Vampiros en desacuerdo

Temas:

La semana pasada comencé con el tema de los vampiros, pero se me quedó corta la página, así que esta semana pongo mi querella en serio. Porque francamente habría que poner un website que diga, “Escritores de vampiros, a ponerse de acuerdo”, y que se acabe la zoquetada de una vez por todas.

Hay una cantidad alucinante de literatura y cine derivada de vampiros, pero los prototipos son dos: el antihéroe clásico es Lord Byron, en quien se basó Polidori para su Vampyre y, por supuesto, está Vlad Tepes, el sanguinario conde aquel de Transilvania.

Los vampiros originales eran más bien feúchos, comenzando con Nosferatu; en Buffy la Cazavampiros eran bastante ordinariotes; en True Blood, pasablemente atractivos (aunque si les pruebas la sangre se ven mejor); y en las novelas de Anne Rice son definitivamente atractivos y sensuales.

Finalmente, en Crepúsculo son casi una súper raza de guapura. Y en las novelas de Deborah Harkness, la última proponente del género supernatural en llegar a la lista de los más leídos (El descubrimiento de las brujas), son muy atractivos.

En resumidas cuentas, los vampiros de reciente factura tienen esto en común, en especial los hombres: son guapísimos, millonarios y “sexapilosos” hasta la pared de enfrente. Además, casi todos son pálidos, presuntamente por su falta de exposición al sol. El único tostadito es, por supuesto, Count Chocula, el del cereal.

Otras características universales de los “chupasangres” son la inmortalidad, superioridad en fuerza y rapidez, y sentidos más agudos. Ojos de águila y oído de tísico. El sol los puede afectar en diferentes grados. Por ejemplo, los de True Blood se comienzan a freír ipso facto, pero los de Crepúsculo nada más que brillan como bling bling.

Los de Harkness pueden salir al sol, pero son demasiado conspicuos, así que lo evitan. Por si acaso alguno de ustedes, queridos lectores, son fanáticos del género, les aconsejo el libro de esta señora, cuyo day job, o sea su ocupación en la “vida real”, es ser académica de la historia de la ciencia, y enseña en Yale.

Tiene varios libros sobre la revolución científica y es experta en la Inglaterra de los siglos XVI al XVIII, lo que se refleja deliciosamente en sus libros, que también contienen brujas y daemons.

Entre los últimos también se van perdiendo los modales, porque a excepción de los de Buffy, los Vampire Diaries y True Blood en residencias particulares, ya entran cual Pedro por su casa a todas partes.

Y ahora, a la dieta. La mayoría puede también subsistir chupando sangre animal, y los de True Blood por supuesto que tienen su mejunje sintético, pero la sangre animal nunca los fortalece tanto como la humana.

En cuanto a la comida de humanos, el olor a cocinado les da asco, el ajo simplemente lo rechazan por hediondo, y hay algunos como los de Harkness que aunque son inmunes a la plata y al agua bendita, algunas comidas humanas les dan no solo asco, sino una indigestión de madre.

El ajo los modernos lo rechazan no por nocivo, sino por hediondo, ya que tienen un sentido del olfato muy exquisito.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Fotografía Festival de la luz de Ámsterdam

Festival de la luz de Ámsterdam Festival de la luz de Ámsterdam Galería
Festival de la luz de Ámsterdam Holanda/AP / Peter Dejong

Torneo Apertura 2016 de la lPF Árabe Unido es el campeón; vence 2-0 al Plaza Amador

El conjunto de Árabe Unido fue superior y concretó las opciones de gol que tuvo. El conjunto de Árabe Unido fue superior y concretó las opciones de gol que tuvo.
El conjunto de Árabe Unido fue superior y concretó las opciones de gol que tuvo. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Árabe Unido de Colón sigue demostrando su supremacía en el balompié nacional. Este sábado, 3 de diciembre, conquistó el torneo ...

Destacados