Porras y la formación del del Estado nacional (III)

Temas:

La tranquilidad era prioritaria para los estadounidenses. Su propósito era crear y mantener un entorno favorable a la excavación y funcionamiento del Canal. En 1906, William H. Taft advirtió que “para evitar demoras en la construcción del Canal, no permitirián revoluciones” en Panamá.

Por ese motivo, en 1904 se abolió el ejército, eliminando así un actor tradicional en la vida gubernamental del Istmo. Desde 1917 y por más de una década, un oficial norteamericano adiestró a la policía e “intentó (sin éxito) supervisar el cumplimiento de la ley”. Al corto plazo esas acciones quizás fortalecieron la autoridad civil y la posición del partido en el poder, al disminuir la probabilidad de alzamientos; pero a la larga debilitaron a la oposición, una realidad demostrada por las numerosas ocasiones en que presidentes impusieron a sus sucesores. El desarme además, contribuyó a socavar la legitimidad, como Porras lo admitió: “Mi gobierno no puede adquirir verdadera autoridad....”. “Encuentro dificultades hasta para armar... la policía”. Cabe destacar que en varias ocasiones los políticos panameños apelaron a las tropas norteamericanas para defenderse de alguna protesta callejera, como hizo Porras en 1921. Pero si bien la presencia estadounidense favoreció al orden público del país, no contribuyó al desarrollo político de Panamá. Se concedía más importancia a la administración y al progreso material que a la transformación de las tradiciones cívicas e ideológicas. Por ejemplo, al evaluar a un importante político en 1910, el funcionario Huntington Wilson no recomendó que se investigara si respetaba la democracia, sino la “actitud hacia este departamento (de EU) y hacia las operaciones de la Comisión del Canal”.

Por otra parte, los representantes estadounidenses tampoco expresaban mucha confianza en las capacidades cívicas de los ciudadanos panameños. En 1910, Richard O. Marsh, encargado de negocios, denunció la “numerosa población de negros en Panamá”. Los negros eran “ignorantes... e incapaces de cumplir con los graves deberes de la ciudadanía”. Marsh, quien años después participaría en la Revolución Tule, acabó destituido cuando amenazó, sin autorización, la disolución de la República. Sus ideas raciales, sin embargo, no fueron nada extrañas entre sus colegas. En 1911, el presidente Taft mostró que compartía los prejucios de Marsh cuando, al reunirse con Santiago de la Guardia y Ricardo Arias F., se mostró favorable a la posibilidad de que se limitara el voto a “aquellos que pudieran cumplir requisitos de educación y propiedad”. En general, las elecciones y disputas gubernamentales disgustaban a los norteamericanos. Les parecían demasiado problemáticas y azarosas. Así, en 1916 un funcionario expresó su deseo de que la inauguración de la Exposición Nacional entretuviera a los panameños y les hicera pensar en asuntos ajenos a la política, una postura que no facilitó el desarrollo de la democracia, sino el personalismo y el aislamiento del Estado de la población.

Los gobiernos norteamericanos terminaron por abandonar la práctica de supervisar elecciones para dar paso a la prioritaria tranquilidad social. En lo futuro, los gobiernos comprometidos y afines a los norteamericanos podían esperar su respaldo en las disputas políticas internas, lo mismo que su indiferencia respecto a los intentos de prolongarse en el poder. Simplemente, el costo de la democracia les parecía demasiado alto a los norteamericanos.

En 1916 no intervinieron y Rodolfo Chiari, candidato de la oposición, se retiró de la contienda. De esa forma, el aspirante oficial Ramón M. Valdés ascendió a la presidencia, a pesar de acusaciones de trampa electoral.

Similar postura pragmática y en el fondo, antidemocrática, era evidente también entre los líderes liberales cuya actuación fue encaminada al desarrollo material, no al perfeccionamiento político. En 1928, Eusebio Morales denunciaba la falta de verdaderos partidos basados en programas, ideas y agendas y una tendencia a ver la política como un “negocio lucrativo”. Mucho influyó la política de Estados Unidos, pero no menos las acciones de Porras y los liberales. Aprovecharon la presencia estadounidense a la vez que se alejaron de las masas y de la clase media. Porras llegó a ser, según Laurenza, un líder creativo y talentoso, pero excesivamente presuntuoso: “llegó a pensar que el Gobierno era algo que le pertenecía... y que el pueblo panameño no era otra cosa que la prolongación de su propia familia”.

En síntesis, Porras no pudo formular una nueva estructura ideológica para justificar el Estado que él mismo estaba creando. Al final, sus métodos fueron excesivamente personalistas y ligados a la visión de Estados Unidos.

FUENTES

Editor:Ricardo López Arias

Textos:Peter Szok

Fotografías:Carlos Endara. Colección RLA/AVSU

Comentarios:vivir+@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Mundo Al menos 700 muertos por inundaciones en el sur de Asia

El balance de muertos alcanzó este domingo los 700. El balance de muertos alcanzó este domingo los 700.
El balance de muertos alcanzó este domingo los 700. AP

El balance de muertos en la inundaciones provocadas por el monzón en el sur de Asia alcanzó este domingo a los 700, y más de ...

PRECAUCIÓN Aviso por mareas altas, vigente hasta el próximo sábado 26 de agosto

Para reportar emergencias se puede llamar al *335 Para reportar emergencias se puede llamar al *335
Para reportar emergencias se puede llamar al *335 LA PRENSA/Archivo

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) emitió un aviso de prevención por mareas altas de hasta 5.27 metros de ...

informes policiales Célula yihadista preparaba 'uno o varios atentados' en Barcelona

Una mujer se detiene frente a varias velas y flores en recuerdo a los fallecidos en atentados. Una mujer se detiene frente a varias velas y flores en recuerdo a los fallecidos en atentados.
Una mujer se detiene frente a varias velas y flores en recuerdo a los fallecidos en atentados. AP/Emilio Morenatti

La célula de los atentados de Barcelona y Cambrils preparaba "uno o varios" atentados con bombas en la capital catalana, y el ...