Arquitectura y Arte Arquitectura y Arte

28 ene Barrio San Felipe ('Déjà vu')

El miércoles 25 de noviembre de 2015 asistí como invitado de la Alcaldía de Panamá a la reunión en la oficina del Casco Antiguo y cuya agenda era explicar cómo el Municipio de Panamá planea organizar a las personas que llaman o califican como “bien cuidado” en el barrio histórico San Felipe.

Esos últimos se dedican a cuidar y vigilar, por su cuenta, los carros estacionados o aparcados mientras los propietarios se pasean por el lugar. Nuestra participación conllevó la representación de la Conep.

La idea y plan del Municipio de Panamá para organizar, educar y otorgarle un trabajo estable a los llamados “bien cuidado” es una loable y admirada tarea.

No obstante, durante la reunión tomé la oportunidad de pronunciarle algunos comentarios a los presentes, entre los cuales recuerdo representaciones del Ministerio de Seguridad (esta oficina ofreció ayuda económica al programa de marras), Mides, Policía Nacional, entre otros. Repetí lo que he escrito e indicado por años.

En la actualidad es un sitio en donde proliferan las cantinas y bares. Expandir Imagen
En la actualidad es un sitio en donde proliferan las cantinas y bares.

Conocemos que San Felipe, en la ciudad de Panamá, ha perdido su naturaleza original, como conjunto, de sector o corregimiento residencial de un lenguaje y vocabulario arquitectónico y de diseño de interiores único y que no se ha repetido en la historia de nuestra República. Todo esto con la anuencia de las autoridades que han tomado decisiones en los últimos lustros sobre el devenir del área.

En la actualidad, es un sitio donde proliferan las cantinas y bares, los cuales se han tomado o invadido hasta las plazas, con sus mesas y sillas, y nos han privado de lares donde antes nos esparcíamos y hacíamos amistades. Y los niños disfrutaban jugando.

También los buhoneros (oficio a que solo pueden dedicarse los panameños por ley, pero que en el lugar, San Felipe, la mayoría de ellos son extranjeros que están ilegalmente en este país) han invadido las plazas y espacios públicos. El paseo Las Bóvedas, que es un lugar que se diseñó (arquitecto Leonardo Villanueva M.) como lo dice su nomenclatura, como un paseo, ya no lo es. Ahora es “un mercado persa”.

Plaza Bolívar Expandir Imagen
Plaza Bolívar

Pero volviendo a los “bien cuidado", en la República de Panamá se introducen aproximadamente 50 mil carros anualmente.

El barrio San Felipe es de linderos definidos, lo que lo hace constreñido porque no se le puede adicionar fincas a las que ya existen en el lugar. Además, por legislación obligatoria el lugar no puede crecer hacia arriba. Todo lo anterior ha afectado el movimiento vehicular en lo refiere a la circulación y aparcamiento resultando en un congestionamiento casi insufrible.

Plaza Herrera Expandir Imagen
Plaza Herrera

Sin caer en una letanía, puedo continuar señalando algunas dolencias que padece el barrio San Felipe y que son necesarias eliminar para rescatar su pretérito esplendor. Pero ello, lo conversamos en otra ocasión. De todas maneras, hemos escrito ensayos muy leídos sobre el tema que han publicado los diarios y hemos dictado conferencias al respecto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Autor

  • Sebastian Sucre Sebastian Sucre

    Sebastián Sucre es arquitecto diseñador de profesión, conferencista y acuarelista premiado.Dos de sus pinturas aparecieron en la portada del suplemento de Ellas del diario La Prensa. Articulista para varios periódicos y revistas y crítico de arquitectura, urbanismo y arte.Además es autor de “Puertas y ventanas del barrio de San Felipe–Testimonio de un valioso legado”, el cual fue por un tiempo el libro más consultado en la Biblioteca Nacional. Su otro libro es “Arquitectura, urbanismo y arte”. Por otro lado, el arquitecto Sucre ha diseñado residencias, estructuras institucionales, entre otras estructuras.Es miembro honorario de la Sociedad Mexicana de Arquitectos y ocupó el cargo de director del Colegio de Arquitectos de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos. También pertenece a varias asociaciones profesionales internacionales.La ciudad de Coral Gables, en Estados Unidos, le otorgó la llave de la ciudad en reconocimiento de sus méritos profesionales.