En Macaracas tienen más de 24 horas sin agua potable

Más de 2 mil residentes del pueblo de Macaracas, en la provincia de Los Santos, permanecen sin agua potable desde hace más de 24 horas, mientras las reservas que tienen en las casas se les está agotando.
Este es el único pozo artesiano que está abasteciendo a Macaracas. Este es el único pozo artesiano que está abasteciendo a Macaracas.
Este es el único pozo artesiano que está abasteciendo a Macaracas.

MACARACAS, Los Santos.– Más de 2 mil residentes del pueblo de Macaracas, en la provincia de Los Santos, permanecen sin agua potable desde hace más  de 24 horas, mientras las reservas que tienen en las casas se  les está agotando. 

Los pobladores han tenido que recorrer a un viejo pozo artesiano, ubicado en el parque de la calle abajo de esa comunidad, de donde se han estado abasteciendo. 

Otros lugareños que cuentan con vehículos han tenido que trasladarse a conseguir el liquido en poblados cercanos. 

Los cuarteles de la Policial Nacional  y del Cuerpo de Bomberos están sin agua y el tanque de almacenamiento del  hospital Luis H. Moreno tampoco tiene agua potable. 

A Macaracas cabecera lo abastece una planta potabilizadora, que tiene su toma de agua en el río Estivaná, la cual desde horas de la tarde de ayer, sábado, suspendió la distribución. 

La suspensión del servicio de agua potable se presentó luego del vendaval que azotó a Macaracas y sectores aledaños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

PROCESO DE PAZ Militares dan muerte a 18 guerrilleros en suroeste colombiano

Al menos 18 guerrilleros murieron la víspera durante un ataque de las fuerzas estatales en el suroeste colombiano a un ...

Redes sociales ¿Por qué nos quejamos tanto en Twitter?

La queja, inherente al ser humano, ha encontrado en la inmediatez y la sencillez de uso de las redes sociales un nuevo hogar ...