Página del lector_20121207

Temas:

[FOTODENUNCIA]

IRRESPONSABILIDAD

La falta de conciencia ciudadana es evidente en algunos panameños que insisten en pasar por debajo de los puentes peatonales, que tanto dinero ha costado a los contribuyentes. La fotografía muestra a personas cruzando la vía principal de Río Abajo, en la cercanía de la feria de productos agrícolas, por debajo del puente elevado, cuya finalidad es preservar la vida de los que caminan por la concurrida área. Las autoridades han advertido del peligro de esta práctica, sin embargo, nadie hace caso. Ya se han dado varios casos de atropello bajo pasos elevados.

En defensa de la familia tradicional

No tengo el placer de conocer al señor Miguel Espino Perigault, sin embargo, me llama enormemente la atención que haya un grupo de personas, entre ellas algunos que constantemente hablan en nombre de todos los panameños sobre la importancia de la libertad de expresión, solicitando a un medio (La Prensa) tan importante para nuestra democracia y nuestra sociedad, que se silencie a una de las pocas voces que hablan en pro de la familia y los valores morales en nuestra sociedad.

También me llama poderosamente la atención que muchos de los que firman esta carta son personas que constantemente insultan y denigran a las personas que no piensan como ellos y, sin embargo, el diario La Prensa nunca ha dejado de publicar sus artículos. Resulta ser que como tenemos principios morales, como creemos en la familia tradicional, como seguimos los mandamientos de Dios, como creemos en el derecho de la vida del no nacido porque es un ser humano, y creemos en que nada ganaremos con una sociedad liberal, somos unos brutos, ignorantes, extremistas y fanáticos religiosos.

Todos somos iguales ante Dios, es cierto, sin embargo, Dios nos creó para formar familias entre hombre y mujer, y así ha sido desde el inicio de la Humanidad. Solo que ahora algunos quieren cambiarlo, y quienes se oponen al cambio, caen en desgracia ante los ojos de pocos en este país y resultamos ser unos homofóbicos. Quienes me conocen saben que nunca en mi vida he tomado en consideración clase social, color de piel, preferencia sexual, preferencia política ni religión para considerar a alguien amigo o para extender mi ayuda a alguna persona.

Tengo amigos y amigas gais y lesbianas que saben que los quiero y respeto con todo mi corazón. Difícil pues que alguien me pueda llamar homofóbica. Sin embargo, si uno lee cartas de apoyo, tweets, mensajes de Facebook, etc. de personas que apoyan a la comunidad LGBT, no hay otra manera de catalogar, según ellos, a todas las miles de miles de personas que no apoyan su manera de pensar, porque pareciese que, porque no los apoyamos, nos ganamos automáticamente ese apodo.

Todos tenemos derecho a tener preferencias sexuales, lo que no tenemos es derecho a cambiar la familia tradicional. No tenemos derecho de quitarle a la madre y al padre su lugar en la familia. No podemos quitarles a los niños el derecho de tener una mamá y un papá. El mundo cambia rápidamente. No significa que cambia para bien. En Panamá seguiremos luchando por la familia, los valores morales y la vida del no nacido. Que Dios nos bendiga siempre.

MADELAINE ADAMES VARELA

ABOGADA


Destacan la gran hazaña de Balboa

Escribo estas líneas para discrepar –con el mayor respeto– con la postura plasmada en el artículo de opinión del padre Félix de Lama, publicado en la página 18A del diario La Prensa del 26 de noviembre de 2012. En él, el padre de Lama manifiesta indignación y perplejidad por la conmemoración del quinto centenario del descubrimiento del océano Pacífico, hecho histórico ocurrido el 25 de septiembre de 1513.

Desde los albores de nuestra República, la figura de Balboa y la empresa por la que es conocido han sido consideradas de particular relevancia en el itinerario histórico panameño. Prueba de ello es el nombre de nuestra moneda, de nuestra máxima condecoración oficial, de nuestro puerto más importante, y de muchas otras cosas más. Generaciones de panameños hemos aprendido en el aula que el Mar del Sur fue descubierto por Vasco Núñez de Balboa en el año 1513, y que esto fue un hecho de suma trascendencia.

El profesor Ernesto J. Castillero R., en su obra Historia de Panamá, califica al hallazgo del Pacífico como “la mayor empresa, después del descubrimiento de América”, y no duda en referirse a Balboa como “el descubridor del Mar del Sur”. Este libro vio, por lo menos, 10 ediciones y fue texto oficial de historia de Panamá estudiado por décadas en nuestras escuelas. En otra obra, el profesor Castillero apunta que “Balboa con su proeza señaló al Istmo de Panamá como el paso seguro de los bajeles del uno al otro mar”.

