Página del lector_20111202

Temas:

LA PRENSA/Ricardo Iturriaga LA PRENSA/Ricardo Iturriaga
LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

PELIGRO EN LA INTERAMERICANA


Dios no se contradice

Paso a referirme al escrito del señor Rubén Lachman que escribió esto: “Moral humana sin cristianismo”. Dije que al analizar este escrito no nos iríamos por las ramas. Ni voy a sentar cátedra sobre las normas morales humanas y las normas morales cristianas. Las primeras son llevaderas como el viento. Cada uno se autorregula a su propia conveniencia. Las segundas trascienden y son eternas. Nadie las puede cambiar. Solo Dios. Y él no se contradice, como sí se contradicen los seres humanos.

No obstante, resulta forzoso señalar lo primero: A este artículo le sobran las ganas sin medida de desprestigiar a la Iglesia católica (moral tipo papa Borgia; saludos a Hitler, Mussolini y a Franco; Juan Pablo II encubridor de pedófilos, etc.). No es pues un escrito redactado de manera constructiva, elevada y hasta honesta. Lo que hace es recurrir a la innoble y conocida práctica de tratar de disminuir a las personas y a las obras con tal de ganar más puntos a favor de lo que escribe. Quien calumnia o difama con ese propósito por lo general desconoce la total realidad de los hechos y no le preocupa saberlo porque su prejuicio, preconcepto o envidia es mayor. Tales críticos no pasan de ser personas enfermas que merecen compasión y nada más.

En nuestra portada de Veritas Prima (http://veritasprima.com) hay una lista de páginas católicas que se refieren a estas críticas malsanas. Una persona que frecuentemente habla mal de otra, dice el padre Zezinho, de Brasil, no puede estar cerca de Dios. Y, entonces, ¿con quién habría de estar? Dice que el autor del artículo a quien él ataca –no refuta- desconoce al Espíritu Santo. Y la pregunta es: ¿Cómo podría él saberlo siendo el un ateo?

Los primeros discípulos de Jesús fueron los primeros cristianos. E históricamente son también los miembros de una sociedad religiosa original que es la Iglesia. Esa oscura secta palestina se convierte después en una religión original, universalista. Es decir católica y que no tiene nada de politeísta. Cuando el autor menciona internet nos da la medida de sus señalamientos. Hay muchas páginas sectarias y anticlericales que repiten una y otra vez esos señalamientos. Y que los copian tal como están para difundirlos a cómo dé lugar. Son argumentos gastados. Incompletos unos y falsos los otros. Son parte de esas leyendas negras que no cesan de repetir porque siempre habrá incautos que las tomen por ciertas.

Por último, quien no conoce las palabras de Jesús no sabrá por qué “la mayoría de los pueblos más incultos y pobres creen en Dios”. De cierto es que los pobres son los más bienaventurados, porque de ellos es el Reino de Dios. San Felipe Neri, otro pobre entre los pobres de Dios, nunca tuvo pretensiones faraónicas ridículas pero solía decir: “¿Cómo es posible que alguien que cree en Dios pueda amar algo fuera de Él?”

Carlos Vargas Vidal

escritor católico, Dei Gratia


La Iglesia que todos queremos

Considero acertada la opinión del licenciado Mario A. Rognoni, expresada en el artículo “La Iglesia de hoy”, publicado por este diario el pasado lunes 21 de noviembre. Me gustaría contar anécdotas de mi infancia en la Iglesia como usted lo hace, pero lamentablemente no tengo memoria de una misa en latín ni sacerdotes en sotana ni cantos gregorianos. Mi experiencia de Iglesia se desarrolló en el marco de una comunidad en San Miguelito, allá a finales de los 70; tendría yo 10 años, y recuerdo a una comunidad que cantaba la misa con ritmo autóctono (le llamaban la misa Típica de San Miguelito); el pastor de mi comunidad era en un hombre casado y con siete hijos, que fue ordenado diácono permanente; todos los niños le decíamos “padre” y él se cansó de corregirnos.

La formación sacerdotal me abrió el horizonte de la Iglesia, su historia envuelta entre la debilidad del hombre y la esperanza de ser mejor. Me di cuenta, como usted, de que la manera de celebrar el rito había cambiado con los años y no solo cómo celebrábamos la misa sino también cómo entendíamos el Misterio de Dios. Hoy cuando visito los templos coloniales me quedo observando los púlpitos desde donde los presbíteros predicaban, y me pregunto, ¿cómo sería aquél sermón en una ceremonia llena? Sin embargo, aunque parezca que hemos cambiado el rito, su esencia sigue siendo la misma; el misterio sigue sin ser alterado... lo que mueve estos “cambios” es hacer más entendible la fe y así, poder dar razón de ella. Coincido con usted, en que muchas veces lo que pareciera ser es que “La Iglesia católica... abrió la puerta de la improvisación, al cambio indiscriminado de los ritos y perdió la seriedad”; parece ser que cada parroquia puede escoger “su ritmo y lírica”. Le aseguro que ese no es el querer de la Iglesia. “Un cambio siempre se propone como ayuda pastoral a los fieles, para que participen, plena, activa y conscientemente en las celebraciones litúrgicas” (Sacrosanctum Concilium n°14). Jamás la Iglesia ha buscado promoverse en la sociedad como si se tratara de un producto, donde los ciudadanos son el target, a quienes habría que llegar con las técnicas de mercadeo y publicidad.

