La luna azul

Temas:

A las 9:58 a.m. del viernes pasado, la luna llena llegó a plena fase. Para deleite de astrónomos y románticos, es la primera “luna azul” de la década.

Para los fronterizos, cabe explicar que realmente no es azul. La única vez, según datos históricos, que la luna ha aparecido azul, fue tras la erupción de 1883 del volcán Krakatoa, en Indonesia. Las cenizas ascendieron la atmósfera y debido a la composición geológica del polvillo- que contenía algunas partículas finísimas de aproximadamente un micrón (una millonésima parte de un metro), que es el tamaño exacto para difuminar la luz roja y permitir que permeen otros colores-, los rayos de luna, generalmente blancos, aparecían azules y a veces verdes.

Dada la terrible devastación causada por la erupción, presumo que todos nos conformaremos con verla azul, de así desearlo, a través de unos buenos lentes. Pero al desnudar el fenómeno del horror humanitario que implicó, qué interesante puede haber sido ver también soles lavanda y, según se registró, nubes noctilucentes (o sea, con luminiscencia nocturna, como los organismos marinos noctilucales que hacen brillar a las olas de noche).

Pero volviendo al tema titular, se trata de la segunda luna llena que se da dentro de un mes calendario, y este agosto recién pasado tuvimos la primera el día 2 y la segunda el día 31. Apto homenaje de nuestro sistema solar para la vigilia de Neil Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la Luna y que falleció el pasado sábado 25.

Si bien en español utilizamos el término “luna azul” para describir a la segunda luna del mes, en inglés, la frasecilla describe a una ocurrencia poco común, como cuando en español hablamos de “cada muerte de obispo”.

Y siento fascinación especial por la Luna, a la que rodean tantos mitos y leyendas, y que es asociada con todo tipo de fenómenos, comenzando por la demencia (¿asilos lunáticos?) y terminando con un torito flechado, que se mete en el río cuando la esfera plateada desaparece con la mañana.

Y ni hablar de los mitos lunares, más allá del sopeteado panteón grecorromano: Artemisa, Diana, Selene, Hécate... puesto que los de nuestro continente son lindos también.

Así, tenemos a la maya Ixchel, mujer de Itzama, dios del sol; curandera y partera, puesto que la Luna siempre trae un nuevo ciclo de vida.

Chia, a quien los chibchas imputaban la gestión del diluvio universal, o Coyolxhaulqui, a quien los aztecas adjudicaban mucha mayor capacidad para el daño y a quien el dios Huitzilopotchli castigó cortándole la cabeza, que lanzó a los cielos. Desde entonces, Coyolxhaulqui nos mira todas las noches desde la esfera plateada, que es su rostro.

Y así, me encontré tirada sobre el césped hace un par de noches, pensando en esa noche de 1969, cuando Neil Armstrong conoció a Coyolxhaulqui, aunque esta no hubiese estado azul.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

FINAL DE LA LPF Tauro es el campeón

El Tauro logró su corona número 13 en el fútbol panameño. El Tauro logró su corona número 13 en el fútbol panameño.
El Tauro logró su corona número 13 en el fútbol panameño. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Un gol de Armando Polo en los minutos finales del partido le dio este sábado 27 de mayo por la noche al Tauro FC el título del ...

Fotografía Nizhni Novgorod será la sede de Rusia 2018

Nizhni Novgorod será la sede de Rusia 2018  Nizhni Novgorod será la sede de Rusia 2018 Galería
Nizhni Novgorod será la sede de Rusia 2018 Rusia/AFP / Ruslan SHAMUKOV

Grandes Ligas Yankees pegan solo dos 'hits' y superan a Atléticos

Matt Holliday (Der.) marcó la diferencia en el partido. Matt Holliday (Der.) marcó la diferencia en el partido.
Matt Holliday (Der.) marcó la diferencia en el partido. AP

 El novato de Oakland Jharel Cotton mantuvo a los Yankees sin hits hasta que Matt Holliday despachó un jonrón de dos carreras ...