Historias a lo interno de una estación de bomberos

Un grupo de bomberos, que convive jornadas de 24 horas diarias cada dos días, compartió con las cámaras de "Prensa.com" parte de la experiencia de ser camisas roja en Panamá. Conozca la historia.

Son las 10:30 a.m. en el cuartel de bomberos Darío Vallarino de Carrasquilla, el grupo de bomberos comandado por Hernán Cruz se encuentra de turno, todos hacen sus habituales funciones dentro de la estación. 

José Miniel lava los nuevos carros que han llegado, Karina Concepción barre el dormitorio y Sabdy de León lava el baño. En ese momento suena la campana que anuncia una salida de emergencia. Por la bocina se escucha la voz del llamado que alerta de un “10-70 Charlie (carro incendiado en clave de radio bomberil),  en la subestación de Policía de Pueblo Nuevo”.

Todos dejan sus funciones, se colocan sus respectivos equipos y se montan en el camión de extinción dispuestos a enfrentar el llamado de emergencia. 

Escenas como estas se repiten a diario en esta estación y en las otras 81 estaciones de bomberos que prestan asistencia para emergencias en el país. 

En la capital, por ejemplo, los bomberos reciben un promedio de 72 mil llamadas de ayuda por año. Solo 9 mil son verdaderas emergencias. 

Para Sabdy De León, bombero de la guardia permanente con 9 años y 10 meses de experiencia en la institución, la mayor satisfacción de ser bombero es hacer las cosas sin esperar nada a cambio, “hacerlas porque te nace”. 

Igual opinión la comparte José Miniel, operador de  camión de extinción, con 8 años de experiencia. Miniel dice que no solo se es bombero por el dinero que se pueda ganar, sino porque se lleva por dentro. 

Hernán Cruz, bombero de la guardia permanente con rango de teniente y jefe del grupo de uno de los equipos que prestan servicio en la estación Darío Vallarino, tiene 12 años de experiencia y asegura que “Dios lo ha premiado con ser bombero”. 

Para Cruz no hay mejor trabajo porque por su profesión ha logrado que día a día desarrolle una vocación de servicio. “Esto es un trabajo totalmente humanitario”, comenta. 

Este grupo de bomberos convive 24 horas diarias cada dos días. Entre ellos se hacen bromas y se llaman por sobrenombres. Existe camaradería entre compañeros, afirman los bomberos. 

Allí hay lugar para los que quieran ser bomberos, incluso mujeres, dicen. La bombero Karina Concepción, por ejemplo, cuenta que formaba parte del área administrativa de los bomberos, pero decidió unirse a la guardia permanente por la “adrenalina”, por el movimiento y porque conoces cosas distintas todos los días. 

En el video documental que acompaña esta nota encontrará los testimonios de estos bomberos que acuden a los llamados de emergencia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Cultura VIDEO: Alfred Nobel, el inventor de la dinamita y promotor de la paz

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...

Tecnología Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos

Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos Vídeo
Emprendedores prueban los primeros camiones autónomos AFP

Numerosas compañías como Uber, Tesla y Google están trabajando en vehículos autónomos. Pero, llamando menos atención, ...

Videos El legado de Alfred Nobel

El legado de Alfred Nobel El legado de Alfred Nobel Vídeo
El legado de Alfred Nobel

Nacido en Estocolmo, Suecia, Nobel llegó a tener 355 patentes registradas, muchas de ellas relacionadas a sus experimentos con ...