Castillero no es el único historiador panameño que se ha expresado de tal forma respecto a Balboa y al avistamiento del Pacífico. Así pues, el Doctor Alfredo Castillero C. destaca que “a partir del descubrimiento del Pacífico por Balboa, se concentraron en Panamá los esfuerzos colonizadores del Nuevo Mundo”. Por su parte, los historiadores Celestino Araúz y Patricia Pizzurno nos dicen que “sin duda, el descubrimiento del Mar del Sur demostró que otro continente, hasta entonces desconocido, se interponía entre Europa y Asia”.

Jorge Conte Porras –que, por cierto, tiene duros calificativos para Balboa– señala que “la historia de la comunicación interoceánica ha marcado nuestro destino desde el instante en que los castellanos arribaron a nuestras costas en el siglo XVI, y especialmente cuando Vasco Núñez de Balboa descubrió el Mar del Sur”. Por último, el Doctor Julio Linares explica que “la realidad histórica también demuestra que desde que Vasco Núñez de Balboa descubrió el Mar del Sur, el destino del istmo quedó dispuesto por su función geográfica y unido indefectiblemente a una comunicación interoceánica”.

Evidentemente, ninguno de los historiadores antes citados pretende afirmar que Balboa fue el primer ser humano que contempló las aguas del Pacífico. Sin duda, estos historiadores utilizan palabras como “descubrimiento” y “descubridor” en función de la relevancia del hecho y personaje concreto, dentro del contexto de las grandes empresas de exploración de los siglos XV y XVI. Esas empresas son históricamente importantes porque, entre otras cosas, lograron vincular de manera permanente espacios geográficos y grupos humanos que, hasta entonces, permanecían relativamente aislados.

En efecto, el mundo es cualitativamente distinto a partir del contacto de pueblos y culturas diversas, suscitado por los viajes de exploración de los siglos XV y XVI. No en vano se señala ordinariamente al año 1492 como el comienzo de la Edad Moderna.

Para Panamá, el hallazgo del Pacífico tiene una especial resonancia, por la impronta que este impuso en nuestro devenir como nación. Al utilizar la palabra “descubrimiento”, la comisión nacional del quinto centenario no hace más que emplear los modos de expresión usualmente utilizados para designar el trascendental hecho histórico ocurrido el 25 de septiembre de 1513, en tierras de Darién.

La conmemoración oficial de los 500 años del descubrimiento del océano Pacífico no debe ser motivo de indignación para ningún panameño. Todo lo contrario, debemos sentirnos orgullosos por este hecho histórico tan importante para Panamá y el resto del mundo, ocurrido en nuestro territorio. Así lo vio el Doctor Belisario Porras –ese gran estadista–, quien promovió la conmemoración oficial del cuarto centenario de este acontecimiento, hace ya casi 100 años.

Balboa no fue un santo, ni la conmemoración de su gesta implica la aprobación de las injusticias que haya cometido. Su importancia histórica –como la del resto de las figuras señeras de nuestra historia– radica en su incuestionable aporte a la configuración de nuestro destino como país y, en consecuencia, de nuestra identidad nacional.

FRANCISCO LINARES

ABOGADO


Cuestionan artículo ´La guerra perpetua´

He leído el artículo “La guerra perpetua”, publicado en el diario La Prensa del 25 de noviembre de 2012, donde su autor, el Doctor Xavier Sáez-Llorens, como es su costumbre en la mayoría de sus escritos, ha lanzado nuevos dardos y flechas contra los cientos de millones de creyentes en su cruzada personal antiiglesia y anticlero que raya ya en hábito adictivo.

Sáez-Llorens es el típico personaje que al no poder rebatir argumentos y evidencias sólidas recurre a la difamación, llamando ignorantes, charlatanes, fanáticos, estúpidos, etc., a todo aquel que no comulga con sus ideas ateas. Los prelados de las iglesias cristianas no van a perder su tiempo respondiendo a las invectivas atrevidas de Sáez-Llorens, pero yo quisiera, por este medio, hacer algunas observaciones.

Sáez-Llorens tiene todo el derecho de idealizar y hacer su luz y sombra el pensamiento de Stephen Hawking y otros ateos, con cuyos criterios e ideas parece tener ciega adherencia.

