Madre, solo hay una

Temas:

“... Cerveza fría en la refrigeradora”. Yo siempre comenzaba con lo de “madre solo hay una” y ella terminaba con lo de la cerveza. No sé de dónde lo sacó, pero es muy probable que haya sido de mi papá.

Uno de los recuerdos más lindos que tengo de mi infancia era de papi invitando a mami a bailar. En la sala de estar, en la casa, después de haber trabajado todo un día en la misma oficina.

La verdad es que mi madre es extraordinaria. Aún hoy, mantiene el tesón de su mamá, mujer también sumamente luchadora.

Uno de los cuentos que más disfrutaba mi grandma era cómo cuando, de chiquitita –mami tendría unos ¿qué? ¿siete, ocho años?– su madre cayó en cama con una pulmonía, y estaban en plena depresión.

Contaba grandma que la pequeña Emilie le llegó con un plato de sopa, cuando en la despensa no había mucho que encontrar. Un poquito de manteca de pato, un pedacito de cebolla, harina.

Hizo un roux y luego le echó agua, y se lo llevó a la mamá a la cama: “Look, Mama, I made nothing soup”. “Mira, mamá, hice sopa de nada”. Qué belleza.

Heredó muchos rasgos de su madre, entre ellos el tesón y la inteligencia. De chiquilla, cuando estalló la segunda guerra mundial –ella, nacida en la antigua Checoeslovaquia, emigró con los padres a los cuatro años, a Montreal– dejó sus estudios universitarios para unirse al war effort, al esfuerzo ciudadano para ganar la guerra.

Primero, fue asignada a la legación checa en Ottawa, y luego transferida a Washington, a fungir como secretaria del embajador checo. Secretos de guerra, movimientos de tropas, todo eso llevaba la jovencita sobre su cabeza.

Hará cosa de seis, siete años, cuando el History Channel pasó un programa sobre la resistencia checa, y atiné a verlo recién comenzando así que volé donde mami para verlo.

Qué te parece, saltamontes, la señora se recordaba perfectamente de los nombres en código de todos los héroes de la resistencia contra los nazi. Wao. Se conoció con mi papi a través de mis abuelos Colón Eloy y Blanca, quienes a la sazón también eran parte del cuerpo diplomático en la capital norteña. Y así fue que la checa se casó con un descendiente de ecuatorianos, y tuvieron, en término de un amigo, cuatro “quechueslovacos”.

Trataron de inculcarme muchas cosas que creo nunca calaron: No les llego ni a la cintura a estas dos mujeres formidables.

Ah, una cosa que sí me lograron enseñar, fue a cocinar. Muy ecléctica, la cocina de mi casa: desde platos típicos checos y austríacos, a especialidades ecuatorianas.

Una cosa que sí se comía en mi casa que nunca escuché a ninguna de mis amiguitas de primaria: un delicioso plato llamado “trapo sucio”.

No fue hasta que tuve como 12 años que me enteré que en el resto del país, a esa misma carne mechada, se le llamaba “ropa vieja”. Mami le ponía atención a la semántica, pero con mesura, como a todo lo demás en su vida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

ÚLTIMO VIAJE Kerry se despide con una gira por Europa, inquieta frente a Trump

El secretario de Estado estadounidense John Kerry. El secretario de Estado estadounidense John Kerry.
El secretario de Estado estadounidense John Kerry. REUTERS/Remo Casilli

El secretario de Estado estadounidense John Kerry viaja la próxima semana a Europa, en una gira de despedida a seis semanas de ...

Videos del día Alianza internacional protegerá patrimonio cultural en peligro

Alianza internacional protegerá patrimonio cultural en peligro Alianza internacional protegerá patrimonio cultural en peligro Vídeo
Alianza internacional protegerá patrimonio cultural en peligro AFP

Una conferencia internacional empezó el viernes en Abu Dabi para poner en marcha nuevas medidas que impidan destrucciones como ...

Fotografía Así se vive la Comic Con en Japón

Así se vive la Comic Con en Japón Así se vive la Comic Con en Japón Galería
Así se vive la Comic Con en Japón Japón/AFP / Behrouz Mehri

Destacados