Página del lector_20121203

Temas:

[FOTODENUNCIA]

DESIDIA EN PLENA VÍA ESPAÑA

Antes, la Vía España era parte del orgullo de la ciudad de Panamá por su centro bancario, sus jardines y edificios bien cuidados. Hoy no luce así, porque hay panameños que insisten en el desorden y la botadera de basura en cualquier lugar. En la gráfica, tomada cerca del paso elevado de Plaza Concordia, se observa unas carretillas de vender comida rápida abandonadas a su suerte. Esto, aparte de afectar el ornato de la ciudad, representa una fuente de infección por el desaseo en que se encuentra. Al paso que va, la Vía España quedará como otro “pataconcito” de la ciudad.

Victoria sobre el diablo rojo

“ Es como si te montaras en el lomo de un tigre, no sabes si es de circo o si es de la jungla y caza su propia presa”.

Esta máxima de Leticia Almanza (ver “El calvario diario de tomar un taxi”, La Prensa, 16-11-2012) impacta, pues igualmente el transportista honesto recoge sus pasajeros ignorando si es su “muerte”. En esta selva de concreto estamos sitiados por depredadores; sin embargo, Leticia guarda esperanza de que algunos estén domados, pero eso no es garantía, pues el mayor depredador es de cuello y corbata (la corrupción mata). Semejamos manadas de gacelas africanas, forzadas por la sed, que llegan a charcas custodiadas por cocodrilos y leones, conscientes de que algunas morirán para que la manada sobreviva. Igualmente, nosotros, cual manada de humanos en este oasis paradisiaco llamado Panamá, en forma injusta, a causa de nuestros gobernantes, diariamente nos vemos forzados a andar en “el calvario de tomar un bus o taxi” para llegar al trabajo a buscar el sustento diario, con altas probabilidades de ser atacados en el camino por hienas (rateros) oportunistas, que disconformes con robarnos el sustento familiar nos quitan la vida a manera de trofeo, cual majestuosa cornamenta del impala.

Pregunto, ¿acaso no hay leones (gobernantes) moviendo los hilos de nuestros destinos? Sin duda, hay muchos intereses políticos y económicos en el sistema de transporte, y lo patentiza la férrea persecución del Ejecutivo contra los “transportistas pirata”, ¿acaso no mata el león a las hienas porque son competencia? No implica que el transportista pirata sea hiena, pues está cumpliendo una misión que el Estado no puede hacer; de hecho, hay despojos que el león no puede comer, de allí la importancia de las hienas en el ecosistema. Señores leones gobernantes, si no podéis resolvernos “el calvario de tomar un bus o taxi”, dejadnos transportarnos como podamos.

Solo un sistema de transporte público eficiente daría autoridad moral al león (gobierno) para matar hienas (transportes pirata). Gratitud al transporte pirata: Soy padre de 2 preciosas gacelas que en forma heroica vencieron al diablo rojo, levantándose a las 4:00 a.m para tomar un bus desde Ciudad Bolívar, llegar al área bancaria a las 8:00 a.m, salir a la 5:00 p.m. del trabajo para la Universidad Tecnológica de Panamá, de donde salían a las 11:00 p.m. y tomar un bus a Ciudad Bolívar, llegando a casa a la 1:00 a.m. A pesar del calvario, ambas se graduaron ocupando, respectivamente, primer y segundo puesto de honor de la facultad. Realmente predominaron sobre “el calvario diario de tomar un diablo rojo”.

Hoy estas heroicas hermanas Atencio Harris, pueden darse el lujo de pagar transporte pirata de la casa al trabajo y viceversa por una módica suma para comodidad de ellas y tranquilidad familiar; pero el Gobierno insiste en perseguir al transporte pirata, quitándonos así la tranquilidad que no puede dar el transporte público. Tal como le dijo Diógenes al rey Alejandro Magno, yo digo al presidente Ricardo Martinelli: “no nos quites la tranquilidad que no puedes darnos”. Dejad, pues, tranquilo al transportista pirata hasta que el Metro entre en funcionamiento.

