Alejandro Toledo

El ´indio gitano´ que rinde tributo a la educación

El expresidente peruano opinó que una mayor inversión educativa es necesaria para blindar a América Latina de posibles calamidades económicas.

Su paso era lento y mesurado mientras caminaba hacía el podio. La sonrisa contagiosa de Alejandro Toledo se proyectaba en las pantallas a los lados, mientras su presencia generaba un silencio dócil en el salón de convenciones.

Se describe a sí mismo como un indio gitano que trota el mundo. Ese día, el expresidente del Perú cambió el rumbo de su deambular global para participar en la Conferencia Anual de Ejecutivos de Empresa (CADE), cuyo tema principal era la interrelación entre economía y educación.

Para Toledo, hijo de campesinos de escasos recursos de la región montañosa del oeste del Perú, la relación no podría ser más íntima. Con aire de autoridad tomó el podio y comenzó su discurso con una voz muy pausada y lenta, examinando al público tanto o más de lo que el público lo examinaba a él.

En lo que llamó un homenaje a la educación, proclamó su lealtad al poder del conocimiento. “Gracias a la educación, soy libre. La educación es libertad”.

Toledo ­quien sirvió como presidente del Perú entre 2001 y 2006, cuando el país alcanzó un 7.74% de crecimiento­ se presentó a sí mismo como evidencia física e incontestable del poder de la educación.

“Soy el octavo de 16 hermanos. Los primeros siete fallecieron por condiciones de pobreza”, confesó.

A pesar de sus antecedentes precarios logró superarse por méritos propios. Obtuvo una beca para atender a la Universidad de San Francisco que le permitió iniciar una gira mundial que todavía encara.

En su recorrido se detuvo en París, Francia, como investigador de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y de allí no ha parado de poner un pie delante de otro.

El currículum de Toledo es sorprendente para ser como él mismo dice: “un error estadístico”.

Líder en misiones de la PNUD, consultor del BID y profesor en Harvard, Toledo le atribuye sus logros al poder salvador de la educación, la cual puede otorgar los mismos beneficios a quien sea que la busque.

“La educación es el factor más poderoso para reducir la desigualdad social”.

VISIÓN DE UN MEJOR FUTURO

Según Toledo, el futuro económico no debe preocupar a la región latinoamericana.

“Esta es la región más prometedora del mundo entre los próximos 10 y 15 años”, explicó el expresidente peruano refiriéndose a las altas tasas de crecimiento de la región, principalmente las de Perú y Panamá, que han incrementado constantemente durante la última década promediando 6% y 7.2%, respectivamente.

Su mensaje es uno de visión a futuro, más allá del próximo cuarto de siglo.

“No debemos emborracharnos con el crecimiento económico, de la luz prometedora de estar encarrilados económicamente”.

Su mensaje resuena fuertemente con el sentir nacional, donde muchos panameños opinan que el crecimiento económico no permea a las clases más necesitadas y no redunda en la educación de los niños del país.

Su tono ha cambiado, ahora es más rápido, más ansioso. Sus ojos rápidamente analizan la reacción del público y su voz se vuelve más persuasiva.

Para este profesor de Harvard, hablando en una conferencia de educación, la lección ha comenzado.

El mensaje de Toledo es sencillo, pero tiene ramificaciones importantes y urgentes para la región y, sobre todo, para el país.

De acuerdo con Toledo, ahora es el momento perfecto para canalizar los beneficios del auge económico e invertirlos en la preparación del capital humano que guiará al país en futuras generaciones.

Como latinoamericano, su visión de la región es una positiva.

“Nunca había visto un apetito por invertir en América Latina como ahora, nuestra materia prima se vende bien en los mercados internacionales, diversificamos nuestras industrias y aprendimos las lecciones de economía del pasado”, comentó Toledo, basándose en sus viajes alrededor del mundo.

Pero, para el consultor económico, las nubes negras provenientes de Europa y Asia podrían ser peligrosas para la región.

“El Banco Mundial estimó que cada punto porcentual del PIB que pudiera caer en China, tendría un impacto de 2.5% en nuestras economías”, dijo.

Además, “si la Unión Europea no logra encapsular su crisis, ella va a navegar y llegar a Estados Unidos”, lo cual afectaría el comercio latinoamericano. “Panamá no es una isla en el mundo”, dijo con voz sería.

No todas las nubes negras provienen de Europa, hay algunas más cercanas pero igualmente preocupantes, en particular las ideologías de la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe (ALBA).

“Hay algunos que usan el aparato democrático para luego secuestrar las instituciones”, comentó.

Su advertencia no podría venir en mejor momento para el país, donde muchos consideran que la institucionalidad nacional peligra.

Sobre esto, su retórica escaló a inspiradora.

“Ha llegado el momento de pensar en políticas de Estado más allá de la política de coyuntura”, dijo al público cautivado.

La idea de Toledo para blindar las economías latinoamericanas es principalmente la inversión en educación, un área cuyos números se han quedado atrás en este periodo de rápido crecimiento de cifras económicas.

“Estamos en azul en lo económico, pero en rojo en lo social. No debemos ser autocomplacientes con las altas tasas de crecimiento económico”, apuntó Toledo.

Ávido orador público, Toledo se enfocó en los participantes de CADE y se dirigió exclusivamente a la mente empresarial.

