MANEJO POLÍTICO TRAS UN DESPACHO NOTARIAL

Notaría en manos de De Lima

EL DESPACHO DE LA POLÉMICA. La Notaría Sexta de La Chorrera le fue otorgada políticamente al titular de la cartera de Economía y Finanzas, Frank De Lima. LA PRENSA/Bienvenido Velasco EL DESPACHO DE LA POLÉMICA. La Notaría Sexta de La Chorrera le fue otorgada políticamente al titular de la cartera de Economía y Finanzas, Frank De Lima. LA PRENSA/Bienvenido Velasco
EL DESPACHO DE LA POLÉMICA. La Notaría Sexta de La Chorrera le fue otorgada políticamente al titular de la cartera de Economía y Finanzas, Frank De Lima. LA PRENSA/Bienvenido Velasco

La política históricamente ha jugado un papel predominante en el control de las notarías en Panamá. El Presidente de la República, a través del Ministerio de Gobierno, tiene la potestad de nombrar a los notarios, y por lo general estos despachos quedan en manos de personas con influencia en el Ejecutivo y de figuras clave de los partidos oficialistas.

Ocurrió en los gobiernos del Partido Revolucionario Democrático (PRD), del Partido Panameñista, y la administración del presidente, Ricardo Martinelli, no es la excepción.

Con el triunfo de la Alianza por el Cambio en 2009, que integraban los partidos Cambio Democrático (CD), el Partido Panameñista y el Movimiento Liberal Nacionalista (Molirena), se repartieron las 23 notarías del país así: las de la provincia de Panamá quedaron en manos de CD, y una que otra le tocó al Molirena. Las del Puente de las Américas hacia allá les fueron otorgadas a los hoy opositores panameñistas.

La Notaría Sexta de La Chorrera, ubicada en la Avenida de las Américas [frente al parque Los Libertadores] de ese distrito, quedó en un limbo. Dado que está ubicada en La Chorrera, le fue asignada a los panameñistas, pero al momento de la repartición política obviaron el detalle de que esa oficina es parte de la provincia de Panamá. Entonces panameñistas y CD hicieron un arreglo: el notario sería una persona ligada al colectivo de Arnulfo Arias, al que se le pagaría un salario y una pequeña comisión del dinero recaudado, pero el control absoluto de dicha notaría estaría a cargo de Frank De Lima, entonces viceministro de Economía y Finanzas, y tesorero de CD.

El abogado Leonel Olmos, muy cercano al Partido Panameñista, fue nombrado notario, y Jessica Itzel Rojas de Knispschild, administradora.

Rojas de Knispschild es la madre de Stella Ballanis Rojas, exesposa de De Lima, con quien el titular de Economía y Finanzas tiene dos hijos menores de edad.

Una fuente oficial reveló a este diario que De Lima le dejó el control de esta oficina a Ballanis Rojas en forma de pago de la pensión alimenticia que por ley debe darle a sus hijos. Este diario obtuvo copias de 10 cheques por distintos montos, que fueron emitidos en diferentes fechas de 2011 a nombre de Ballanis y de Rojas (ver facsímil).

La misma fuente narró que la relación entre las dos partes se deterioró y el control de la notaría le fue arrebatado a Ballanis Rojas, a tal punto que su madre Jessica Rojas ya no labora en esa oficina.

LO QUE DIJO BLANDÓN

Los nexos entre De Lima y la Notaría Sexta son un secreto a voces en el particular mundo de la política criolla. En política, los secretos no son eternos.

Prueba de ello es que a escasos minutos de que culminara el debate al proyecto que permite vender las acciones del Estado en las empresas generadoras de energía, y cuando el diputado panameñista José Blandón cuestionaba al ministro De Lima por la propuesta, lo retó a un debate público.

“Señor ministro, lo reto a un debate, usted y yo, sobre cualquier tema. Pero eso sí, venga preparado para hablar de las notarías de donde salen cheques dirigidos a personas allegadas a usted... usted sabe a qué me refiero”, dijo Blandón.

RESPUESTA DEL MINISTRO

Inmediatamente luego de la aprobación del proyecto, en la madrugada de ayer y al ser consultado sobre el reto y la denuncia de Blandón, De Lima dijo no saber de lo que hablaba el diputado opositor.

“Yo no sé de lo que está hablando el diputado Blandón, lo que si sé es que aquí (en la Asamblea) la gente dice muchas cosas al calor de las discusiones. Yo no lo tomo [como algo] personal, yo sigo haciendo mi trabajo, y si el diputado quiere retarme a un debate, que diga de qué tema”, indicó.

Ayer, luego de una conferencia de prensa, más sosegadamente De Lima reiteró que en los debates en la Asamblea su experiencia ha sido que en la Asamblea se dice de todo.

En torno a la salida de cheques de la notaría a nombre de su exesposa y de su exsuegra, negó el hecho e indicó: “Estoy divorciado desde el año 2008; obviamente tengo una relación con mi exesposa porque es la mamá de mis hijos, pero desconozco qué hace ella con su vida profesional”.

