Página del lector_20120508

Temas:

ETERNO AGUJERO EN EL CRUCE

Hace más de dos años que este enorme agujero de la Avenida Miguel Brostella en El Dorado, diagonal a la estación Delta, cerca del TGI Friday, causa daños a los automovilistas que circulan por el sector.

Se trata de un terminal de cable que no tiene tapadera y, por su ubicación en pleno cruce, difícilmente es detectado a tiempo por los conductores que, irremediablemente, quedan atrapados en él.

Residentes de los edificios cercanos explican que la tapa ha sido repuesta en un par de ocasiones, pero nuevamente desaparece, haciendo que persista el peligro.

Construcción en Paitilla está en regla

El arquitecto Rodrigo Mejía Andrión, en su artículo “Insólitos descaros urbanos” de la sección Plano Urbano (La Prensa, 28 de abril de 2012), hizo una interpretación de los hechos totalmente ajena a la realidad del edificio Torre del Parque, ubicado frente al parque de Punta Paitilla.

Este edificio cuenta con tres estacionamientos por cada apartamento típico y los penthouses cuentan cada uno con cuatro y hasta seis estacionamientos propios, además de un piso completo con 16 estacionamientos para visitas.

No somos los residentes de Torre del Parque quienes necesitamos ampliar la calle para estacionar más carros, al contrario, son nuestros vecinos quienes no cuentan con estacionamientos suficientes en sus edificios o casas, por lo que han decidido utilizar la calle (Vía Italia) como estacionamiento público.

Por esta razón, nos hemos visto en la obligación de construir una vía de desaceleración, ya que cuando los buses escolares u otros vehículos, que necesitan dejar a los niños o adultos en nuestro edificio, se veían obligados a parar en segunda línea, no solamente generaban un peligro para todos los carros que circulan a alta velocidad por Vía Italia sino, además, causaban accidentes de los cuales tenemos pruebas.

Por mucho tiempo se estuvo solicitando el permiso para el camino de desaceleración y se hicieron cambios a los planos hasta que el Municipio, Bomberos, etc. los aceptaron. El permiso de construcción se obtuvo y se pagaron los $40 acostumbrados, además de que uno puede comenzar la construcción si a los cinco días hábiles todavía no han entregado el cartón amarillo. En nuestro caso se comenzó después de los cinco días y entregaron el cartón al día siguiente que el arquitecto Mejía Andrión vino, porque todo estaba en regla.

Es falso lo que el arquitecto dice sobre la acera que no está apta ahora para que los niños y las madres con sus coches transiten. Eso lo tuvimos y lo tuvo en cuenta el MOP, que sí entendió nuestra situación y nos otorgó el permiso de construcción.

Todo se hizo en conformidad con las leyes de Panamá para protección de los residentes y peatones del área, ya que un accidente de carros en Vía Italia puede llegar a ser una tragedia para las personas que transitan la zona a pie, llegando -incluso- a provocar pérdida de vidas.

El permiso de construcción reposa en el vidrio del edificio, al cual el arquitecto va frecuentemente y que seguramente ya ha visto.

Claudia figueroaRESIDENTE DE TORRE DEL PARQUE


¿Inversiones o ahorro? (Tocopa)

En La Prensa del 12 de abril de 2012 se publicaron unas declaraciones y recomendaciones del director del Banco Mundial y Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, refiriéndose a Europa, pero que son aplicables a cualquier país del mundo, y que transcribo parcialmente: “Los políticos tienen que darse cuenta de que ese camino es incorrecto. Una sobredosis de ahorro empeora la situación”. Y continúa: “En situaciones de crisis como la actual, los gobiernos no deben bajar el gasto público sino aumentarlo”.

Y ello, digo yo, tiene toda la lógica del mundo porque solamente a través de inversiones es que se logra crecimiento económico que, además, crean y sostienen los empleos que, a su vez, distribuyen riqueza.

Esta opinión contrasta con la de algunos economistas locales que insisten en crear fondos de ahorros para “posibles emergencias futuras”, en vez de continuar invirtiendo hacia el desarrollo y, si se presentara alguna emergencia en un momento dado, entonces sí endeudarnos para solventarla. Lo que se está proponiendo es mantener bastantes millones de dólares invertidos en acciones y bonos, etc. –muchos hasta en el extranjero, lo que los hace improductivos para la economía nacional– con rendimientos de apenas 7% u 8%, lo que, descontando la inflación, nos dejaría un rendimiento neto de apenas 2% o 3%.

Y si para los países en crisis económicas la receta de Stiglitz sería la indicada, con mucha más razón funcionará en los que, como el nuestro, mantienen situaciones económicas muy holgadas pues tales inversiones nos dejan rendimientos económicos directos mucho más elevados que ese 3% pues, en primera instancia, estas (escuelas, hospitales, electrificación, agua, vías de transporte, etc.) valen más cada día ya que es sabido que lo que no construyes hoy, mañana te costará mucho más.

Pero, adicionalmente, son infraestructuras imprescindibles para el futuro desarrollo que, de no invertir ahora, no tendríamos disponible quién sabe hasta cuándo. Todo lo anterior las hace doblemente valiosas, sobre todo para que, a través de estas infraestructuras, evitemos una posible recesión económica cuando se terminen las grandes obras en ejecución (Canal, Metro,etc.).

Todos los gobiernos del mundo piden préstamos para infraestructuras, pero nosotros, que podemos llevar a cabo muchas obras sin o con poco endeudamiento, ahorrándonos muchos intereses, pretendemos incrementar fondos improductivos, para una eventualidad que podría nunca llegar.

