Tributo musical a Roque Cordero

La Orquesta Sinfónica Nacional ofreció el viernes un concierto gratuito para recordar a este compositor panameño.

Temas:

Jorge Ledezma Bradley se considera “la persona en Panamá que más ha tocado, organizado y dirigido un concierto sinfónico con la obra orquestal exclusivamente del compositor y director Roque Cordero, del que nunca se había tocado un concierto sinfónico”.

Comenta que la primera vez ocurrió en 2000, con motivos de un homenaje en vida a Cordero, que el director orquestal y la Sinfónica Nacional le rindieran por su larga trayectoria.

“Este sería el segundo homenaje” mientras recuerda a Cordero, quien se desempeñó como director casi 25 años antes de que Ledezma Bradley tomara la batuta de la máxima orquesta del país.

Doce años después de ese primer homenaje, y por motivos más que excepcionales, -el retorno de los restos de Cordero desde Estados Unidos a Panamá para ser sepultados- Ledezma Bradley dirigió la Sinfónica para un nuevo tributo que rememoró y añoró al músico que reinventó la mejorana y combinó el folclore con las majestuosas melodías sinfónicas y orquestales.

La noche del viernes, las butacas del Teatro Nacional fueron ocupadas por todos aquellos en los que el músico dejó una huella: su familia, amigos y colegas, mientras que la cúpula cultural estuvo representada por María Eugenia Herrera de Victoria, directora del Instituto Nacional de Cultura.

Al abrir el telón y hallarse una orquesta vestida de negro, el violín principal y concertino de la orquesta, Ioan Rotar, salió a escena para darle entrada al director que, ante aplausos, empezó con la tonada más gris del repertorio. Creada en 1955, “especialmente para las exequias del expresidente José Antonio Remón Cantera”, relata Ledezma Bradley, Adagio Trágico fue un momento emotivo, en el que el dolor fue revelado en el manejo orquestal.

Posteriormente, la obra Ocho miniaturas fue interpretada. “Tengo una cierta debilidad por esa pieza, llena de motivos panameños, apenas esbozados, pero de momentos musicales que pueden identificarse como panameños”, confiesa Ledezma Bradley sobre esta pieza de ocho partes.

Uno de los momentos más esperados llegó con Capricho Interiorano, la primera obra que Cordero compuso en 1939, un “reinvento de la mejorana”, considera el director, dando final con la Cuarta Sinfonía Panameña, que expresa el amor hacia un suelo y una gente de parte de un compositor consagrado mundialmente que está de regreso en su patria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Cultura VIDEO: Alfred Nobel, el inventor de la dinamita y promotor de la paz

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...

Tecnología Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos

Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Vídeo
Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos AFP

Numerosas compañías como Uber, Tesla y Google están trabajando en vehículos autónomos. Pero, llamando menos atención, ...

Videos El legado de Alfred Nobel

El legado de Alfred Nobel El legado de Alfred Nobel Vídeo
El legado de Alfred Nobel

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...