La enfermedad y la cura

En diciembre de 2000, un número elevado de pacientes aquejados de cáncer en la zona pélvica empezó a padecer de diarrea crónica por causas no relacionadas con su enfermedad.

Todos esos pacientes se habían sometido a tratamientos con radiaciones de cobalto en el Instituto Oncológico Nacional (ION).

En ese momento, los tratamientos solo se realizaban con una bomba de cobalto Theratron 780C, con unos ocho años de uso. Otras dos bombas estaban fuera de servicio.

En 1999, el ION trasladó la mayoría de sus servicios a su nueva sede, el antiguo hospital Gorgas, en Balboa. Pero los equipos para radiación de cobalto permanecieron en la avenida Justo Arosemena. Los tratamientos y las citas demoraban.

Los indicios de que algo no andaba bien aumentaron tras la muerte, en pocos meses, de cinco personas en tratamiento.

En febrero de 2001, la persistencia de síntomas graves en varios de los pacientes llevó a las autoridades médicas a concluir que esto había ocurrido por una sobredosis de radiación.

SOBREDOSIS

El viernes 18 de mayo, el recién estrenado titular de Salud, Fernando Gracia; el director del ION, Juan Pablo Barés, y otras autoridades comunicaron al país que se había producido una sobredosis de radiación a 23 enfermos de cáncer de próstata, colon o cuello uterino. Que posiblemente cinco hubiesen muerto por esta causa y que otros enfermos presentaran complicaciones.

El día 20 de mayo, el ministro Gracia señalaba que hasta ese momento parecía confirmarse la existencia de un error en la programación de la computadora que administra la radioterapia.

La Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), con sede en Viena, fue informada sobre el accidente radiológico el 22 de mayo.

El organismo se comprometió a conformar un equipo de expertos para visitar el país y rendir un informe.

El resultado de los especialistas nacionales y las observaciones de los expertos de la OIEA coincidían: todo parecía deberse a un trágico error humano.

El viernes 1 de junio se reveló que ocho especialistas del ION habrían estado involucrados en fallas de procedimiento que tuvieron como resultado las muertes de 5 personas y la afectación de otras 28 por sobrerradiación.

El ministro Gracia informó que la investigación y las sanciones las determinaría el Consejo Técnico de Salud.

El Ministerio Público (MP) requirió los informes del Ministerio de Salud y levantó un expediente.

El documento de la OIEA señalaba que el funcionamiento del equipo era el correcto. Pero los expertos corroboraron que el problema había estado en el suministro de los datos al sistema de planificación de tratamiento utilizado. Se habían obviado pasos para agilizar el proceso.

El Consejo Técnico de Salud sancionó a 11 funcionarios del Departamento de Radioterapia del ION, y el MP ordenó indagar a tres funcionarios del ION, a quienes se les formularon cargos penales por negligencia.

El martes 11 de junio de 2002 –con la lectura del expediente– comenzó el proceso judicial a los tres técnicos señalados de tener responsabilidad en este trágico desenlace.

Pero a criterio de expertos, abogados y médicos, la situación de falta de presupuesto adecuado, insuficiencia de personal especializado y el aumento creciente de la cantidad de pacientes también habían contribuido a que se llegara a una situación así.

A raíz del accidente, el ION se abocó a una reorganización de sus servicios.

En marzo de 2003, a un costo de $6.5 millones, el ION inauguró una sala de radioterapia, con dos aceleradores lineales, una tecnología más moderna y precisa para tratar el cáncer. Conectados a una red informática, se minimizaría en adelante la probabilidad de errores.

En 2004, dos de los técnicos fueron condenados a cuatro años de prisión.

En 2007, apenas quedaban con vida 4 de los 28 pacientes sobrerradiados.

En fechas más recientes, al ION lo afectó en 2008 un desabastecimiento de medicamentos y la insuficiencia de especialistas.

La necesidad de una nueva sede también aquejaba a la institución. Ya se quedó chica.

Una esperanza se ha abierto en 2012, al anunciarse, por parte de la propia entidad, que el proyecto de la nueva sede avanza.

El edificio estaría ubicado en la zona del antiguo campo de antenas de Clayton, contiguo o integrado a la nueva ciudad hospitalaria.

La obra costaría aproximadamente $106 millones y el dinero provendría de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El proyecto incluye la incorporación de 76% más de camas, con lo que casi se duplicaría la capacidad de atención actual.

Una lucha de siete décadas

El actual Instituto Oncológico Nacional Juan Demóstenes Arosemena (ION) empezó en 1936 como Instituto Radiológico Nacional, vinculado al Hospital Santo Tomás (HST). El 18 de septiembre de 1940 se traslada a su sede de la avenida Justo Arosemena. En la década de 1970, este centro pasó a convertirse en el Departamento de Oncología del HST. Con la Ley 11 de 4 de junio de 1984, se creó el Instituto Oncológico Nacional Dr. Juan Demóstenes Arosemena.

Desde hace más de una década, el ION está en el antiguo hospital militar Gorgas en Ancón, que sirvió a la Zona del Canal; cuenta con 144 camas. El 18 de septiembre de 2010 el ION celebró 70 años. Es la principal institución médica dedicada a la lucha contra el cáncer, una enfermedad que en Panamá cada año provoca unas 2 mil muertes y se le diagnostica a 5 mil personas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Emisiones de sus vehículos Unión Europea empieza acciones legales contra 4 países por caso de Volkswagen

La automotriz alemana Volkswagen ha estado intentando recortar costos para recuperarse de las consecuencias del escándalo. La automotriz alemana Volkswagen ha estado intentando recortar costos para recuperarse de las consecuencias del escándalo.
La automotriz alemana Volkswagen ha estado intentando recortar costos para recuperarse de las consecuencias del escándalo. AFP

La Unión Europea emprendió acciones legales contra Gran Bretaña, Alemania, Luxemburgo y España por no imponer sanciones a ...

Videos Viaje a Serbia para cambiar de sexo

Viaje a Serbia para cambiar de sexo Viaje a Serbia para cambiar de sexo Vídeo
Viaje a Serbia para cambiar de sexo AFP

Serbia acoge a los extranjeros que quieren cambiar de sexo, en particular a las mujeres que desean convertirse en hombres, una ...

PRIMER JUBILADO EN VIAJAR AL ESPACIO Hospitalizan al exastronauta estadounidense John Glenn

El estado de salud de Glenn ha empeorado desde que en 2014 fue sometido a una cirugía de una válvula del corazón y luego de un accidente cerebro vascular. El estado de salud de Glenn ha empeorado desde que en 2014 fue sometido a una cirugía de una válvula del corazón y luego de un accidente cerebro vascular.
El estado de salud de Glenn ha empeorado desde que en 2014 fue sometido a una cirugía de una válvula del corazón y luego de un accidente cerebro vascular. AP/Archivo

El exastronauta John Glenn, que hizo dos veces historia al ser el primer estadounidense en ponerse en órbita y el primer ...