RAÍCES: Las Fuerzas Armadas

Temas:

La república de Panamá perdió su ejército en noviembre de 1904 por presiones de Estados Unidos. Este primer cuerpo armado integrado por una tropa indisciplinada y venal se hallaba bajo la jefatura del general Esteban Huertas, quien intentó deponer al presidente Manuel Amador Guerrero, en asocio con algunos prominentes liberales.

Trece años más tarde, Estados Unidos forzó el desarme de rifles de largo alcance de la díscola Policía Nacional en las ciudades de Panamá y Colón para evitar las frecuentes confrontaciones con los marines. Desde la tercera década, cuando la intervención estadounidense se atenuó, la oligarquía criolla comprendió que era imposible detentar y mantener el poder político sin el concurso de la policía, razón por la cual el cuerpo se fue consolidando cada vez más y bajo el liderazgo de José Antonio Remón Cantera definió sus propias aspiraciones políticas.

Entre 1947 y 1955, Remón se convirtió en “el amo de Panamá”, al tiempo que junto con otros altos oficiales se beneficiaba de jugosos negociados como los del matadero. El fraude electoral de 1948 realizado bajo su atenta mirada, la crisis de gobernabilidad de noviembre de 1949 cuando en menos de una semana hubo tres presidentes y cinco en el cuatrienio 1948-1952, son solo algunos ejemplos de su poder. En este último año, ocupó la Presidencia de la República desde donde subyugó a los órganos del Estado, abusó del poder, acalló las voces de oposición, amordazó a la prensa e impuso una recia censura, a la vez que, con el visto bueno de Estados Unidos, reconvirtió el cuerpo policial en una Guardia Nacional.

Su asesinato en enero de 1955 no cambió el rumbo de la Guardia Nacional, que continuó siendo una fuerza represiva y abusiva. Durante los años posteriores al magnicidio, la represión estudiantil y de cualquier movimiento de protesta, así como la logística de los fraudes electorales, se convirtieron en los principales quehaceres del cuerpo.

En 1968, por primera vez, los militares panameños asaltaron el poder político.

El 11 de octubre, mandos medios de la Guardia Nacional, bajo la jefatura de los oficiales Boris Martínez y Omar Torrijos, depusieron al presidente Arnulfo Arias.

Durante los siguientes 21 años se impuso un modelo de gobierno represivo, neo populista, que buscaba legitimarse mediante un inflamado discurso nacionalista, mientras recurría a la violación de los derechos humanos para consolidar su poder. La Guardia Nacional, hasta su transformación en Fuerzas de Defensa en 1983, conculcó las libertades, rescindió los derechos constitucionales, vejó los derechos de los asociados, fue responsable de las desapariciones y muertes de algunos de sus opositores, como los casos del padre Héctor Gallego y de Floyd Britton, respectivamente, así como del exilio de muchos otros. Esta carga de crímenes que pesaba sobre los hombros de los militares, no fue óbice para que el Gobierno de Estados Unidos firmara un nuevo Tratado canalero con el jefe de Gobierno panameño en 1977.

Entre 1983 y 1989, las Fuerzas de Defensa, bajo la jefatura de Manuel Antonio Noriega, se organizaron como un cuerpo represivo a lo interno del país, mientras se alejaban cada vez más de su misión de garantes de la seguridad del Estado. Asesinatos como el de Hugo Spadafora (1985), represiones como la del “viernes negro” (1985); torturas; fraudes electorales (1984 y 1989), caracterizaron este aciago período, en tanto que el tráfico de narcóticos y de armas y el lavado de dinero eran el sustento de esta organización. Prueba de que era una fuerza entrenada exclusivamente para la represión de civiles se puso de manifiesto en ocasión de la invasión estadounidense en diciembre de 1989, cuando la mayoría de los efectivos militares se rindió sin presentar combate.

En 1990, se reorganizó una nueva Policía Nacional con buena parte del remanente de las desmanteladas Fuerzas de Defensa, que pocos meses después intentó un golpe contra el presidente Guillermo Endara. Aún hoy, le resulta difícil a la ciudadanía recuperar la confianza en un cuerpo policial que desde hace más de un siglo se caracterizó por los abusos de poder y el irrespeto a los derechos ciudadanos. Casos recientes como los del doctor Rafael Pérez Carrillo no contribuyen a mejorar su imagen.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Preocupados por reclamo de jugadores Árbitros de Grandes Ligas protestan con brazaletes blancos

Los árbitros esperan que las autoridades de MLB atiendan sus peticiones. Los árbitros esperan que las autoridades de MLB atiendan sus peticiones.
Los árbitros esperan que las autoridades de MLB atiendan sus peticiones. AP

Los árbitros de las Grandes Ligas usaron brazaletes blancos durante los juegos del sábado, en protesta contra la “conducta ...

Sede de la Copa del Mundo de Fútbol Obras de Catar 2022 avanzan 'en los plazos previstos' pese a crisis diplomática

Hassan Al Thawadi lidera el comité organizador para el Mundial de 2022. Hassan Al Thawadi lidera el comité organizador para el Mundial de 2022.
Hassan Al Thawadi lidera el comité organizador para el Mundial de 2022. AFP/Archivo

La crisis diplomática que dejó aislado a Catar de sus vecinos del Golfo tuvo "un impacto mínimo" en los preparativos para el ...

ENFOQUE  GERENCIAL Las tendencias de mercadeo

La actividad se inaugurará el 25 de agosto próximo. La actividad se inaugurará el 25 de agosto próximo.
La actividad se inaugurará el 25 de agosto próximo.

OPINIÓN. -La próxima semana tendrá lugar en Panamá el encuentro más importante de la región en materia de tendencias en la ...