ALCIBIADES ATENCIO CORRALES

EDUCADOR


Llaman a la unidad por el deporte

El viernes 31 de agosto pasado, en la página de Opinión de La Prensa, leí un artículo titulado “Reingeniería deportiva”, escrito por José A. Velarde, donde se habla de la situación deportiva de nuestro país. Según la nota, “el deporte panameño en todos los niveles cada día decae a nivel nacional... durante años hemos visto la guerra política deportiva que sostienen dirigentes locales e internacionales”. Y sigue con más opiniones.

Excelente artículo que debiera ser lectura obligada de todos los que, de alguna forma, están dentro de estas organizaciones deportivas del país. Debemos, entonces, preguntarnos: ¿de quién es la culpa de este deterioro?, ¿debe estar la política dentro del deporte y las ambiciones personales? Entonces, surgen otras interrogantes: ¿cuál es la política nacional del deporte, los objetivos, prioridades, estrategias y metas para este desarrollo? Realmente, si existe, no se pone en práctica. Cada cuatro años se convoca a las organizaciones deportivas a efectuar elecciones en las diferentes disciplinas, pero entonces comienza el tira y jala político: el amigo que está con nosotros, el que no está, las dualidades de dirigentes y organizaciones existentes. Esta costumbre viene ya de varias administraciones de Pandeportes, el responsable a mi juicio de todo lo que acontece hasta el día de hoy. Por ahí es donde se debe empezar. Las operaciones y procedimientos internos de todas las organizaciones deportivas (incluidos, por ejemplo, afiliaciones, composiciones, mecanismo de toma de decisiones, convocatorias, asambleas) deben ser establecidos por las organizaciones deportivas en base a su estatuto sin intervenciones externas. Pandeportes debe empezar por respetar esto. Por ahora, existe un círculo vicioso en el acontecer deportivo. Aquí tengo que incluir al Comité Olímpico de Panamá, del que tanto se habla y critica, con actuaciones desagradables de algunas personas, de acuerdo con opiniones y aseveraciones. Hay actuaciones tan temerarias que promueven numerosas disconformidades. Debe promoverse una reconciliación nacional para evitar el divisionismo, que afecta a los atletas y al país. Los dirigentes deportivos deben renovarse todos y al final son, precisamente, estos los que eligen a los mismos dirigentes del Comité Olímpico.

Los conflictos o problemas se resuelven en una mesa de concertación entre todos los afectados, sin exclusiones. Ningún proyecto avanza si no hay comunicación, y todo tiene sus límites. Lo estamos viviendo a todo nivel en nuestro país, y el deporte no escapa de esta realidad. Existe un dicho: “el agua que se riega sobre el piso nunca se puede volver a recoger”. Tenemos que hacer un alto. Las ambiciones de cada uno, las conveniencias personales, todo esto siempre transitorio, es el gran mal que nos aqueja.

Debemos todos meditar sobre lo que queremos para nuestro país. Es totalmente inaceptable que organizaciones internacionales intervengan siempre en nuestros problemas domésticos, que nosotros los panameños, por estar tan divididos, no logramos resolver. Por favor, hago un llamado a todos para que antes de finalizar este año procuremos hacer un alto por el bien de nuestros atletas y de nuestro país, y logremos nuevamente la gloria que nos merecemos todos.

CARMINA PORRAS DE ALEMÁN

CIUDADANA


Credibilidad y derecho a la información

Hay anécdotas ideales para valorar lo rápido que cambian los tiempos y estilos de ejercer el periodismo.

Recuerdo, a principios de la década de 1980, una anécdota contada por Abdiel Flynn, reportero de The Star & Herald, mientras me daba un aventón en su fiel escarabajo celeste.

