Burrito D.F.

Puedes pedir ingredientes adicionales o hacer tu propio burrito, ´bowl´ o quesadilla.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203M2IN0I.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203M2IN0I.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203M2IN0I.jpg

Tenía una imagen mental de unas carnitas deliciosas, jugosas, sumamente atractivas para el gaznate. Pues mis expectativas, como en otras ocasiones, fueron falsas. Puras hierbas mentales, de esas que nos hacemos cada cuatro años cuando vamos a las urnas. Pero al contrario de lo político, en este caso no se trataba de nada que hubiese prometido un candidato ni un restaurante, sino de mi mente facinerosa.

El sitio es un fast food, aunque he de decir que hubo un salonero amabilísimo que, como vio que mi RdT era una persona ya mayor, nos trajo la comida a la mesa. Así que aunque el sitio sea de autoservicio, reconozco la amabilidad del personal.

En cuanto a la comida, ofrecen burritos, bowls, ensaladas y quesadillas principalmente. También tienen un par de sopas y brownies de postre. Ah, y una gama de margaritas con todas las frutas del “chinito”, pero no fuimos a ahogar nuestras penas, así que pasamos olímpicamente. En vez, pedimos un té frío que estaba ok, y un jugo de fresa con poca fresa y demasiada azúcar.

Lo primero que llegó fue la quesadilla. Pedimos, de entre ocho opciones, la Popeye, que resultó ser de tortilla verde. Adentro, bistec picadito, bastante decente, cebolla salteada hasta quedar translúcida, queso cheddar, crema agria, un poco de guacamole. Regular. Luego una sopa de tortilla a la que no se le divisó la tortilla, pero que sí traía bastante pechuga de pollo, un caldo decentón, cebollas, zanahorias.

De las ensaladas no pedimos, porque no había inclinación para ello, pero sí probamos los nachos, que puedes ordenar con la carne de tu predilección: la pedimos de pollo a la barbacoa. Los trozos de pollo medio picado, medio mechado, en su salsa de barbacoa, fueron lo mejor del plato, que trajo lo habitual: queso derretido, un poco de guacamole, pico de gallo, crema agria. Nada trascendental.

Entre los 10 burritos que describe el menú pedimos el nuestro “al pastor”, y trajo carnitas picadas con piña, que fue lo mejorcito del asunto. El resto era arroz, frijoles, tomate, crema agria, y totalmente olvidable, pero no tanto como el bowl de fajitas, que trajo el mismo bistec picado de la quesadilla, unos pimentones amarillos asados, arroz (malazo, por cierto), frijoles, y un toque de pico de gallo. Para colmo, estaba apenas tibio.

De postre, solo tenían brownies de dátiles y de caramelo (se terminaron los de chocolate). Cuando pedimos platos nos dieron tapas de recipientes de comida para llevar y además estaban cortos de tenedores. Considerando que los cubiertos, para comenzar, son de plásticos, solo queda preguntar si el sitio tiene un gerente que esté encima del control de inventario y de calidad. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo Eurocámara condena la 'represión brutal' en Venezuela

Venezuela vive una oleada de manifestaciones. Venezuela vive una oleada de manifestaciones.
Venezuela vive una oleada de manifestaciones. AFP/Federico Parra

La Eurocámara condenó este jueves la "represión brutal" en Venezuela contra "manifestantes pacíficos" y urgió a Bruselas a ...

Quinta Jornada Destreza y acción en Juegos de Olimpiadas Especiales

En la gimnasia rítmica las competencias fueron muy parejas. En la gimnasia rítmica las competencias fueron muy parejas.
En la gimnasia rítmica las competencias fueron muy parejas. LA PRENSA/Richard Bonilla

Los III Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales están en su recta final y los atletas no desmayan en su esfuerzo por ...