Página del lector_20120312

Temas:

DISCAPACITADOS, EN RIESGO

La falta de rampas en las aceras de la ciudad capital es un obstáculo que dificulta el traslado seguro de las personas que utilizan sillas de ruedas. La ausencia de estas facilidades pone en riesgo su seguridad, porque tal como se observa en esta foto, a veces no les queda más que desplazarse por la orilla de la calle.

Monedas sin valor

En la edición de La Prensa del 6 de marzo, se publicó la nota titulada: “Balboa no es de uso forzoso”. Debo comentar que, evidentemente, se trata de una operación que considera morones o tarados a los panameños en general, porque, sigilosamente y sin más que su propia decisión, Martinelli procede a ordenar la acuñación de monedas por 70 millones de dólares, sin respaldo alguno.

No solo eso, sino que nos entregan monedas de un balboa que no tienen circulación en ninguna parte del mundo, y nos privan de tener billetes legales, que podemos utilizar en cualquier parte sin dificultad.

Nos han dado gato por liebre. Una verdadera estafa por donde se mire. Además, la estafa está basada en un auténtico fraude que los ciudadanos de este país tienen la obligación de rechazar y pedir una explicación, bien clara, sobre cómo se va a manejar este asunto, sin tener respaldo alguno.

Esto es igualito que entregar al público dinero de juguete, que no tendrían obligación de aceptar y que no vale nada. Absolutamente nada. ¿Será posible tanto cinismo?

Hay un tratado firmado, entre Estados Unidos y Panamá, que regula el tema de la moneda y establece, claramente, que Panamá solo puede acuñar monedas fraccionarias. Por eso, la acuñación de monedas de un dólar es una evidente violación a un tratado internacional. Y, sin embargo, la noticia de La Prensa menciona que el viceministro de Finanzas, Mahesh Khemlani, dijo recientemente que hay planes para acuñar más monedas de otras denominaciones, lo cual apunta claramente a un intento de reemplazar la moneda de curso legal, garantizada por su emisor, Estados Unidos, con unas moneditas sin respaldo, que solo podrán circular en Panamá, si acaso.

Juan Manuel Handal reasegurador jubilado


El nuevo administrador del Canal

La decisión de elegir al actual director de la ampliación del Canal como administrador del la ACP, es acertada, porque el Ing. Quijano hizo toda su carrera dentro del Canal de Panamá, primero como una agencia federal del Gobierno norteamericano (la extinta Comisión del Canal de Panamá). Él ha ido ocupando cargos como ingeniero de las esclusas, familiarizándose con los detalles del funcionamiento y mantenimiento de estas. Posteriormente, fue jefe de esclusas, luego ocupó el puesto de director del Departamento de Marina, posición que tiene que ver con la completa operación del Canal, desde sus programas de mantenimiento, modernización y mejoras del mismo, así como en la solución de problemas que esporádicamente surgen dentro de la operación y manejo. Finalmente se le designa como el encargado de supervisar los trabajos de la ampliación.

A escasos dos años de concluir uno de los proyectos de ingeniería de mayor envergadura a nivel mundial, la continuidad sin interrupciones es un propósito deseable, porque a las decisiones que se han tomado debe dárseles seguimiento, y tomar nuevos rumbos o cambios que podrían redundar en una demora en la conclusión del Canal ampliado, no sería el camino deseado.

Durante su paso como director de marina se dan cambios trascendentales, como el nuevo sistema de cobros o tarifas de los buques que transitan a diario por la vía interoceánica; se hacen mejoras al sistema de rieles de locomotoras, se optimiza el tiempo de espera de buque en aguas del Canal, dentro de los procesos de mantenimiento se mejoran los sistemas de compuertas dentro de las esclusas, se invierte en nuevas estaciones de amarre para buques dentro de las esclusas.

El Ing. Quijano fue uno de los artífices de que la transición del Canal a manos panameñas se realizara de una manera imperceptible, es decir, que no afectara el tránsito diario de buques a través de la vía interoceánica.

Sin temor a equivocarnos, el Canal ampliado cumplirá sus objetivos, ya que el nuevo administrador surge de las entrañas de su fuerza laboral.

