Temores que trae la ciencia

Temas:

FOTOLIA. FOTOLIA.
FOTOLIA.

La periodista de cultura y tecnología Xeni Jardin, sobreviviente de cáncer de seno, fue una de las 150 personalidades que le respondió a la revista digital Edge la pregunta “¿De qué debemos preocuparnos?”. ¿Su respuesta? “Nos debería preocupar que la ciencia no nos haya hecho entender mejor el cáncer”, citó.

Según el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos, más mujeres han muerto por cáncer de seno solo en la unión americana durante las últimas dos décadas que el número de norteamericanos que murieron en la primera y segunda guerra mundial, la guerra de Corea y la guerra de Vietnam, juntas, plantea el doctor Bruno Hammerschlag, especialista en medicina interna y neumología.

Es inaudito que, a pesar de los avances hechos en una generación, “aún envenenemos, cortemos, volvamos a envenenar, irradiemos y luego demos terapia hormonal y volvamos, si todo va bien, a realizar un par de cirugías reconstructivas más, a una mujer con cáncer de seno que tiene la ´suerte´ de tener un tumor sensible a hormonas”.

Advierte “que en este mismo momento ni siquiera hay un acuerdo entre las autoridades respecto a las recomendaciones diagnósticas. ¿Deben hacerse las mujeres mamografías anuales? ¿Debe empezarse a los 40 años? ¿A los 50? ¿Deben hacerse a todas?” Y luego, dice Jardin, hay que “seguir solo ´la ruta del dinero´, porque el dinero en cáncer está en producir tecnología para diagnóstico y tratamiento y nuevas drogas; no en encontrar las causas ni su cura”.

Para el oncólogo Roberto Iván López, exdirector del Instituto Oncológico Nacional, la ciencia se ha preocupado “de que podamos entender mejor el cáncer, su origen, su evolución, sus causas y su comportamiento, todo esto buscando poder atacarlo (...) Aún hay mucho por conocer, a pesar de todos los avances que han ocurrido”.

¿A CIENCIA CIERTA?

“Que se acabe el financiamiento de grandes experimentos, y estos ya no ocurran”, es lo que le preocupa a Lisa Randall, física de la Universidad de Harvard.

La ciencia es cada vez más cara, menciona el doctor Hammerschlag. “El presupuesto que se requiere para hacer el tipo de investigación que pueda representar un avance significativo es cada vez mayor, y el número de inversionistas capaz de hacerlo disminuye cada día. Así, las compañías farmacéuticas financian la mayor parte de la investigación científica, y es cada vez más difícil para investigadores importantes separarse de ellas. Invertir en una idea innovadora que genere un producto que pueda representar un avance trascendental, es riesgoso y costoso. Estas compañías invertirán fundamentalmente en productos con predecible potencial de rédito económico y muchos de estos serán, por ende, inversiones potencialmente ´seguras´, aunque representen avances pequeños”.

“Siempre se menciona lo costoso que son estos estudios, y las otras prioridades que tienen tanto gobiernos como empresas farmacéuticas grandes, que son los que financian principalmente estos estudios. Hay un riesgo de que este financiamiento se pueda reducir más, con consecuencias serias para la ciencia”, dice López.

“Me preocupa cada vez más lo que ocurrirá con las generaciones de niños que no tendrán ese regalo tan único de una niñez prolongada, protegida y estable”, declaró Alison Gopnik, profesora de psicología.

El pediatra Pedro Vargas cataloga esto como un riesgo grande. “Le hemos ido hurtando la inocencia, la diversión, la curiosidad a los niños para adelantarles comportamientos, habilidades y responsabilidades de adultos o, erróneamente, iniciarlos desde muy temprano por caminos de competitividad prematuros y segregacionistas”.

Al biólogo y editor de New Scientist le inquieta “que la ciencia esté en peligro de convertirse en el enemigo de la humanidad”. Y al doctor Vargas “que la ciencia considere que todo lo demás es inferior entre los instrumentos que tiene el hombre para vivir como ente gregario”.

