cero.km cero.km

30 jul La evolución del auto familiar

Temas:

Los autos no escapan de los auges de la moda, y el transporte para toda la familia es quizás uno de los que más transformaciones ha sufrido a lo largo de los años.

El primer tipo de auto considerado "para familias" fue el 'station wagon', luego tuvo mucha demanda los mini van y más recientemente los SUV.

Los "station wagon" fácilmente acomodaban a cinco y seis personas, dependiendo de la configuración. Los maleteros eran enormes, suficiente para guardar todo el equipaje necesario.

Seguro recuerdan alguna serie de televisión que se refiera a 1950 y 1989 donde el carro de uso para los integrantes del hogar era un 'station wagon'. 

El auto de la familia Foreman en 'That 70 Show' es un Oldsmobile Vista Cruiser de 1969. Para la serie de principios de los 70 'The Brady Bunch' representaba como auto familiar un Plymouth Satellite Regent 1971.

Su aparición data de la década de 1920, pero no fue hasta 1960 que su popularidad se hizo evidente. Una época donde el 'american muscle' cobraba fuerza, pero aunque llenaban al pueblo americano de pasiones no era apropiadas para llevar a toda la familia.

Acompañado de su gran espacio, los poderosos motores V8 de la época, carrocerías imponentes, avances en suspensión y frenos los hicieron modelos, además de relativamente divertidos, muy deseados.

Modelos como el Chrysler Town and Country, Buick Estate Wagon, Oldsmobile Custom Cruiser, Chevrolet Kingswood Estate, Chevroelt Nomad y el Plymouth Satellite se hicieron muy populares. La tendencia de los 'station wagons' vería el inicio del final a mediados de 1970 con la crisis del petróleo. Aún así modelos más compactos como el Chevrolet Vega, Volvo 240 o un poco después el Ford Taurus a finales de los 1980 trataban de mantener vivo el legado, pero el destino sería irreversible.

Los 1990 dieron paso a otra generación de autos familiares, y era la era del minivan. En búsqueda del espacio de los 'station wagon' pero sin sacrificar demasiado en consumo, los minivan de los fabricantes japoneses comenzaron a enamorar a las familia.

A pesar de que estos tuvieron éxito con modelos como las versiones camioneta del Toyota Camry o el Honda Accord, las ventajas sobre las minivans eran pocas y estas tomaron fuerza. Los japoneses apostaron fuerte a esta tendencia. Realmente un americano abrió paso a esta corriente, la Dodge Caravan. Este auto fue presentado en 1983, y fue el precursor del minivan moderno. Con gran aceptación, el año siguiente a su lanzamiento vendió 209 mil 895 unidades.

La demanda fue mayor que la capacidad de producción de Dodge en ese momento. Al 2005 la Dodge Caravan (que también es vendida como Chrysler Town and Country y Chrysler Voyager) había vendido 11 millones unidades.

Otro popular modelo de esta tendencia es el Honda Odyssey. Aunque cuando llegó a Estados Unidos en 1995 su aceptación no fue inmediata (el mercado ya estaba dominado por los locales), pero inclusive con esto, logró ganar el premio al Auto del Año en Japón. Superó el récord de ventas del Honda Civic al ser el modelo nuevo de ventas más rápidas (300 mil unidades el primer año). A pesar de una fría llegada al mercado, Estados Unidos aprendió a amar este Honda, y a la fecha ha ganado múltiples premios y es uno de los más vendidos del segmento.

Pero el auge de los minivans llega al punto donde su popularidad se ha desacelerado. Hoy los utilitarios o SUV con una amplia oferta ha logrado embriagar a un público sediento del mejor transporte familiar. Más estilizados que los minivans, con buen consumo, y gran variedad de tamaños, sistemas de tracción y avanzada seguridad son un rival con paso firme.

Honda logró el objetivo que soñaba con el Odyssey de dominar a las familias con el Honda CR-V, el primer utilitario diseñado totalmente por Honda. Este auto no solo impulsó la moda de las SUV junto a la Toyota Rav4, es también uno de los más vendidos del segmento. En el 2012, se vendieron 635,256 unidades, marcando una amplia diferencia con el segundo más vendido.

El Hyundai Tucson que colocó 494,453. En comparación, las minivans del grupo Chrysler Gran Caravan/Town and Country, vendieron 253,212 unidades globalmente, menos de la mitad que el mejor SUV. 

La tendencia es marcada en beneficio de los utilitarios de todo tamaño, gracias a una buena oferta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.