Manifestó que él se comunica con su exesposa por sus dos hijos “que son mis tesoros, y obviamente como dos padres que viven separados tienen que mantener la comunicación por el bienestar y la crianza de sus hijos”.

LA VERSIÓN DE BALLANIS

Consultada sobre el tema, Ballanis Rojas niega que esa notaría haya sido dejada a su cargo y argumenta que fue contratada como asesora externa de esta.

“El notario designado me contrató como asesora legal externa de la notaría y a mi madre como administradora. No puedo compartir más detalles, toda vez que la relación se rige por la confidencialidad inherente a la profesión de abogado, pero le aclaro que todos los ingresos fueron declarados y los respectivos impuestos pagados al fisco”, dijo mediante un correo electrónico ayer.

También afirmó que desde el cambio de notario, el año pasado, cesaron sus servicios y los de su madre en esa notaría.

“Me extraña que usted tenga en sus manos cheques a mi nombre, lo que puede ser una violación a la confidencialidad bancaria y privada y, por consiguiente, un posible delito”, agregó.

Este diario también contactó vía telefónica a Jessica Rojas, pero no respondió a las llamadas. Igualmente también se intentó conocer la versión de Olmos, quien dejó la notaría una vez se rompió la alianza política entre CD y panameñistas, pero tampoco contestó.

LA ACTUAL NOTARIA

La que sí habló fue Carmen López de Flores, actual notaria sexta de La Chorrera. ¿Se expiden cheques desde esta notaría a nombre del ministro Frank De Lima?

“Absolutamente no”, dijo.

¿Trabaja aquí la señora Jessica Rojas?

No, cuando llegué aquí asumí el mismo personal que estaba desde antes y ella no trabajaba aquí.

¿Se expidieron cheque a favor de Jessica Rojas o de la señora Stella Ballanis desde esta notaría?

“No he expedido cheques a nombre de esas señoras. Cada notario es responsable de su contabilidad. Desde que yo asumí, esta notaría no tiene responsabilidad laboral con Jessica Rojas. Tampoco hemos expedido cheques a nombre de Stella Ballanis”, dijo.

(Con información de Gustavo Aparicio) .

FRANK DE LIMA

PERFIL

Está a cargo de la cartera de Economía y Finanzas desde octubre de 2011, luego de que el panameñista Alberto Vallarino dejara ese ministerio a raíz de la ruptura de la alianza de gobierno. Tiene estudios universitarios en administración de empresas con especialización en finanzas en Boston University. Ha ejercido como gerente en diversas empresas privadas, entre ellas el Super 99, propiedad del presidente, Ricardo Martinelli. Fue asesor económico en la campaña electoral del hoy mandatario. Es miembro de la directiva de CD.

El negocio y la repartición de las notarías

El reparto de las notarías entre los partidos políticos que llegan al poder no solo se hace por razones geográficas, sino también por los ingresos que estas generan.

Fuentes conocedoras del manejo de este tipo de despachos revelaron que una notaría, en el interior del país, “en un día bueno” puede sumar por servicios legales ofrecidos mil 500 dólares.

En contraste con una notaría ubicada en la capital que puede, en un “día bueno”, generar entre 12 mil y 15 mil dólares.

Al mes, una notaría ubicada del “puente para allá” puede generar entre 20 mil a 22 mil dólares. Por su parte, una ubicada en la capital puede facturar 60 mil dólares.

Las ferias “Crisol de Razas” del Servicio Nacional de Migración, con el fin de legalizar a los extranjeros que viven en Panamá de forma irregular son un buen negocio para las notarías, comentó la fuente.

Por ejemplo, cada extranjero indocumentado debe gastar, como mínimo, 60 dólares en documentos notariales. Cuando se llevan a cabo las ferias en el interior, una notaría puede atender cerca de 50 personas al día.

No obstante, en la capital estas ferias producen un aumento de cerca de 200 clientes más diarios en una notaría.

Las notarías también generan ingresos de los servicios legales que ofrecen De los ingresos, el notario debe pagar planilla, alquiler y servicio telefónico, entre otros.

Al deducir este gasto, la ganancia final se reparte según el porcentaje acordado, que puede ser de hasta un 50% de los ingresos para el partido, el notario o la persona que haya designado el Órgano Ejecutivo, comentó la fuente.

Carlos Alberto vargas

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Mundial de Clubes 'Fracaso rotundo' del Cruz Azul en el Mundial Clubes

Auckland City superó a Cruz Azul de México 4-2 en una definición por penales y se quedó el sábado con el tercer puesto del ...

Cultura La lana de alpaca conquista el mundo

La "fibra de los dioses", como los incas llamaban, ha tenido un aumento en la industria del diseño de lujo internacional. Perú ...

mundial de clubes James Rodríguez regresa a la titularidad en la gran final

El colombiano James Rodríguez regresa, recuperado de su lesión en el gemelo derecho, directo al equipo titular del Real Madrid ...