Arquitectura y Arte Arquitectura y Arte

24 nov Colección de arte

Acuarela pintada por Sebastián Sucre. Acuarela pintada por Sebastián Sucre.
Acuarela pintada por Sebastián Sucre.

Usualmente, nuestras primeras experiencias con los cuadros se ubican en los museos y en nuestras residencias para después despertar curiosidad y definir nuestros valores e intereses y conocer las historias de las pinturas, de los que pintaron las obras y las épocas en que se completaron. Debemos recordar que cada período tiene su zeitgeist cosa que lo resume la frase que se localiza en la entrada del museo de Secesión en Viena, Austria, y que reza “A cada tiempo su arte y a cada arte su libertad”. Obviamente que lo que señalo inicialmente debe ir acompañado con disciplina y generalmente conduce a convertirnos en coleccionista dentro de nuestras posibilidades económicas.

Es a esto último a lo que me quiero referir. Hace algún tiempo, en Nueva York, se condujo un survey o encuesta para averiguar que motivaba a una persona a comprar un cuadro y resultado fue el siguiente en el orden descendiente en porcentaje: la imagen que se refleja en el cuadro, buen precio de compra, capacidad económica del comprador, color, conocer el prestigio del artista y su resumé, el potencial de la inversión. el marco, la reputación de la galería, amistad con el vendedor, asesoría profesional que se recibe, facilidades de pago, publicidad que recibe el pintor.

Cuando se compra un cuadro o arte, se cae de su peso que fundamentalmente lo que se observa o se mira en él apela a los sentidos anímicos del comprador además de que existe una apreciación estética de parte de este último. Sume y adicione algo tiene que ver las experiencias personales acumuladas durante su vida. Por otra parte coleccionar cuadros agrega al intelecto conocimientos de la historia producto de las consultas a libros de arte, visitas continuadas a museos, galerías, participación en subastas, relaciones con comerciantes de arte.

El término connoisseur (cognoscente) la inventó el escritor italiano Giovanni Morelli al final del siglo XIX. Estos son los que, entre otras cosas, nos indican, con mucha certeza, si un cuadro es auténtico o no y la condición física del mismo. Por supuesto que en esta tarea se toma en cuenta que los pintores evolucionan a través del tiempo en el uso de los colores, diseño, la aplicación de la pintura, el trazado de la línea, et al.. Años atrás se trato de venderme un supuesto cuadro del pintor Endara.

Afortunadamente se me señaló que el material que servía de respaldo a la pintura no se había inventado durante la vida del pintor por lo que no era legítimo. Otro ejemplo es que cuando usted a primera vista mira un cuadro pintado por Arshile Gorky se piensa que es un Picasso. Por cierto, Gorky terminó suicidándose, ahorcándose.

Por último, la selección del marco para un cuadro es de suma importancia ya que sirve de protección de la humedad, el calor y la mugre. El mismo no debe competir con la obra de arte que encierra.

Animamos a coleccionar cuadros y es importante el asesoramiento cuando el caso lo amerite. Con Velázquez nacieron los pintores. Antes de él eran dibujantes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Autor

  • Sebastian Sucre Sebastian Sucre

    Sebastián Sucre es arquitecto diseñador de profesión, conferencista y acuarelista premiado.Dos de sus pinturas aparecieron en la portada del suplemento de Ellas del diario La Prensa. Articulista para varios periódicos y revistas y crítico de arquitectura, urbanismo y arte.Además es autor de “Puertas y ventanas del barrio de San Felipe–Testimonio de un valioso legado”, el cual fue por un tiempo el libro más consultado en la Biblioteca Nacional. Su otro libro es “Arquitectura, urbanismo y arte”. Por otro lado, el arquitecto Sucre ha diseñado residencias, estructuras institucionales, entre otras estructuras.Es miembro honorario de la Sociedad Mexicana de Arquitectos y ocupó el cargo de director del Colegio de Arquitectos de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos. También pertenece a varias asociaciones profesionales internacionales.La ciudad de Coral Gables, en Estados Unidos, le otorgó la llave de la ciudad en reconocimiento de sus méritos profesionales.