Página del lector_20120918

Temas:

INSÓLITO DESPERDICIO DE AGUA

Vecinos y trabajadores de locales y comercios cercanos al lugar confirman que por esta tubería rota se bota el agua potable desde hace varios días. El daño ocurre en el sector de Boca La Caja, en el corregimiento de San Francisco, próximo al colegio Alberto Einstein, en pleno centro de la ciudad capital de Panamá.

¿Quién vale más, el peatón o el conductor?

En la ciudad de Panamá, se le da más importancia al conductor que al peatón; solo hay que ver las pocas aceras, la forma en que están construidas -donde las hay- porque no hay en todas las vías para que el transeúnte pueda caminar libremente. De las que hay, unas son tan angostas que solo una persona puede caminar sobre ellas; en otras, tienes que esquivar los huecos de las alcantarillas sin tapas; las personas que viven a orilla de las calles siembran plantas no apropiadas y sus raíces crecen tan grandes que rompen el pavimento o siembran veraneras que tienen espinas que lastiman al que pasa. Otras aceras están en tan mal estado, quebradas, desgastadas por el tiempo y por el mal uso, porque muchos estacionan encima inhabilitando el paso.

Un ejemplo sencillo: una persona minusválida decide salir sola, obviamente en su silla de ruedas, y tiene que utilizar las aceras de la barriada. Al llegar a una intersección en la que tenga que cruzar la calle, ¿cómo va a bajar la acera para cruzar al otro lado? No existen bajadas apropiadas (rampas) ni caminos para estas personas. Si una dama sale con su infante en el coche de ruedas y decide ir caminando al parque o al supermercado, debe levantar el coche para poder bajar y cruzar las calles, arriesgándose a un accidente, ya que el coche con su bebé dentro podría volcarse.

El que camina no solo tiene el inconveniente de que no haya bajada, sino que no existen aceras para seguir caminando, situación que lleva a la gente continuar caminando por la calle, arriesgando la vida.

En este pequeño país encontramos muchísimas construcciones de todo tipo y que tardan una eternidad en terminarlas. Parece que no hubiera regulación para esta materia; toda construcción debe tener un espacio para que el transeúnte pueda caminar libre y seguro. Si no se puede seguir caminando porque se interrumpe la acera, la persona trata de cruzar la calle, que no tiene líneas de seguridad, y cuando retoma el camino se encuentra con lodo, monte o piedras porque no hay por dónde seguir. ¿Cómo es esto posible?

¿De qué les sirve viajar tanto a los gobernantes si no traen ideas de los países desarrollados o vecinos que tienen buenos avances? No deberían traer de aquellos países lo que es malo para el panameño y bueno para empresas extranjeras y nacionales, como la creación de más impuestos para luego hacer obras como la de $16 millones el km de carretera sin luces, sin señalizaciones, ni aceras, ni isletas con árboles, ni teléfonos públicos para emergencias en áreas que no hay señal telefónica, ni servicios sanitarios públicos. En otros países el peatón tiene tanta importancia como el conductor.

Marlene Ashby

Ciudadana panameña


En desacuerdo con artículo

Le escribo, señor Xavier Sáez-Llorens, en respuesta de su artículo publicado el 02/09/2012 en La Prensa en la sección de Opinión [“Una de cal, otra de arena”], y en respuesta a sus ya habituales artículos en contra de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana, de la cual yo soy un humilde miembro más. Cabe destacar que escribo este artículo por cuenta propia, sin ánimo de representar a la Iglesia católica, ni tampoco a sus billones de fieles devotos a nivel mundial, ya que nuestro máximo representante es su santidad el papa Benedicto XVI que reside en la Santa Sede. He escrito este artículo por el inmenso amor que tengo hacia la Iglesia católica, como una opinión personal.

Señor Sáez-Llorens, dado que a través de sus artículos usted hace hincapié en sus conocimientos científicos, me gustaría exponerle algunos hechos históricamente comprobables, ya que hasta el día de hoy usted ha dejado mucho que desear respecto al riguroso criterio científico que debería dar, para hipotéticamente, comprobar que Dios no existe. Esto quiere decir que usted como científico, debería encontrar una explicación, entre tantas cosas, a los sucesos que hayan sido certificados por el Vaticano como milagros, dado que hoy en día estos milagros carecen de una explicación científica que refute la existencia de Dios.