Al físico y cosmólogo Lawrence M. Krauss le pone ansioso creer “que hay una infinidad de universos allá afuera, pero sólo podamos estudiar en el que vivimos”.

El ingeniero Joaquín Fábrega, director del Observatorio Panameño en San Pedro de Atacama, señala que la mecánica cuántica teoriza que es posible la existencia de varios universos. “La doctora Laura Mersini-Houghton predijo que una manera de determinar la existencia de múltiples universos era si se detectaba un punto frío en la radiación de fondo, pues eso indicaría el lugar de interacción de nuestro universo con otro universo”. Sobre esto, Fábrega añade que en 2013 se logró observar un punto frío en la radiación de fondo. “¿Esto significa que la teoría de Mersini-Houghton es correcta? Aún es muy temprano para dar una respuesta definitiva, pero sus implicaciones serían profundas. Por ejemplo, el ser humano tiene un ego inmenso. En un principio creíamos que la Tierra estaba en el centro del sistema solar. Luego, se dijo que el sistema solar estaba en el centro de la galaxia, y nuevamente se demostró que no era correcto, entonces teníamos que estar en la única galaxia, pues estábamos equivocados, y así sucesivamente nos hemos desplazado del centro hacia las orillas. ¿Se imaginan que en unos años se demuestre que no somos el universo sino uno de tantos? La respuesta tiene connotaciones teológicas como qué papel juega Dios en la creación. (...) ¿Podremos en un futuro interactuar con personas de otros universos? No tengo una respuesta contundente, pero la humanidad ha demostrado ser capaz de romper mitos y barreras”.

LO ADICTIVO

El escritor Nicholas G. Carr confesó a Edge que le preocupa “que las tecnologías digitales están acabando con nuestra paciencia y cambiando nuestra percepción del tiempo”.

Las tecnologías pueden crear adicciones, y distorsión de la realidad, afirma la psicóloga y docente Xóchitl Mckay.

La psicóloga afirma que “el contacto personal físico ha disminuido, y las personas se pueden quedar aisladas en sus propias burbujas y disminuir sus herramientas sociales”.

Según Mckay, la carencia de emociones nuevas y la comunicación tecnológica afectarán el cerebro, el cual perderá sus habilidades primarias por la falta de estimulación.

La arqueóloga Christine Finn dijo que le atemoriza “que perdamos contacto, literalmente, con el mundo físico”.

“No hemos tenido una conversación sobre una ´nueva normalidad´ sobre la presencia de pantallas en el salón de juegos y en el kínder”, dijo la psicóloga del MIT Sherry Turkle.

La psicóloga afirma que “nada en esta vida es indispensable. Lo importante es la esencia del ser humano”.

“Que no podremos vivir sin internet” es a lo que le teme el filósofo Daniel C. Dennet.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Panamericano en México Definen selección Sub-10 de béisbol

El equipo panameño intensifica su preparación en varios aspectos de juego. El equipo panameño intensifica su preparación en varios aspectos de juego.
El equipo panameño intensifica su preparación en varios aspectos de juego. CORTESÍA/Fedebeis

El técnico de la selección Sub-10 de Panamá, Héctor Ávila, definió la lista de 18 jugadores, que defenderán los colores ...

Videos Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud

Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud Vídeo
Delegación panameña, rumbo a Juegos de la Juventud

El ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, le entregó al atleta del taekwondo Andrés Ho, el pabellón como abanderado de la ...

AVISO Reportan sismo de 5.7 grados en California

El epicentro del sismo se ubicó a tan solo 9.1 kilómetros de profundidad. El epicentro del sismo se ubicó a tan solo 9.1 kilómetros de profundidad.
El epicentro del sismo se ubicó a tan solo 9.1 kilómetros de profundidad. Tomado de Internet/Earthquake.usgs.gov

Un sismo de 5.7 grados se registró este viernes 22 de septiembre en la costa norte de California, Estados Unidos, informó el ...