El olvido del oráculo

Temas:

Cuando ya uno ha hecho gran parte de su recorrido vital y anímico en esta vida, ciertos sucesos inesperados e inevitables no pueden ser aceptados como lecciones que uno debe aprender para evitar que se repita la experiencia, por el factor impredecible del hecho.

Hace ya unos 15 días, en el momento en que me acercaba al edificio de La Lotería- donde iba a recibir el premio Samuel Lewis Arango en el campo de las letras del concurso anual de la Revista Cultural Lotería, junto al ilustre historiador Rommel Escarreola, ganador del premio José Gabriel Duque en el campo de la Comunicación Social; Reymundo Gurdián Guerra, premio Sebastián López Ruiz en el campo de las Ciencias Naturales y Medicina; y Pantaleón García, premio Juan Antonio Susto Lara en el Campo de las Ciencias Sociales- sorpresivamente perdí el equilibrio en un espacio de la calle bajo reparación e hice un hermoso clavado, pero en vez de recibirme el agua tranquila de una pileta me recibió el duro suelo de concreto, donde perdí el conocimiento por unos instantes, mientras sangraba por la nariz y un chichón y una herida aparecieron en mi frente.

Mi hermana Noris me acompañó en la ambulancia donde me prestaron los primeros auxilios y me trasladaron al Servicio de Urgencia del Seguro Social, donde después de un largo día de exhaustivos exámenes, que revelaron que no había nada de cuidado, me dieron de alta.

Aunque este tipo de experiencia no tiene nada digno de recordar, pienso que a uno le queda un sentimiento de agradecimiento, satisfacción y sorpresa, debido a que uno encuentra gente muy atenta y de gran calidad humana en los servicios de electrocardiogramas, radiografías, cats, etc.

Dos de ellos, para mi asombro, al verificar los papeles me preguntaron si se trataba del escritor del nombre que leían.

Esto me hace suponer que ellos recordaban mi nombre que aparecía en los cursos de Español de la secundaria, donde además aparece como material de lectura mi crónica intitulada El ferry de mi infancia, que trata del antiguo ferry que cruzaba los vehículos que viajaban al interior y viceversa, y años después pude evocarlo a través de Mark Twain y Agata Christie y, sobre todo, en esa maravillosa novela El amor en los tiempos del cólera en el increíble viaje de Florentino Ariza.

Desde esta columna deseo consignar mi agradecimiento a Mariela Sagel, Berna Calvit, Silvia Calvit, Ana Raquel Chanis, Ana Elena Porras, Albalyra Franco, Claudia Ferrer, Gloria Rodríguez y Hena Zachrisson por sus buenos deseos por mi pronta recuperación, y a los amigos Neco Endara, José Franco, Mario Calvit y Luis Henao por entregarme la condecoración “Bruce Willis” “Duro de matar”.

El trabajo galardonado en la revista Lotería se intitula Sonetos de café y, aunque a Bertalicia Peralta le parezca muy bueno el título, como se trata del tema del amor, he decidido tomar prestado de un soneto de Borges dedicado a Buenos Aires, el endecasílabo que dice: “Será por eso que la quiero tanto”.

El libro será publicado en formato de lujo en la editorial Portobelo lo más pronto posible en un tiraje para amigos y coleccionistas.

Gracias especiales a la Sra. Zachrisson por el envío de la canción Let it be de los Beatles, que me hizo transportar a los lejanos tiempos de la playa de Bellavista, cuando en compañía de mis hermanos Everardo y Ernesto, y Nicesio, empleado de mi papá, íbamos en un chingo mientras yo nadaba cerca y escapé de las fauces de un tiburón y lo dejé avergonzado masticando el aire, la sal del agua y sardinitas. He traído este recuerdo al tapete para no olvidar que los años no pasan en balde.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

Fotografía Marcha en honor al payaso de los pobres

Marcha en honor al payaso de los pobres Marcha en honor al payaso de los pobres Galería
Marcha en honor al payaso de los pobres Perú/AP /Martin Mejia

En un hospital de Quito El expresidente Rafael Correa sigue hospitalizado por neumonía

El exmandatario ecuatoriano Rafael Correa. El exmandatario ecuatoriano Rafael Correa.
El exmandatario ecuatoriano Rafael Correa. AFP/Archivo

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa continuaba este viernes 26 de mayo en un hospital de Quito, donde fue internado ...

escándalo en Europa Millonarios regalaron un barco petrolero a Erdogan, según los ‘Malta Files’

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan. El presidente turco Recep Tayyip Erdogan.
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan. AFP/Archivo

La familia del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, es propietaria de un barco petrolero de 28 millones de dólares adquirido ...