Unos tacos sin fronteras

Desde hace un tiempo, los tacos han rebasado el territorio mexicano para convertirse en unos verdaderos ciudadanos del mundo.

A la hora de hacer tacos, no hay límites en la cocina.MCT Direct A la hora de hacer tacos, no hay límites en la cocina.MCT Direct
A la hora de hacer tacos, no hay límites en la cocina.MCT Direct

Estoy suscrita a todo tipo de boletines informativos que llegan a mi correo electrónico y me hacen agua la boca.

En alguna ocasión, uno de ellos me parece tan interesante que quisiera compartirlo con ustedes, queridos lectores. Este fue el caso esta semana en que un correo me anunció una taquería neoyorquina donde sirven tacos de coliflor asado con crema al curry, o de mollejas crocantes con garbanzos, o de falda con pacanas y chipotle.

Pero, además de ponerme a soñar con un taco de chucrut con codillo ahumado, o sea algo muy al estilo alemán, me piqué con un taco que hace un camión de tacos llamado Kogi, en Los Ángeles, California.

Y pongo lo de “taquería” en comillas, porque se trata de un camioncito de esos que venden comida, que deambula por la ciudad de Los Ángeles, California, ofreciendo –no te toi grubeando–tacos coreanos.

Exactamente, como lo oyes. Así que para recrear mi propio taco coreano, me fui de compras: filete, cilantro fresco, bokchoi (esa acelga china que es chaparra y que tiene el tallo blanco y grueso), amén de un frasco de kimchi, el tradicional repollo coreano, fermentado en salsa de chile y ajo.

Hay ciertas cosas que, francamente, son preferibles comprar ya elaboradas. Entonces, puse a descongelar un filete y, mientras estaba descongelándose poco a poco, lo rebané en lascas delgadas (es más fácil que cuando se descongela del todo).

Prendí el horno a temperatura media y, en platos de cereal a prueba de calor, puse a hornear mis tortillas de maíz para que cogieran la forma de canastas.

Aparte mezclé 2 cdas. de salsa de soya y 2 de jugo de limón con una de azúcar y media de pimienta para que hiciera las veces de salsita, y cociné mi carne con cebollas y pimentones (ver Recetario); armé mi canasta de tacos y quedé feliz.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

hay reunión programada para hoy Venezuela: Incertidumbre en diálogo de gobierno y oposición

Representantes del Gobierno y de la oposición, durante la primera reunión del diálogo sobre la crisis en Venezuela. Representantes del Gobierno y de la oposición, durante la primera reunión del diálogo sobre la crisis en Venezuela.
Representantes del Gobierno y de la oposición, durante la primera reunión del diálogo sobre la crisis en Venezuela. AFP

El proceso de diálogo en Venezuela entre gobierno y oposición se vio sumido en la incertidumbre tras la amenaza de la alianza ...

Videos Una bodega urbana en el corazón de París

Una bodega urbana en el corazón de París Una bodega urbana en el corazón de París Vídeo
Una bodega urbana en el corazón de París AFP

La ciudad Luz, la ciudad del amor, la ciudad ¿del vino? Les Vignerons Parisiens producen la bebida favorita en Francia, en el ...

Fotografía Educación vial, los pasos de las cebra

Educación vial, los pasos de las cebra Educación vial, los pasos de las cebra Galería
Educación vial, los pasos de las cebra La Paz, Bolivia/REUTERS / David Mercado