cada una más grande que la otra, como prueba de que estamos en el umbral del primer mundo es falso. En realidad, es todo lo contrario: lo que prueba es cuán lejos está el Gobierno del ciudadano común y sus problemas. El Sr. Presidente nunca se ha puesto los zapatos del pueblo.


¿Por qué somos así ?

No sé cuántas veces en mis últimos 32 años, que son los que tengo de abordar buses, he querido estrangular, al conductor o al secretario (pavo) y hasta a otro pasajero. El que anda en transporte público sabe de qué hablo. Tengo un par de recuerdos positivos de los “diablos rojos”; uno es de aquellas mañanas, cuando aún no salía el sol, en que tomábamos el bus (ruta Veranillo) rumbo al colegio y el primer aroma al subir era de una marca popular de jabón. Limpiecito el bus. Y aunque ya desde entonces había gente inescrupulosa que tiraba basura, no se veía tanto como últimamente. Y es que entre más estudiamos, y más acceso al mundo exterior tenemos, peor nos ponemos. No nos importa nada. Abrimos una pastilla en el bus y el papelito lo metemos en el primer huequito que vemos...

No niego que me he comido más que una pastilla; santo cielo: esperar hasta llegar a casa después de dos horas en un tranque para cocinar y entonces alimentarme, pues merece un tentempié. Pero, ¿por qué dejar la basura en el bus?

Muchas veces los conductores de los “diablos rojos” se pasaban las paradas por la bulla (porque no era música); entonces, se prohibió la música, ellos fueron los culpables. A mí me gustaba escuchar música -no bulla- porque entretiene en el tranque. Con el tiempo y la tecnología, ahora hay personas de toda clase y edad con audífonos, escuchando lo que les place. Pero nunca falta alguno que piensa que los demás debemos aguantar su música y que vivir en un país libre les permite torturar a sus congéneres que comparten además el martirio del tranque, muchas veces de pie. Más de una vez este atosigamiento me ha llevado a tener pensamientos tipo “Jason”. Hace unos días me tocó oír a una señora joven decirle a un señor mayor “cochino, llévese su basura para su casa”. ¿Qué somos? ¿Qué criamos en nuestras casas? ¿Qué calidad de vida queremos tener? La pobreza no es material, sino cultural. Está en la actitud; es la mediocridad de espíritu.

¿Y la empresa encargada? No mantiene los buses, no los lava, ni los limpia. No puede ser que a a las 7 de la mañana el bus ya esté sucio. El metro bus no funcionará si nosotros los usuarios no funcionamos: conductor (capitán y pone orden), usuario (cuida lo suyo), autoridades (construyen calles y paradas).

Yo dije que era pro Metro bus y sigo diciéndolo. No hay mal que por bien no venga. Y aunque una golondrina no hace verano, en mi conciencia me queda claro que hago mi parte.

Selene márquezDiseñadora Gráfica


Alerta por nueva ley de medios

Me refiero al artículo sobre la prensa israelí, “Alerta por nueva ley de medios”, publicado en La Prensa, 23/11/2011. A este paso, el gobierno de Netanyahu (en realidad es el gobierno del Likud en el que Netayahu es la marioneta) se acerca más a ciertos gobiernos que también le temen a la verdad, especialmente si va impresa o se difunde por televisión. Descuella el presidente de Ecuador, el señor Rafael Correa, quien trata de mandar a la quiebra un periódico local porque dijo algo que no le gustó (lo cual demuestra que era verdad). Igual relevancia tiene el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, discípulo incondicional de su adorado Fidel Castro, quien a su vez marcó la pauta contra la libertad de expresión enviando a la cárcel a cientos de cubanos que se atrevieron a dar su opinión. La lista es larga y los ejemplos abundan.

Pareciera que el poder corrompe al extremo de odiar la verdad. O si no, consideren a Daniel Ortega, quien logró ser reelegido a pesar de su historial de chavismo y su tradicional enemistad con la verdad y su debilidad por lo ajeno.

Juan Manuel HandalReasegurador Jubilado


Ceremonia de traslado, no funeral de Estado

La presente tiene como objeto que tomen en consideración lo que considero una imprecisión, que deja un error de conceptualización en la población lectora. Ayer [17/11/2011] en sus notas sobre las actividades que se han de realizar con los restos de Arnulfo Arias Madrid [“Explican detalles del funeral de Estado para Arnulfo Arias”, de la periodista Edilsa González Roca], se mencionó que los actos serían “funeral de Estado”, lo que considero un error porque a un difunto no se le pueden hacer varios funerales y al Dr. Arias en 1988, si bien no fue un funeral de Estado, sí se le hizo un funeral y esta actividad se realiza una sola vez a un difunto. Tanto es así, que el Decreto Ejecutivo 660 ordena que en “la ceremonia de traslado” se rindan “honores de Estado”. Nótese que habla de ceremonia de traslado, no de funeral. Eso de que no hubo funeral de Estado queda en un laberinto porque el 10 de agosto de 1988 el gobierno de facto, nunca demandados sus actos, emitió el Decreto 61 en el que se ordenó declarar el 15 de agosto, día del funeral, “día de duelo nacional”, cerrando oficinas públicas y privadas, así como ondear la bandera a media asta por siete días y rendir los altos honores que a su alta jerarquía corresponda. Si esto no es funeral de Estado, no sé que será. Los traslados del féretro fueron en el carro bomba insignia de los bomberos. Por estas razones, creo que no debemos introducir conceptos errados en la población, la que puede ser objeto de manipulación para fines distintos a los homenajes póstumos que se le pueden hacer en “la ceremonia de traslado”.

Jorge Gamboa Arosemena


Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo Donald Trump inicia nueva etapa en 'gira de agradecimiento'

El presidente electo Donald Trump tomará posesión el 20 de enero próximo. El presidente electo Donald Trump tomará posesión el 20 de enero próximo.
El presidente electo Donald Trump tomará posesión el 20 de enero próximo. AFP/Archivo

El presidente electo Donald Trump viaja el martes a Carolina del Norte, continuando la "gira de agradecimiento" tras su ...

Deportes 'Admiro a James', asegura Zinedine Zidane

El francés Karim Benzema (Izq.) y el colombiano James Rodríguez, durante una sesión de entrenamiento del equipo blanco. El francés Karim Benzema (Izq.) y el colombiano James Rodríguez, durante una sesión de entrenamiento del equipo blanco.
El francés Karim Benzema (Izq.) y el colombiano James Rodríguez, durante una sesión de entrenamiento del equipo blanco. AFP

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, aseguró este martes que admira al centroampista colombiano James, insistiendo en ...

REPRESENTARÁ UN AUMENTO EN PRECIO DE VIVIENDAS Convivienda rechaza de forma ‘enérgica’ aumento de tasa para permisos de construcción

La construcción es uno de los principales sectores de la economía.  La construcción es uno de los principales sectores de la economía.
La construcción es uno de los principales sectores de la economía. LA PRENSA/Archivo

El Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda) expresó su enérgico rechazo a un acuerdo aprobado recientemente ...