Entonces, habiendo mencionado que existen sucesos llamados milagros que la ciencia ha fallado en explicar, pasemos a hechos históricamente comprobables que validan las creencias cristianas. A principios de la Era Cristiana, existió un historiador judío fariseo llamado Tito Flavio Josefo que escribió sobre la existencia de un personaje histórico llamado Jesús, que era llamado Cristo, crucificado en tiempos de Poncio Pilato. Esto prueba la existencia histórica de nuestro señor Jesucristo. Además de que todas las referencias históricas que hicieron los evangelistas de acuerdo al tiempo en que vivió Jesucristo cuadran exactamente con el marco histórico de aquel territorio en esos tiempos.

Otro hecho histórico es el acaecido en la última aparición de la Virgen de Fátima el 13 de octubre de 1917, en el que se dio el prodigioso Milagro del Sol, que fue atestiguado por alrededor de 70 mil personas, entre ellas periodistas y los considerados “librepensadores” de la época. Entre los periodistas presentes se encontraba Avelino de Almeida, quien escribía para el diario O Século, el de mayor circulación y el más influyente de Portugal, que además era al mismo tiempo favorable al gobierno comunista y anticlerical. Avelino de Almeida reportó en el diario el mismo milagro que fue presenciado por estas miles de personas y que, además, fue visto en un radio de 18 kilómetros, por lo cual se excluye la posibilidad de una “histeria colectiva”.

Para finalizar, me gustaría darle un consejo: instrúyase bien antes de publicar algo en el periódico, para evitar ser apenado por los que sí saben.

La Iglesia católica es la organización más antigua de la humanidad, desde que Jesucristo la instauró a los 33 años; tiene 1979 años y seguirán contando por los siglos de los siglos. Amén.

Carlos Rafael Rodríguez Serpa

Lector


La estatua de Santa María

Después de leer algunos comentarios relacionados con el tema de la estatua de Santa María la Antigua por Néstor Chávez, publicada en la Página del Lector de La Prensa (31/8/2012), deseo aportar algunos pasajes de la santa palabra de Dios, la Biblia, porque considero que es allí donde está la verdad que todo cristiano debe saber: Timoteo 2:5: “Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, también él hombre”; Éxodo 20:4, 5: “No te harás escultura ni imagen alguna de lo que hay arriba en el cielo, o aquí abajo en la tierra o en el agua bajo tierra. No te postrarás ante ella ni le darás culto ...”. Deuteronomio 4:15 y 16 dice: “¡Tened cuidado! El día que os habló el Señor desde el fuego en el Horeb no visteis figura alguna; no vayáis a prevaricar haciéndoos imágenes talladas de cualquier forma que sean: de hombre o de mujer”; Reyes 18:4 dice que el rey Ezequías “suprimió las colinas, hizo pedazos las estelas... y machacó la serpiente de bronce que Moisés había hecho (pues hasta entonces los israelitas le quemaban incienso...)”.

Citas de la Biblia Católica

Virginia EstribÍ de Miralles


Opinión sobre contrato para ampliar el Canal

Como panameño, deseo comentar el artículo “Proyecciones con nubes”, de Paco Gómez Nadal, publicado en Opinión de La Prensa (21/8/12), y en el que se trató la adjudicación del contrato de ampliación del Canal de Panamá a Grupos Unidos por el Canal (GUPC). Al respecto aclaro lo siguiente:

1.- La Autoridad del Canal del Panamá (ACP) publica (no vende) responsablemente la necesidad de continuar lo que los “gringos” iniciaron en 1935, para evitar que las navieras buscaran otra ruta segura para modernos buques postpanamax. Las esclusas actuales fueron diseñadas hace 100 años para buques militares de la época. La ACP estaba obligada a publicar las ventajas del proyecto, la forma de pagarlo, y comunicar la responsabilidad de cada ciudadano de votar en un plebiscito, para la consecución de la obra que evitaría la pérdida de clientes. Este es un país libre, no como otros donde las obras no se publican, y se hace lo que el régimen indica. En Panamá se llevan a cabo por autoridad del pueblo.

