Panamá está cesando de fumar

Temas:

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203aahrzs.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203aahrzs.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203aahrzs.jpg

De todos los países que conforman el globo terráqueo, Panamá es líder en proteger a su población de la trampa que tiende el consumo de los productos de tabaco.

Para anunciarlo –y a la vez celebrar los logros alcanzados en el país–, la Organización Mundial de la Salud (OMS) escogió este territorio para realizar el miércoles pasado el lanzamiento internacional de la cuarta versión del “Informe de 2013 de la OMS sobre la Epidemia Mundial del Tabaquismo”, el cual recopila los avances logrados para combatir el tabaquismo.

Este informe, que la OMS publica cada dos años, tiene como tema este 2013 “Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco”.

En el evento –que contó con la presencia de miembros internacionales del organismo, así como de especialistas y autoridades nacionales– se dio a conocer que Panamá ocupa el primer lugar en el mundo en lo que se refiere a proteger a sus ciudadanos del tabaco, tras aplicarse niveles “muy altos” de cinco de las seis medidas establecidas por la OMS en 2008, conocidas como MPOWER (Monitor, Protect, Offer, Warn, Enforce, Raise), que invitan a dejar de consumirlo a través de acciones como vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención, proteger a la población del humo del tabaco, ofrecer ayuda para dejar el tabaco, advertir de los peligros del tabaco, hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio, y aumentar los impuestos del tabaco (ver infografía). Estas medidas están contenidas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco.

En el planeta, más de 2 mil 300 millones de personas (un tercio de la población del mundo) están protegidas hoy por al menos una de las medidas MPOWER, aplicada en su más alto grado.

Según el nuevo informe, Panamá es “el país más adelantado en políticas de control de tabaco en la región y uno de los más adelantados en el mundo”, dijo la médica Adriana Blanco, asesora en control de Tabaco de la OPS/OMS y Oficial Regional de la OMS para las Américas en Washington, D.C., en una entrevista en exclusiva a este diario.

Este documento señala que Panamá es también el primer país de la región y del mundo en prohibir de forma total la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, afirma la doctora, con especialización en adicción y un máster en políticas de prevención de adicciones en jóvenes y niños.

Panamá puede servir de referente mundial en la lucha contra el tabaco, “ debido a que el país está 100% libre de humo, tiene advertencias sanitarias en los productos [de tabaco], hace campañas para decir los maleficios del tabaco, prohíbe la publicidad, la promoción y el patrocinio, ofrece cesación a los pacientes que ya fuman y ha tenido un aumento significativo de los impuestos de los que, además, está dando el 50% para ser dirigidos al control del tabaco”, explica Blanco.

CERO PUBLICIDAD

Panamá prohíbe la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco a partir de 2008 con aprobación de la Ley 13 de 24 de enero de 2008, pero esto se concretiza a su máximo en 2010 cuando se aprueba el Decreto Ejecutivo No. 630 de 2010, en el que se prohíbe la exhibición de los productos de tabaco en los puntos de venta, indica la médica Reina Roa, directora de la Dirección de Servicios de Salud y Punto Focal de Dirección del Tabaco del Ministerio de Salud (Minsa).

A MAYOR IMPUESTO, MENOS FUMADORES

En materia de los impuestos, el nivel recomendado por la OMS es que este sea del 75% del precio, y Panamá actualmente está en 57%.

Esto es una ventaja que Panamá tiene en comparación con otros países, indica la doctora Roa, quien posee una maestría en salud pública con énfasis en epidemiología. “El Minsa, el Instituto Oncológico Nacional y la Autoridad Nacional de Aduanas reciben de la recaudación fiscal por impuesto al tabaco la mitad de la recaudación para las oficinas de control de tabaco; eso no lo tienen otros países de la región, son pocos”.

Esta herramienta permite darle sostenibilidad a todas las otras medidas, a pesar de que “aún no hemos llegado al 75%, que es el ideal”, comenta Roa.

PARA ABANDONARLO

A la fecha, el país cuenta con 33 clínicas de cesación.

El Minsa, actualmente, está involucrando dichas clínicas como una política “en las nuevas instalaciones que se están entregando”, explica Roa, quien señala que en el año se recibirán 19 más.

En estas se le brinda consejería al fumador. La clínica de cesación maneja el componente psicológico de quien se atiende, y ello se hace a través de terapia de grupo. Además, ofrece una variedad de medicamentos, como reemplazo nicotínico, que ayudan a aliviar la depresión que invade al paciente al dejar de fumar, indica Roa. “Estamos teniendo una mirada integral, porque el fumador está siendo evaluado para ver si al momento de ingresar a la clínica tiene ya algún compromiso en sus funciones vitales asociado al consumo del tabaco”.

Sin embargo, la mayoría de las personas dejan de fumar solas. “En Panamá el promedio diario de consumo de cigarrillos no es muy alto. Aproximadamente, se consumen en el país cerca de cinco a seis cigarrillos, por lo que mucha gente deja de fumar sola. Por supuesto que sí tenemos los grandes fumadores que se pueden estar fumando dos o tres paquetes de cigarrillo; a esos claro que les va a costar muchísimo más dejar de fumar”.

En el istmo, la mayoría de los fumadores se autoproclaman a sí mismos como “fumadores sociales”, que fuman cuando van a fiestas, “pero ya como en las discotecas no se puede, han tenido que dejar de fumar socialmente, porque ya la sociedad está imponiendo unas reglas de convivencia distintas”, explica la doctora.

DIRECTRICES MUNDIALES

Las medidas de control del tabaco, adoptadas en 41 países entre los años 2007 y 2010, evitarán que se registren cerca de 7.4 millones de muertes prematuras hasta el año 2050, según recopila un estudio publicado este mes en el Boletín de la OMS, expuso la médica Jennifer Ellis, de Bloomberg Philanthropies, durante la reunión.

Sin embargo, se estima que cerca del 24% de la población mundial, unos mil 200 millones de personas, es fumadora, acota la doctora Blanco. De ahí la importancia de continuar apagando cigarros. Para seguir la lucha antitabaquismo, las especialistas dicen que es necesario que todos los países sigan el cumplimiento de los mandatos del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco.

GOLPE BAJO AL TABACO

24%

de la población mundial aproximadamente (mil 200 millones de personas) es fumadora.

9.3%

de la población panameña mayor de 18 años consume algún producto de tabaco, según la Escuela Nacional de Salud y Calidad de Vida.

5 a 6

es la cantidad promedio de cigarrillos que un fumador consume en Panamá al día.

OMS

En materia de los impuestos, el nivel recomendado por la OMS es que el impuesto llegue al 75% del precio; Panamá actualmente está en 57%.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Mundo El Congreso puede aguar la fiesta

El compromiso de Washington y Cuba de normalizar sus relaciones fue celebrado en el mundo entero, pero ahora es el Congreso ...