ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

Trabajo colectivo: los gunas en el canal de Panamá

Temas:

De acuerdo con los autores, los gunas asumieron la responsabilidad de las cocinas de las bases. Empezaron a dominar en los cargos ‘kitchen police’. De acuerdo con los autores, los gunas asumieron la responsabilidad de las cocinas de las bases. Empezaron a dominar en los cargos ‘kitchen police’.
De acuerdo con los autores, los gunas asumieron la responsabilidad de las cocinas de las bases. Empezaron a dominar en los cargos ‘kitchen police’.

Varias generaciones de panameños han derramado su sudor por el buen funcionamiento del Canal de Panamá. De todos es conocido el esfuerzo de gentes tan diversas como los chinos o los jamaicanos encasillados en el “silver roll”, pero quizás no de todos es conocida la aportación de otros trabajadores humildes, como son los pueblos originarios, en el funcionamiento del Canal.

En estas breves líneas queremos rendir homenaje a los gunas que entregaron a las bases americanas algunos años de sus vidas por el bien de su pueblo en la construcción del Canal. Su presencia en la zona puede remontarse a los años 1920, cuando algunos de ellos empezaron a ejercer como cocineros. Antes de esta fecha los gunas habían trabajado como marineros a bordo de barcos capitaneados por estadounidenses y en el Panama Railroad ocupando puestos de bajo rango como los de messenger boy.

Sin embargo, hasta 1932 no puede hablarse de una participación laboral planificada y regulada por las autoridades tradicionales con el beneplácito del gobierno nacional. Ese año, el famoso dirigente de Ustupu Nele Kantule llegó a un acuerdo con el Ejército de Estados Unidos de la zona del Canal, concretamente con el general Preston Brown, para enviar trabajadores gunas a las cocinas de las bases estadounidenses.

Este pacto, como muchos otros que se realizaron entre la facción de Nele y algunos partidos panameños y líderes políticos, denota la voluntad negociadora del pueblo guna. Su firma dio lugar a un sistema de migraciones organizadas hacia la zona del Canal. El principio básico que regía este sistema era que el trabajo asalariado en la zona debía ser considerado como una riqueza, pero una riqueza que no podía ser apropiada por unos pocos, sino que tenía que beneficiar a todos los comuneros por igual. En base a este principio, el trabajo en la zona estaba marcado por la temporalidad y una consecuente rotación. El trabajo en las cocinas de los militares estadounidenses era entendido como un bien colectivo.

Para Nele Kantule, la migración constituía una fuente indispensable de recursos. Los sueldos de los trabajadores gunas de la zona del Canal o de las bananeras servían para adquirir bienes de consumo y ayudaban a las familias a educar a sus hijos. Por eso, cuando los trabajos en la agricultura terminaban y llegaba el invierno concedía tres meses a los comuneros de Ustupu para ir a trabajar a Colón*.

En la zona del Canal, los registros históricos de los que disponemos nos muestran cómo en los años 1930 los gunas asumieron la responsabilidad de las cocinas de las bases. Aunque en ellas también había trabajadores panameños y chinos, los gunas empezaron a dominar en los cargos de kitchen police. Su creciente popularidad era muy probablemente debida a los prejuicios étnicos y nacionales de los estadounidenses hacia los panameños latinos. Los gunas les daban más confianza, y ante sus ojos eran buenos trabajadores. Es también interesante destacar que en los registros de la administración de las bases, al hacer constar la nacionalidad de los trabajadores gunas, estos no aparecían como panameños, sino como “San Blas Indian”. Esta categoría tenía el mismo rango que “Colombian”, “Barbadian”, “Jamaican”, “Costa Rican” o “Panamanian”. Esto nos indica que en la administración de Estados Unidos los gunas eran tratados como un pueblo soberano con entidad nacional. Pero evidentemente, un pueblo del “silver roll”, pues en algunos documentos aparecen claramente identificados con esta condición. La escasa retribución que recibían (de 10 a 15$ mensuales) los situaba en lo más bajo de la escala étnica-social de las bases, de hecho inicialmente eran pagados igual que las señoras de la limpieza antillanas. Por último, hay que mencionar las pocas relaciones de parentesco entre los trabajadores gunas de la zona. La gran mayoría no tenía ningún pariente trabajando en las bases. Este dato nos confirma el respeto hacia la voluntad de los dirigentes gunas de beneficiar a todas las familias de una comunidad y no solo a unas cuantas afortunadas.

Aunque en general el acuerdo entre Nele Kantule y el general Preston Brown tuvo consecuencias positivas para la educación y la captación de recursos monetarios en la comarca, también comportó cambios no deseados. El traslado al exterior de hombres adultos, muchas veces padres de familia, provocó cambios sustanciales en las pautas de residencia. Si bien hasta aquel entonces se regía el principio de matrilocalidad (la norma según la cual los esposos después de casarse residían con los parientes de la esposa), con la migración se dieron distintas situaciones: en algunos casos, la ausencia del marido reforzó la matrilocalidad, pero en otros incrementó los hogares donde la residencia postmarital fue neolocal o facilitó la proliferación de hogares separados de la vivienda familiar, pero situados en sus inmediaciones.

Después de lo expuesto, el lector seguramente entenderá por qué muchos restaurantes de la ciudad de Panamá o de cualquier punto del país cuentan con cocineros o chefs gunas. La experiencia que adquirieron en las cocinas de las bases y que algunos transmitieron a sus hijos, sobrinos y nietos, les ha permitido especializarse e, incluso, consolidarse en este sector.

*Archivo de la Intendencia: nota de: Nele Kantule, A: intendente, 5-5-1942.

FUENTES

Editor: Ricardo López Arias

Autores: Jim Howe, profesor de Antropología del MIT (Massachusetts Institute of Technology) y Mónica Martínez Mauri, profesora de Antropología de la Universidad de Barcelona.

Fotografía: Comisión del Canal. Carlos Endara. Colección RLA/AVSU

Comentarios: raíces@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Crisis política Nicolás Maduro acusa a exfiscal de bloquear investigaciones de corrupción que él ordenó

El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno. El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno.
El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno. AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este domingo que mientras la exfiscal general Luisa Ortega estuvo a cargo ...

REALIZAN MONITOREO Varios sectores inundados tras las fuertes lluvias

Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos. Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos.
Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Las fuertes lluvias registradas este domingo 20 de agosto de 2017 han dejado inundaciones en Cerro Viento, Don Bosco, ...

Lidera la competencia Yves Lampaert gana segunda etapa de la Vuelta a España

Yves Lampaert mostró su clase en la recta final. Yves Lampaert mostró su clase en la recta final.
Yves Lampaert mostró su clase en la recta final. AFP

El belga Yves Lampaert (Quick Step) ganó este domingo la segunda etapa de la Vuelta a España, disputada sobre 203.4 km entre ...