Con toda caballerosidad usted enmarca su postura reconociendo y respetando “las razones de la Iglesia”, le doy las gracias por tal frase, nos ayuda a todos los que nos llamamos católicos a plantear nuestra postura frente a la Iglesia que queremos. Tengo que decirle que hay elementos del rito que ni los sacerdotes o los obispos pueden cambiar sin una justa y válida sustentación. El texto clave y fundamental de cada eucaristía tiene un firme fundamento bíblico que jamás se podrá cambiar sin afectar la esencia misma de lo que se celebra.

Cuando en una parroquia los pastores nos pasamos de creativos (superando las rúbricas) caemos en la improvisación, la poca seriedad, y los fieles llegan a pensar que en vez de ser la Iglesia lugar para elevar el espíritu a Dios, se convierte en medio que no logra despertar la esperanza en los hombres.

Rolando Aparicio O.

sacerdote católico


Aclaran noticia de Bocas Fruit Company

Me permito por este medio dirigirme a ti [Rolando Rodríguez, director asociado], con el fin de ponerte en conocimiento de una aclaración sobre una nota publicada en la emisión del miércoles 23 de noviembre de 2011, con la firma del periodista Pedro Rodríguez Sanjur, en la sección de Nacionales bajo el título “Extrabajadores de Anel Flores piden cancelar prestaciones”.

La aclaración consiste en que el empresario Anel Bolo Flores es el representante legal de la empresa en cuestión y esos extrabajadores a los que se refiere el colega son de la empresa San Bosco, S.A., y no del señor Flores, como deja entrever la nota. Adicionalmente, habla de unas prestaciones dejadas de pagar, las cuales son improcedentes porque no son exigibles debido a que ninguno de los trabajadores ha sido despedido. En este momento se mantiene una suspensión de labores, como lo contempla el Código de Trabajo y fue aceptada por las autoridades competentes. El señor Anel Bolo Flores considera que esta es una información mal intencionada, pues lo que se busca es afectarlo políticamente, ya que su nombre legal es Anel Flores. Finalmente, la Empresa San Bosco, S.A. es una sociedad anónima y como persona jurídica posee patrimonio propio e independiente.

Me permito por este medio solicitar la aclaración sobre una nota publicada en la emisión del domingo 27 de noviembre de 2011, con la firma del periodista Pedro Rodríguez Sanjur, en la sección de Nacionales bajo el título “En Bocas piden mediación del oficial”.

La aclaración consiste en que el empresario Anel Bolo Flores, representante legal de la empresa Grupo San Bosco, S.A., no fue entrevistado por el periodista Pedro Rodríguez Sanjur, como señala la nota. Adicionalmente, es la segunda vez que en menos de una semana se cita el caso, la primera fue el pasado miércoles, donde se dejó ver que los extrabajadores eran del señor Flores, situación que no es correcta, mientras que ahora citan al señor Flores nuevamente, sin ni siquiera ser entrevistado.

Reiteramos que en el primer supuesto no hay prestaciones dejadas de pagar, las cuales son improcedentes porque no son exigibles debido a que ninguno de los trabajadores ha sido despedido. Actualmente, se mantiene una suspensión de labores, como lo contempla el Código de Trabajo y fue aceptada por las autoridades competentes.

Por otro lado, las acciones legales promovidas en contra de la empresa bananera Bocas Fruit Company se enmarcan dentro de la ley y nuestro ordenamiento jurídico. Serán los tribunales de justicia los que determinarán la lesión de la cual fue objeto la empresa Grupo San Bosco, S.A., y el monto que deberán compensar a esta persona jurídica. El señor Anel Bolo Flores reafirma que considera que estas son informaciones mal intencionadas, que buscan afectarle políticamente.

Finalmente, aclaramos por segunda vez que la empresa Grupo San Bosco, S.A. es una sociedad anónima y como persona jurídica posee patrimonio propio e independiente.

**  Director de la Oficina de Comunicaciones del Precandidato Presidencial Anel ´Bolo´ Flores

Alfonso Fraguela González*


Cápsulas del idioma

La Ortografía de la lengua española dice que: “La generalización del uso de la minúscula ha hecho de ella la forma normal, no marcada, en oposición a la mayúscula. Así pues, la minúscula es la letra que debe utilizarse en todos aquellos casos en los que no esté prescrito el uso de la mayúscula”. De acuerdo con esta edición, la mayúscula se mantendrá, por ejemplo, en la primera letra de una palabra escrita después del punto y seguido o del punto y aparte.

Veamos solo algunos casos de palabras que deben escribirse con minúscula.

• El artículo que antecede opcionalmente a muchos nombres de países y a los de algunos continentes, como es (el) África, (la) China, (los) Estados Unidos), (el) Líbano.

• Tratamientos, como usted, excelencia, majestad, licenciado, doctor, etc., también se escriben con minúscula.

• Los nombres propios de accidentes geográficos se escriben con mayúscula inicial, pero no los sustantivos comunes genéricos que los acompañan (océano, mar, lago, río, cordillera, sierra, golfo, isla, etc.)

• Los puntos cardinales (norte, sur, este y oeste) aunque designan un referente único, son nombres comunes. Por ello, deben escribirse con minúscula. Solo irán con mayúscula inicial cuando formen parte de un nombre propio: América del Norte, Europa del Este, Corea del Sur.

lflamarique@prensa.com


Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Cultura VIDEO: Alfred Nobel, el inventor de la dinamita y promotor de la paz

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...

Tecnología Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos

Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Vídeo
Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos AFP

Numerosas compañías como Uber, Tesla y Google están trabajando en vehículos autónomos. Pero, llamando menos atención, ...

Videos El legado de Alfred Nobel

El legado de Alfred Nobel El legado de Alfred Nobel Vídeo
El legado de Alfred Nobel

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...