En un continente de 500 millones, donde alrededor del 30% vive en pobreza, la visión de Toledo entiende la oportunidad sin desarrollar.

“Este 30% es un mercado excepcional para consumir el pan y la leche que producen”, explicó Toledo.

De acuerdo con el expresidente, que los empresarios aportaran a la erradicación de la pobreza contribuiría enormemente al desarrollo económico de la región, lo cual no haría más que favorecer a los industrialistas.

La herramienta mediante la cual lograr este aporte: educación.

“La educación les proveerá la mano de obra que ustedes necesitan mientras que continúan creciendo al 10%”.

Su enfoque fue acertado, el aplauso de los empresarios de CADE no hizo falta.

Sus comentarios son inspiradores para una región que todavía cuenta con altos niveles de analfabetismo, totalizando alrededor de 30% en países como Nicaragua y Guatemala.

No obstante, Toledo no deja de ser positivo y ver las ventajas que posee el continente, la principal: el multiculturalismo.

“Nuestra diversidad cultural no es nuestra debilidad, sino nuestra fortaleza”, explica.

“Panamá es un país que tiene todo por delante”, dijo, mientras pedía a los Gobiernos latinoamericanos por una mayor inversión en el capital humano.

“Hagamos que nuestros Gobiernos inviertan el 7% del PIB en educación”, recomendó.

Mirando hacia la distancia como viajero incansable, citó a Israel y Japón como dos naciones que supieron invertir en su recurso humano.

“En estos países no hay grandes recursos naturales, los líderes debían invertir en la mente humana. Igualmente, nosotros debemos invertir en la mente de nuestra gente”.

“Nos toca volver en azul nuestra responsabilidad social”, explicó Toledo, refiriéndose a los beneficios de expansión educativa.

Para Toledo, entonces, el crecimiento económico es una oportunidad a nuestro favor y los beneficios que genera deben ser canalizados hacia el sector educativo, para fortalecer la institucionalidad de los países de la región y asegurar un crecimiento estable y sólido, no solo de la explotación de recursos, sino del capital humano, elemento trascendental para el peruano en cuanto al desarrollo social.

El cierre de su discurso se perdió entre el aplauso de decenas de panameños que reconocieron en las palabras de este personaje curioso, un profesor de Estados Unidos y Japón proveniente del oeste del Perú, efigie de la globalización y del progreso, un mensaje de esperanza y un llamado a la acción. Y a su salida tuvo tiempo para responder dos preguntas a La Prensa.

¿Cuál es el papel que debe jugar el Gobierno en ese crecimiento institucional?

Necesita generar condiciones que incentiven al sector privado a seguir invirtiendo, debe fomentar la responsabilidad social empresarial, pero principalmente debe establecer reglas de juego claras para traer inversión. Esto no debe ser flor de un día, sino que debe incrementar la inclusión social. Al igual, se debe promover una mayor inversión en el medio ambiente.

¿Cuál sería su mensaje para el pueblo panameño, para el ciudadano de a pie?

Al ciudadano de a pie le diría: No pierdas la esperanza, empuña en tu mano la construcción de tu propio destino. No seas un cómodo observador en el balcón, participa en tu futuro, en cualquiera profesión. Sé un líder donde sea que estés.

La precaria situación de la educación panameña

El estado preocupante de la educación nacional fue discutido ampliamente por los participantes de la CADE.

“Nuestros jóvenes, cuando se gradúan de bachillerato no están preparados para entrar en universidades estatales”, comentó Stanley Motta, cuya charla cerró el evento.

Esto es reflejado en el desempeño del país en la ronda de 2009 del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, en inglés).

Panamá fue uno de los países que reportó los resultados más pobres de todo el ejercicio, promediando en la sección de lectura un puntaje de 371, inferior a los resultados de Albania (385) y Kazakhstan (390).

“Hemos tenido la actitud de que la educación la debe proporcionar el Estado y gratis, sin nosotros [los empresarios] tener responsabilidad”, agregó Motta.

Considera que la educación no debe estar a cargo de un ministerio, sino bajo una autoridad separada para temas educativos, análoga a la Autoridad del Canal de Panamá, con un mandato claro, lo cual aportaría a la despolitización del tema educativo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

arizona Graban en video a jaguar silvestre en Estados Unidos

Los expertos podrían tardar varios días para determinar si el jaguar visto en la foto del 1 de diciembre es un ejemplar nuevo. Los expertos podrían tardar varios días para determinar si el jaguar visto en la foto del 1 de diciembre es un ejemplar nuevo.
Los expertos podrían tardar varios días para determinar si el jaguar visto en la foto del 1 de diciembre es un ejemplar nuevo. Tomado de Twitter

Un segundo jaguar silvestre al parecer fue detectado en Estados Unidos. Una fotografía tomada el 1 de diciembre en una ...

Mundo Misión tripartita en Colombia pide celeridad para cumplir tiempos de acuerdo de paz

Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad. Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad.
Guerrilleros de las FARC, en Serranía del Perija, días previos a su movilización a las zonas de concentración final, donde entregarán sus armas y comenzarán su transición para ser reinsertados en la sociedad. AFP/Joaquín Sarmiento

La misión en Colombia que verifica el cese al fuego y la dejación de armas de las FARC, pactados en el acuerdo de paz sellado ...