cero.km cero.km

20 ago Inflado con nitrógeno ¿Vale la pena?

Temas:

Se ha vuelto popular el inflado de llantas con nitrógeno. El servicio ya esta disponible en múltiples talleres de la localidad, pero ¿vale la pena?

El nitrógeno no es un elemento extraño ni ajeno a nuestros neumáticos. El inflado común, se basa en aire comprimido, el mismo aire que llega a nuestros pulmones. Este aire esta compuesto principalmente por nitrógeno, entre un 75% y 80%, entonces ¿Porqué tanto alboroto por el nitrógeno?

El aire que comúnmente inyectamos también está compuesto de otros elementos, oxígeno, hidrógeno, y otros gases en menores proporciones (como los gases nobles). El oxígeno y el hidrógeno se presentan en gran medida como vapor de agua.

El nitrógeno puro originalmente fue usado en el mundo de las carreras. Su pureza lo hace estable a los cambios de temperatura, permitiendo que la presión de los neumáticos se mantenga muy cercana, ya sea que estén fríos o calientes, permitiendo calibrar mejor la dirección del vehículo, algo vital para restar milésimas de segundos.

En la vida real funciona igual, la presión que ponemos en la llanta varía dependiendo a qué temperatura llenamos el neumático. Si la llenamos caliente, en frío esta bajara, o lo contrario, al llenarla en frío al calentarse esta subirá.

Si lo analizamos en números, por cada 5°C la llanta pierde o gana 1 psi. Y recordemos que no es solo la temperatura ambiente, la llanta se calienta por la simple fricción con el pavimentos y el calor que irradian los frenos y el motor. El nitrógeno en este sentido es mucho más estable a los cambios de temperatura, reduciendo en gran medida esta condición.

Por otro lado, el aire escapa en una baja proporción por la pared de la llanta, se calcula que cerca de 1 psi se pierde al mes por esta condición. El nitrógeno es menos propenso a que esto pase, permitiendo que la presión se mantenga por más tiempo.

Otro factor es que el aire como mencionamos contiene agua y oxígeno, promoviendo la oxidación del rin. Muchas veces llenamos la llanta de compresores que no tienen un sistema apropiado (o simplemente no tiene) para separar la humedad del aire, permitiendo el paso de mucha humedad a la cámara del neumático.

Recordemos que la presión de inflado no solo afecta el desempeño sino que también el consumo, por lo que mantener la temperatura estable puede pagarse por sí solo a largo plazo.

Podemos decir que el inflado de llantas con nitrógeno si tiene beneficios reales, aunque no es de uso obligatorio, para los más exigentes y que consienten a sus autos es una opción interesante a considerar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.