Manuel ChengIngeniero


Defienden a la publicidad responsable

Por este medio, me refiero al “descerebrado y pedante” artículo escrito por Ricardo M. Alba, titulado: “Protejamos a la sociedad del veneno de la publicidad comercial”. (La Prensa, 5/3/2012).

Es increíble que este señor acoja, como recomendables, las salvajes tácticas de las dictaduras china, camboyana y vietnamita, con las que eliminaron a millones de personas.

Este señor generaliza, insultando a todos los creativos, cuando no todos promueven la publicidad ordinaria. Debe, además, considerar que la decisión final del aviso la toma el cliente.

Por otra parte, no comprendo como puede defender el grafiti que está inundando nuestra ciudad y catalogarlo de hermoso. Realmente el grafiti le está dando a nuestra ciudad un aspecto de suciedad y desorden.

Francisco González-Ruiz A.Abogado


Refutan escrito que defiende la Sala Quinta

En el diario La Prensa del pasado 4 de marzo del corriente (Panorama, 8A) se publicó un trabajo del jurista Mario J. Galindo H., con el sugerente título: “La reviviscencia de la Sala Quinta y la reelección presidencial inmediata”, trabajo este que leí detenidamente, sílaba por sílaba, por tratarse de un tema nacional relacionado con la Sentencia de 25 de enero de 2011 (Sala Quinta), misma que he objetado, públicamente, por ser un hecho infractor de los artículos 206 y 210 de la Constitución y del artículo 2573 del Código Judicial y del artículo 37 del Código Civil, en circunstancias que el indicado Art. 2573 del Código Judicial está amparado por la doctrina constitucional contenida en la sentencia de 4 de junio de 1991, dictada por el pleno de la Corte Suprema de Justicia.

El mencionado Art. 2573 del Código Judicial, con el carácter de final, definitivo, obligatorio y con fuerza de cosa juzgada constitucional, establece que “Las decisiones de la Corte proferidas en materia de inconstitucionalidad son finales, definitivas, obligatorias y no tienen efecto retroactivo”. (El resaltado es nuestro).

Sin embargo, al leer el trabajo del Dr. Galindo entré en franca decepción, porque dicho trabajo no se ajusta a defender la mencionada sentencia de 25 de enero de 2011 (Sala Quinta), conforme a nuestro ordenamiento jurídico, el debido proceso y la seguridad jurídica que dimana de nuestro ordenamiento jurídico, sino basado en interpretaciones etéreas, subjetivas e incorrectas que se prestan para pervertir la ley.

En el segundo párrafo dijo el Dr. Galindo: “La referida sentencia, al prohijar la doctrina de la reviviscencia de la ley, ha provocado que retome vigencia y vida jurídica la Ley 32 que creo la referida Sala Quinta”. Con solo esa cita se observa, según confesión del Dr. Galindo, que para hacerse el fraude procesal de una supuesta reviviscencia de la Ley 32 de 1999, se tuvo que “prohijar” una doctrina ajena a nuestro ordenamiento jurídico, es decir, que fue importada de otros países, cuyas leyes y organización judicial, puedan ser parecidas a la de la República de Panamá, pero que –sustancialmente– no corresponden a la realidad jurídica de esta. Por ejemplo, en Panamá tenemos el Art. 2573 del Código Judicial que prohíbe darle efecto retroactivo, directa o indirectamente, a una decisión de la Corte proferida en materia de inconstitucionalidad y esta previsión legal no se encuentra en el ordenamiento jurídico español. En España, el artículo 39 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional ordena declarar la nulidad de la ley impugnada junto con la declaración de inconstitucionalidad de dicha ley.

Y es esa nulidad del Art. 39 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional Español, lo que hace que el fallo de inconstitucionalidad en España tenga efecto retroactivo, y ampare la doctrina de la reviviscencia de la ley.

Como se puede apreciar, ese cuento de la reviviscencia automática no es para Panamá, porque aquí nadie puede encontrar ninguna norma jurídica equivalente a la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional Español.

