Arquitectura y Arte Arquitectura y Arte

18 may Arquitecto Leonardo Villanueva M.: Panamá la Vieja

Los siguientes comentarios tienen relación con el tema de uno de los dos libros que escribo en la actualidad.

Leonardo Villanueva M. Expandir Imagen
Leonardo Villanueva M.

Para empezar, es importante precisar que el término restauración aplica también a la renovación, rehabilitación, reúso o remodelación de un área o estructura en particular, lo cual nos conduce a la preservación. Para nosotros los arquitectos, esto es parte de la práctica de la profesión a que nos dedicamos. Ello desde que se estrenó el estilo Renacentista y esa es la razón por la que conocemos bien casi todo el legado arquitectónico y urbanístico.

Es importante conocer la historia de la humanidad para saber de dónde venimos y las circunstancias y condiciones de los ambientes que condicionó la vida del ser humano en un momento dado. Consecuentemente, lo que señalo en el segundo párrafo es parte de lo que menciono aquí. La sociedad y sus autoridades, generalmente, entienden la premisa que apunto, y tanto es así que hemos restaurado cuevas como la de Altamira (Cantábrico, España) por ejemplo, la cual visité recientemente. Tres aspectos se deben tomar en cuenta cuando hablamos de restauración.

1-. Cuando los arquitectos restauran, no solamente debemos referirnos y pensar en estructuras históricas. También debemos incluir el rescate de centros urbanos donde se localizan las estructuras a restaurar, si fuera necesario. Y la autenticidad de cómo fueron se debe subrayar.

2-. Las restauraciones son muy útiles en tiempos de crisis económicas y sociales (recesiones) que resultan en desempleos por la razón de que requieren, en algunos de los casos, menos capital versus si se desea construir una estructura similar. Y toma menos tiempo. Es por esta razón que a las restauraciones se les debe apoyar con exoneraciones fiscales por parte del Estado y con aportes monetarios de la empresa privada.

Desde el punto de vista profesional, histórico y científico, el estudio de la restauración de Panamá la Vieja, elaborado por Juan Bautista Sosa, el ingeniero Macario Solís, el fotógrafo Carlos Endara y el eminente arquitecto Leonardo Villanueva M. durante los años 1917 y 1918 es el más completo del lugar que se conoce hasta ahora, y el mismo se plasmó en un libro. Por esta razón se ubicó un busto de Sosa en Panamá la Vieja (supongo que todavía está de pie en el lugar).

Juan Bautista Sosa ejerció como diputado del país en varias ocasiones y cumplió roles como director de los Archivos Nacionales y representante de Panamá en el Congreso Histórico-Geográfico de Sevilla, España, entre otros. Cuando se le designó ministro de Gobierno y Justicia tomó la iniciativa del estudio al que estamos haciendo referencia.

Como decía, Juan B. Sosa se hizo acompañar del destacado ingeniero Macario Solís, por el notable fotógrafo Carlos Endara, y por el arquitecto más importante en Panamá en la primera mitad del siglo XX, Leonardo Villanueva M. Este último conocía, con mucha sapiencia, la arquitectura colonial. Así se atestigua con las narraciones que escribió, muy descriptivas y detalladas, de algunas estructuras de Panamá La Vieja sin poseer los planos originales de los mismos. El estudio elaborado por el grupo citado se hizo sin retribución pecuniaria y cuando el acceso al lugar se cubría de vegetación salvaje y abandono. Pero existía “una sensación amistosa con esos paredones que tratamos con familiaridad y cariño”, dijo el arquitecto Villanueva en artículo publicado en la La Estrella de Panamá (julio/1960) refiriéndose a Panamá la Vieja.

Debemos obligatoriamente preservar un enlace con el pasado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Autor

  • Sebastian Sucre Sebastian Sucre

    Sebastián Sucre es arquitecto diseñador de profesión, conferencista y acuarelista premiado.Dos de sus pinturas aparecieron en la portada del suplemento de Ellas del diario La Prensa. Articulista para varios periódicos y revistas y crítico de arquitectura, urbanismo y arte.Además es autor de “Puertas y ventanas del barrio de San Felipe–Testimonio de un valioso legado”, el cual fue por un tiempo el libro más consultado en la Biblioteca Nacional. Su otro libro es “Arquitectura, urbanismo y arte”. Por otro lado, el arquitecto Sucre ha diseñado residencias, estructuras institucionales, entre otras estructuras.Es miembro honorario de la Sociedad Mexicana de Arquitectos y ocupó el cargo de director del Colegio de Arquitectos de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos. También pertenece a varias asociaciones profesionales internacionales.La ciudad de Coral Gables, en Estados Unidos, le otorgó la llave de la ciudad en reconocimiento de sus méritos profesionales.