Hawking puede ser un genio de las ciencias, pero en cuestiones de fe y teología ha demostrado estar completamente alejado de la realidad; como muchos ateos, sus creencias y prejuicios dan lugar a todo tipo de tergiversaciones y confusiones.

El psicoanalista Doctor Theodore Rubin nos cuenta cómo muchas personas tratan de trascender la identificación y la influencia religiosa en sus vidas. Tienen profundos sentimientos religiosos, pero se empeñan en ignorarlos. Lo anterior bien puede ser aplicado tanto a agnósticos como a ateos. Nosotros los creyentes estamos muy cómodos con nuestra fe, nuestros valores cristianos y nuestra capacidad de raciocinio y análisis espiritual.

Los ateos nunca podrán romper ese buen concepto que tenemos del cristianismo. Nosotros aceptamos la soberanía de Dios y confiamos en su preeminencia en nuestras vidas. Dios nunca ha dado cuenta de sus acciones a los humanos. Nadie lo interrogará o examinará, ni tampoco ha tratado de conseguir nuestra aprobación por lo que ha hecho. Solo nos pide que tengamos fe.

Usted, al parecer, tiene poca conciencia de lo que efectivamente representa la fe cristiana para nosotros.

Le convendría entender que para muchas personas, la pertenencia a una determinada religión constituye su principal seña de identidad y en tal sentido se fortalece el conocimiento de su propia personalidad y valores a través de su fe cristiana.

Tampoco parece estar consciente ni respetuoso del elevado lugar que esa fe ocupa en la escala de prioridades para nosotros, lo que revela su completa desorientación y escasa conciencia en cuestiones espirituales y religiosas, lo que lo convierte en enemigo jurado de nuestro credo. Perseverar en esa actitud equivale a alimentar un tumor maligno, cuya meta es envenenar las almas y crear conflictos y maledicencias.

Compadezco el poco espiritualismo del Doctor Sáez-Llorens, sin embargo, las supuestas satisfacciones que pueden derivarse de sus escritos, nacidos de una simple necesidad patológica de agresión permanente contra creyentes y prelados, y el presumir tener la verdad, con una visión poco objetiva de la realidad cristiana sin la cual toda su visión de las demás personas resultarán sesgadas y distorsionadas, me parece poco divertido.

Le convendría abrirse para escuchar a otras personas mucho más eruditas que usted. Quizás su orgullo no le permita aprovechar la experiencia de expertos teólogos, pero aprender a escuchar y evaluar con sinceridad la sabiduría y experiencia de otras personas, de la misma manera que utilizamos la de los médicos, es mostrar sensibilidad; pero ello exige ser receptivo, lo que nace de la humildad, la neutralización del orgullo y ser modesto.

Demás está decir que el cristianismo y las iglesias seguirán siendo los muros contra el cual chocan los ateos. Si algo necesita con urgencia nuestra sociedad en estos momentos, son personas dispuestas a generar optimismo, moralidad y ética en las personas, y no inflamar ánimos, crear conflictos y anidar odios y rencores en el corazón de los demás.

CLARENCE C. KING

PLANIFICADOR JUBILADO


Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Serie Hípica del Caribe Un triunfo esperado en el Clásico Velocidad

El ejemplar Hombre Con Fe se llevó el Clásico Velocidad. El ejemplar Hombre Con Fe se llevó el Clásico Velocidad.
El ejemplar Hombre Con Fe se llevó el Clásico Velocidad. Tomado de Twiter/Confederación Hípica del Caribe

Panamá se apuntó una victoria este sábado en la Serie Hípica del Caribe, que se lleva a cabo en Puerto Rico, tras ...

Entretenimiento Una albatros pone un huevo a sus 66 años

La albatros de Laysan conocida como Wisdom (Sabiduría) está incubando un huevo. La albatros de Laysan conocida como Wisdom (Sabiduría) está incubando un huevo.
La albatros de Laysan conocida como Wisdom (Sabiduría) está incubando un huevo. AP

La ave marina más vieja conocida está esperando una cría, anunciaron el sábado los encargados de la Reserva de Vida Silvestre ...

Victoria de 4-2 Con triplete de Vardy, Leicester humilla al Manchester City

Jamie Vardy puso fin a su sequía de goles en la liga inglesa. Jamie Vardy puso fin a su sequía de goles en la liga inglesa.
Jamie Vardy puso fin a su sequía de goles en la liga inglesa. AP

Jamie Vardy recuperó el toque goleador en el momento más indicado, y Leicester humilló este sábado al Manchester City de Pep ...