En el fondo, creo que se pretende dejar fondos disponibles para el próximo gobierno que ellos piensan será de oposición al actual, y de allí los desesperados ataques políticos de Tocopa (Todos contra los panameños), tan solo por frenar las grandes obras que está desarrollando este gobierno, sin importar las consecuencias que de ello se deriven para nosotros los ciudadanos.

En artículo mío, relacionado con este mismo tema, publicado en La Prensa el 15 de octubre de 2011, titulado “La Hora de América Latina”, coincidía con la opinión de Stiglitz, al concluirlo así: “Todo lo anterior, sin contar que reducir ahora las inversiones provocaría la suspensión de obras proyectadas o en ejecución, lo que inmediatamente empezaría a crear desempleo, que hoy es casi inexistente y, consecuentemente, provocaría el inicio de una depresión o, al menos una recesión econonómica interna, que ningún panameño quiere.”

Pienso que podríamos tener un fondo de emergencia de unos $100 millones, pero no seguir engordando al chanchito improductivo, con miles de millones, como se está proponiendo.

JAIME CORREA MORALESEMPRESARIO


El riesgo no ha sido superado

Fue con suma complacencia que leí, el pasado martes 17 de abril, en la sección de Opinión de La Prensa, el artículo que, bajo el titular “El Canal y los que cumplieron”, escribió el exembajador de Panamá ante la ONU Ramón Morales Quijano.

Oportuna es la relación histórica en la que describe los antecedentes que llevaron a la sociedad panameña –tanto la civil como la política– a lograr el pacto nacional necesario para aislar al Canal de la politiquería criolla; este fue el punto de partida para el exitoso manejo de este recurso por Panamá y los panameños.

Antes de que se produjesen los hechos señalados, pensé –o más bien soñé– que con la transferencia del Canal se le abría a Panamá la gran oportunidad de que la cultura administrativa y operativa de la vía permease al resto de la administración pública. Era consciente de que cuando la transferencia ocurriese, la administración pública panameña se desenvolvería entre dos mundos: uno con sistemas propios del primer mundo (ACP) y el resto con sistemas anacrónicos, abiertos a la corrupción, propios del tercer mundo.

En esta línea de pensamiento, cabía la posibilidad de que la administración pública emulara las modernas prácticas que rigen en la ACP, diseñando y aprobando una ley de servicio civil basada exclusivamente en el mérito; un sistema de contrataciones basado estrictamente en la competencia; un código de ética y conducta que sirviese de guía al funcionario, so riesgo de sanciones morales y/o penales, y un manejo transparente de las finanzas, libre de influencia política.

Y cuando el hoy presidente de la República, Ricardo Martinelli, lanzó su campaña por “un verdadero cambio” sentí que ese sueño se podría materializar, habida cuenta de que él fue ministro para Asuntos del Canal. Triste sueño que me hizo volver a la realidad apenas a escasos meses de haber asumido el poder, cuando se emularon, y aun agravaron, viejas prácticas politiqueras. Entonces sentí que, al menos durante estos cinco años, tendríamos que concentrar nuestro esfuerzo en que los vicios de la administración pública panameña no afecten al Canal de Panamá.

Aunque ese riesgo ha sido superado parcialmente con la designación de Jorge Quijano por la actual junta directiva de la ACP para reemplazar al administrador, Alberto Alemán Zubieta, aún no ha sido superado del todo. En efecto, al presidente Martinelli le corresponderá designar en 2013 a los reemplazos de tres miembros de la junta directiva cuyos periodos vencen ese año. Cuando ello ocurra, le habrá tocado nombrar a ocho de los once directivos de la ACP.

La importancia de que esas designaciones recaigan en personas honorables, con profundo conocimiento de su responsabilidad, descansa en el hecho de que la junta directiva de la ACP tiene facultades cuasi legislativas, pues entre sus funciones está la de aprobar o modificar los reglamentos que rigen la administración del personal, las compras y contrataciones, y las operaciones de tránsito, entre muchas otras. Normas que son, justamente, la clave del éxito del Canal en manos panameñas.

Idealmente, el Ejecutivo debería incorporar en el proceso de designación de los nuevos directivos a universidades y a organismos profesionales y de la sociedad civil para darle transparencia a este delicado proceso. Un gesto como este daría tranquilidad al país y a la comunidad marítima internacional.

Franklin CastrellónPERIODISTA


Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Deportes Román Torres se viste de héroe

Román Torres anota de penal el gol del título. Román Torres anota de penal el gol del título.
Román Torres anota de penal el gol del título. Usa Today Sports/John Sokolowski

El panemeño Román Torres se vistió de héroe este sábado al anotar el penal decisivo que coronó campeón al Seattle Sounders en ...

Serie Hípica del Caribe Un triunfo esperado en el Clásico Velocidad

El ejemplar Hombre Con Fe se llevó el Clásico Velocidad. El ejemplar Hombre Con Fe se llevó el Clásico Velocidad.
El ejemplar Hombre Con Fe se llevó el Clásico Velocidad. Tomado de Twiter/Confederación Hípica del Caribe

Panamá se apuntó una victoria este sábado en la Serie Hípica del Caribe, que se lleva a cabo en Puerto Rico, tras ...

Entretenimiento Una albatros pone un huevo a sus 66 años

La albatros de Laysan conocida como Wisdom (Sabiduría) está incubando un huevo. La albatros de Laysan conocida como Wisdom (Sabiduría) está incubando un huevo.
La albatros de Laysan conocida como Wisdom (Sabiduría) está incubando un huevo. AP

La ave marina más vieja conocida está esperando una cría, anunciaron el sábado los encargados de la Reserva de Vida Silvestre ...