Venecia recibe lo último de Roman Polanski entre ovaciones

Su últma película, 'Carnage', en la que actuaron Jodie Foster y Kate Winslet, tuvo excelentes críticas y fue muy apreciada por el público.

Temas:

El actor estadounidense, John C. Reilly, la actriz Kate Winslet y el actor austriaco, Christoph Waltz. El actor estadounidense, John C. Reilly, la actriz Kate Winslet y el actor austriaco, Christoph Waltz.
El actor estadounidense, John C. Reilly, la actriz Kate Winslet y el actor austriaco, Christoph Waltz.

VENECIA, Italia. (EFE).- El Festival de cine de Venecia recibió hoy con grandes aplausos la última película de Roman Polanski, Carnage, fantástica historia que se sostiene sobre los hombros de cuatro enormes actores: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz y John C. Reilly.

Winslet, Waltz y Reilly homenajearon hoy a Polanski, ausente del Festival, al que atribuyeron todo el mérito en el estupendo resultado de una película que funciona como un mecanismo de relojería y en el que cada frase y cada movimiento está estudiado hasta el más mínimo detalle.

"Es una historia increíblemente compleja en los detalles", explicó Winslet en la rueda de prensa de presentación de la película, que compite en la sección oficial de Venecia. Una historia sobre dos parejas que se enfrentan tras una pelea de sus hijos, de 11 años. Y en la que, al desarrollarse casi en su totalidad en el salón de la casa de una de las parejas, hace que el trabajo de los actores sea aún más importante que en otros filmes.

"Los cuatro estuvimos muy implicados desde el primer día de los ensayos. Pero tuvimos la ayuda de un guión extraordinario", indicó Winslet, que llevó la voz cantante de la rueda de prensa.

Dos semanas de ensayos les permitieron coger el tono y ritmo que Polanski quería dar a la película, algo alejado del de la pieza teatral que todos ellos conocían. Además de conocer al milímetro el pequeño escenario en el que todo se desarrolla.

"Era una especie de confinamiento, en una habitación, pero con un montón de gente y mucho equipo, así que el uso del espacio estaba estudiado hasta el más mínimo detalle", precisó Waltz.

Algo que sin embargo no fue un handicap para Polanski sino todo lo contrario puesto que ese es un punto fuerte del director franco polaco. "Su precisión, su exactitud, su microscópica forma de trabajar...", señaló el ganador de un óscar por Inglorious Bastards.

Todo ello llevó a los actores a conocer cada movimiento, cada posición, cada frase, como si fuera exactamente una obra de teatro.

Un proceso que les permitió darse cuenta de que tenían una forma similar de trabajar, en la que se plantean todo en cada momento, resaltó la protagonista de The Reader, que destacó además algo que a Polanski le gustó mucho y es que los cuatro actores se ayudaron y no se mostraron competitivos en ningún momento.

Y eso se detecta en el resultado final de esta película, una coproducción de España, Francia, Alemania y Polonia, que pese a estar basado en el archiconocido texto de teatro de Yasmina Reza, adquiere una dimensión diferente en manos de Polanski y de sus cuatro protagonistas.

Apenas unos cambios: diálogos aún más ácidos e histriónicos que en la pieza teatral, ligeras variaciones de estructura y algunas escenas fuera del salón en el que todo se desarrolla para dar un poco oxígeno en la gran pantalla.

Pero, sobre todo, unos actores fantásticos, que no se creen sus personajes, sino que los viven. 

Unos personajes que no son ni blancos ni negros. Como ocurre en la vida real, son honestos y falsos, educados y salvajes, dulces y abruptos.

No hay grandes paisajes, ni momentos épicos ni música grandiosa. Son cuatro personas encerradas entre cuatro paredes físicas y algunas mentales que sacan lo peor de sí mismos.

Cuatro adultos que no saben resolver un problema en una historia pesimista pero con un rayo de luz, algo que quería introducir Polanski en la obra y que supone el principal cambio respecto al texto original, como explicó Yasmina Reza.

Porque si algo tenían claro tanto la coguionista como los actores es que están encantados de haber participado en un proyecto con Polanski y de hacer todo lo que él quisiera.

"Si te llama Polanski para cualquier proyecto no dices no", afirmó rotunda Winslet. Más divertido Reilly: "Cuando Roman te llama, después de levantarte del suelo, dices sí". Y más delicado Waltz: "Quiero a Roman Polanski y le admiro".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Final de la MLS Román Torres se viste de héroe

Román Torres anota de penal el gol del título. Román Torres anota de penal el gol del título.
Román Torres anota de penal el gol del título. Usa Today Sports/John Sokolowski

El panameño Román Torres se vistió de héroe este sábado al anotar el penal decisivo que coronó campeón al Seattle Sounders en ...

Mundo Corea del Norte apunta a la presidencia surcoreana en simulacro de ataque

El líder norcoreano Kim Jong-Un. El líder norcoreano Kim Jong-Un.
El líder norcoreano Kim Jong-Un. AP

El líder norcoreano Kim Jong-Un condujo un ejercicio militar de simulación cuyo blanco fue la Casa Azul, sede de la ...

Videos del día El cambio climático pasa factura a los viñedos australianos

El cambio climático pasa factura a los viñedos australianos El cambio climático pasa factura a los viñedos australianos Vídeo
El cambio climático pasa factura a los viñedos australianos AFP

Con temperaturas que rompen récords a punto de volverse la normalidad en Australia, el cuarto país productor de vino del ...