En una ocasión se publicó en La Estrella de Panamá una foto de un juego de pelota en Chitré. Un distraído redactor deportivo puso que en la gráfica aparecía la “señorita” Carmen Solís. Resultó que Carmen Solís era hombre y entrenador de uno de los equipos. Cuando Solís vio la publicación, le sobraron ganas de prender la pequeña casetita de vender periódicos del Parque Unión. Para aplacarlo, le prometieron sacar una réplica aclaratoria como desagravio a su magullado orgullo varonil.

La urticante réplica cayó en manos del temperamental jefe de Deportes, Carlos Solé Bosh. Al día siguiente salió la carta aclaratoria con un título grande en letras bodoni bold: “Dice Carmen Solís que no es señorita”.

¡Ayy, bendito!, diría un dominicano. Por fortuna, ahora son menos los casos en los que se depende de un director querendón para publicar una réplica.

Esto se ha resuelto, en parte, con la vigencia del Defensor del Lector, que lejos de ser un superhéroe de esos desempolvados hoy por Hollywood es, según el periodista Juan Carlos Núñez Bustillos, una figura de autorregulación ética adoptada por algunos medios para promover un periodismo profesional y honesto. El Defensor del Lector, llamado también Ombudsman, tiene el compromiso de garantizar los derechos del lector de recibir un producto creíble, apegado a la ética y respetuoso del honor de los ciudadanos.

De acuerdo con el Manual de Redacción de La Prensa, los lectores tienen derecho a recibir “una información independiente, que exponga con precisión, veracidad, claridad y equidad, los hechos y opiniones de interés público”.

El periódico se compromete a publicar réplicas ante las informaciones “sin sustento que afecten [a los ciudadanos] de manera directa y negativa, o que los involucren en actos indebidos”.

Esto, al igual que la opinión pública, es un fenómeno en estudio. En su tesis de maestría Defensores de Lectores y oyentes de la prensa argentina, la periodista argentina Flavia Verónica Pauwels señala: “La participación del público y su conciencia acerca de que la información también es un derecho humano que se debe ejercer, aparece en un aspecto que todavía sigue siendo necesario trabajar”.

En tanto, el veterano periodista colombiano Javier Darío Restrepo considera que sin independencia y cooperación del público, el Defensor del Lector se convertiría en un simple “oidor de quejas”. No obstante, si directivos de los medios, periodistas y público admiten el valor de la autocrítica, su labor es trascendente y se convierte en un instrumento “pedagógico” que impulsa la “aplicación y vigencia del derecho a la información”.

El diario español El País destaca que una de las funciones primordiales del Defensor del Lector es “vigilar que el tratamiento de las informaciones esté acorde con las reglas éticas y profesionales del periodismo. Puede intervenir a instancia de cualquier lector o por iniciativa propia”.

Como nuevo Defensor del Lector, busco estimular a los lectores a que hagan valer ese derecho que tienen a ser escuchados, tomados en cuenta y orientados sobre las incidencias del ejercicio periodístico.

Los exhorto a presentar sus puntos de vista en forma coherente, con ideas claras, brevedad en los textos y, sobre todo, con respeto al medio, a los periodistas y a la opinión pública.

Pondré todo mi empeño para que la Defensoría del Lector sea una oportunidad para construir, procurando una autorregulación ética que promueva el diálogo público y que no solo enriquezca a los actores directos, sino también a todos los destinatarios.

Lejos de convertirme en un perseguidor de los “infractores de turno”, mucho menos en un maestro regañón que exhibe al que se equivoca, pretendo ser un mediador y un facilitador del diálogo, con el fin primordial de encontrar balance a la hora de ejercer un periodismo fundado en la credibilidad, el respeto y la humildad.

HERMES SUCRE SERRANO

DEFENSOR DEL LECTOR


Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Cultura VIDEO: Alfred Nobel, el inventor de la dinamita y promotor de la paz

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...

Tecnología Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos

Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Vídeo
Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos AFP

Numerosas compañías como Uber, Tesla y Google están trabajando en vehículos autónomos. Pero, llamando menos atención, ...

Videos El legado de Alfred Nobel

El legado de Alfred Nobel El legado de Alfred Nobel Vídeo
El legado de Alfred Nobel

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...