Propaganda fascista en ´Il sorriso del capo´

Temas:

Un día un hombre decidió salir a la calle sin sombrero. Otros hombres copiaron su idea. Hasta que ya nadie usó sombrero. Con este razonamiento simple, el fascismo intentaba explicar en tiempos de Benito Mussolini la facilidad con que se “contagiaban” las ideas.

Este tipo de propagandas políticas, filmadas por el Instituto Luce y proyectadas en los cines de la época, son el material con el cual el director Marco Bechis creó Il sorriso del capo (La sonrisa del jefe), documental que se exhibe en el Buenos Aires Festival de Cine Independiente (BAFICI).

El Instituto Luce, órgano fundamental de la propaganda cinematográfica durante el fascismo italiano, también elaboraba los célebres Giornale Luce, los noticieros que difundían imágenes de salas de maternidad rebosantes de madres fuertes y abnegadas, niños heroicos vestidos con uniformes y fábricas modelo en las que se construía el progreso y, sobre todo, a un “Duce” que podía hablarle con firmeza a su pueblo y, al mismo tiempo, sonreír mientras era escoltado por sus soldados.

“Más que sobre Mussolini, esta es una película sobre el populismo, la capacidad que tiene un líder de convencer a la gente de que él puede determinar el destino de todos y la incapacidad del pueblo para no asumir su responsabilidad colectiva”, dijo Bechis, nacido en Chile, criado en Brasil y Argentina y que vive hace casi 30 años en Italia.

Para Il sorriso del capo, el director de Garage Olimpo, entre otras, se valió de parte de los 8 millones de metros de película de los archivos del Instituto Luce.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

venezuela Lilian Tintori asegura que su esposo sigue fuerte y no dejará Venezuela

Lilian Tintori afirmó hoy que su marido, Leopoldo López, continúa "fuerte y firme" tras un año en la cárcel de Ramo Verde ...