2.- Cuando el Canal era manejado por Estados Unidos, Panamá recibía una anualidad cercana a los $2 millones. Con la ACP ingresan miles de millones administrados transparentemente. La ACP ha promovido otros negocios marítimos que benefician al país. Se administra de forma soberana y ejemplar, con la admiración y reconocimiento de sus antiguos operadores, el mundo, las navieras y de los panameños.

3.- La alternativa que sugiere Gómez Nadal es que Panamá debía pagar el doble a la segunda oferta, o el triple a la tercera oferta, algo sin sentido si se tienen las garantías necesarias de ejecución del proyecto.

Constructora Urbana S.A., (CUSA) tiene 50 años de experiencia en excavaciones más complejas que las de las esclusas. Después de más de 50 proyectos en el Canal desde 1960, y los precios publicados, todas las empresas involucradas saben los costos de la competencia, así que la experiencia de CUSA le permite ofertar más bajo.

No se debe hablar de licitaciones públicas sin ser testigo de ellas o si se desconocen los costos de Caterpillar, Volvo, Komatsu u otras empresas que venden excavadoras y camiones, y que les dicen a cualquier cliente cuánto cuesta mover rocas a ciertas distancias y el tiempo que toma. Gómez Nadal también olvida a los otros socios de Sacyr: Impregilo, que construyó Fortuna hace 30 años y tiene 100 años construyendo en otros continentes; y Jan de Nul, empresa relacionada con el Canal por más de 30 años. Ambas poseen experiencia en megaobras similares.

El autor desconoce que la oferta más baja de GUPC está garantizada por la experiencia y prestigio de las cuatro empresas; por un bono, seguro de cumplimiento y de pago a proveedores; y por los bancos que financian la obra.

Otras garantías son los consultores calificados y project managers de la ACP, reconocidos internacionalmente, además de los administradores y gerentes del proyecto que lo vigilan permanentemente. Tampoco menciona Gómez Nadal la multa diaria de $300 mil que tiene que pagar GUPC si se atrasa, y que resarciría hasta por $50 millones al flujo de ingreso no recibido por Panamá, de darse ese caso.

Concluimos: Si se desconocen todas estas garantías, o se olvidan, mejor no opinar de proyectos.

luis g. paniza

ingeniero civil


Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

IMPULSAR LA ECONOMÍA Olvidado pueblo natal de Fidel Castro espera revivir tras la muerte del líder cubano

La casa donde nacieron Fidel y sus seis hermanos, fue transformada en un museo en 2002. La casa donde nacieron Fidel y sus seis hermanos, fue transformada en un museo en 2002.
La casa donde nacieron Fidel y sus seis hermanos, fue transformada en un museo en 2002. AFP/Yamil Lage

Enclavado entre montañas cubiertas por una densa vegetación, a unos 80 kilómetros de distancia de la ciudad cercana más grande ...

POLÍTICA Italia: Matteo Renzi retrasa su dimisión hasta la aprobación de los presupuestos generales

La dirección del Partido Democrático ha fijado la reunión en la que se analizará la situación para el próximo miércoles 7 de diciembre. La dirección del Partido Democrático ha fijado la reunión en la que se analizará la situación para el próximo miércoles 7 de diciembre.
La dirección del Partido Democrático ha fijado la reunión en la que se analizará la situación para el próximo miércoles 7 de diciembre. REUTERS/Tony Gentile

Tras mil 17 días al frente del poder ejecutivo italiano, Matteo Renzi, dimitirá. Pero su agonía política aún no ha llegado a ...

Fotografía La niebla cubrió los rascacielos de Dubai

La niebla cubrió los rascacielos de Dubai La niebla cubrió los rascacielos de Dubai Galería
La niebla cubrió los rascacielos de Dubai Emiratos Árabes Unidos/AFP/ Rene Slama