Lo mismo pasa con Colombia, que tiene algunas normas parecidas al ordenamiento jurídico panameño y una organización judicial diferente, por lo que su doctrina jurisdiccional no puede ser importada, libremente y sin reserva, por los Tribunales panameños. La sentencia de 31 de enero de 1994, dictada por la Sala Tercera, y que el Dr. Galindo, pondera en su trabajo, como hizo la Corte en su sentencia de 25 de enero de 2011, no tiene la fuerza normativa de la ley, por tratarse de una doctrina sobre legalidad, como sí la tiene la doctrina constitucional que dicta el pleno de la Corte Suprema de Justicia (Cfr. Art. 13 del Código Civil).

En esa sentencia de 31 de enero de 1994, los magistrados de la Sala Tercera que la suscribieron, importaron doctrinas jurisdiccionales tanto de Colombia como de España, con profundo desprecio de la doctrina constitucional de 4 de junio de 1991, porque en Panamá no se sigue la doctrina de la reviviscencia automática, ya que el Art. 37 del Código Civil panameño no puede ser suspendido en sus efectos invocándose una jurisprudencia foránea.

Por ello, soy del criterio que aquí no se ha rehabilitado ninguna Sala Quinta y menos si en esa actuación arbitraria se violaron la Constitución y la ley, y tengo la seguridad de que ni nadie puede refutar esos cargos, muchos menos decir cuál es el fundamento jurídico, de acuerdo con la Constitución y la ley, que facultasen a magistrados de la Corte a prohijar doctrinas extranjeras de países con leyes distintas a las nuestras, para proceder con la rehabilitación de la Sala Quinta, y esas son las razones por las que en el extenso escrito no se hizo mención de ningún fundamento jurídico que le sirva de soporte a la tesis sobre la resurrección automática de la Sala Quinta.

Después de releer el escrito in exámine sigo sin tener la menor idea de qué busca el Dr. Galindo con tal escrito, a través del cual se desprecian los principios jurídicos de estricta legalidad, el debido proceso legal y la seguridad jurídica, principio este que –según el autor– “sería vulnerado si se le otorgaran efectos retroactivos a los fallos de inconstitucionalidad”, señalamiento este con el que el autor se contradice, y que, por lo tanto, hace incomprensible e incoherente su escrito. Sin embargo, debo reconocer que en esa publicación existe una caricatura de Arcadio que, por sí sola, dice más de mil palabras, en la que se representa a la Sala Quinta como un sombrero de un mago del cual se saca un conejo; pero mi propia imaginación me lleva a preguntar: ¿Quién nos garantiza que en vez de un conejo no se saque del sombrero al mismo “chupacabras”? ¡Que Dios nos agarre confesados en caso de que esto suceda!

Carlos M. Herrera MoránSecretario General del Movimiento del Independiente de Renovación de Abogados


Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

último viaje Secretario de Defensa estadounidense realiza visita sorpresa a Afganistán

Ashton Carter, jefe del Pentágono visitó las tropas estadounidenses en Afganistán. Ashton Carter, jefe del Pentágono visitó las tropas estadounidenses en Afganistán.
Ashton Carter, jefe del Pentágono visitó las tropas estadounidenses en Afganistán. AP

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, realiza una visita no anunciada a Afganistán el viernes para ...

Videos del día Peregrinación de la JMJ se iniciará el próximo Domingo de Ramos

Peregrinación de la JMJ se iniciará el próximo Domingo de Ramos Peregrinación de la JMJ se iniciará el próximo Domingo de Ramos Vídeo
Peregrinación de la JMJ se iniciará el próximo Domingo de Ramos LA PRENSA/Eric Polanco

La preparación de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) del 2019 se iniciará el próximo Domingo de Ramos, en la Plaza de San ...

CENTRO CULTURAL Abre en Uruguay un museo para el buen uso del cannabis

El museo exhibe una serie de objetos hechos de cáñamo, como ropa, cremas para el rostro, jabón, champú, medicamentos, entre otros productos. El museo exhibe una serie de objetos hechos de  cáñamo, como ropa, cremas para el rostro, jabón, champú, medicamentos, entre otros productos.
El museo exhibe una serie de objetos hechos de cáñamo, como ropa, cremas para el rostro, jabón, champú, medicamentos, entre otros productos. AP/Matilde Campodonico

Con el objetivo de "generar y divulgar información para el buen uso del cannabis", este jueves abrió sus puertas el Museo del ...