Cine y más Cine y más

06 mar Adiós, Alhambra de Vía España

Temas:

Alhambra de Vía España se cierra una etapa en la historia de la exhibición cinematográfica en Panamá. 

El mercado de los grandes imperios del negocio fílmico fueron arrinconando a empresas pequeñas como el conjunto de salas que el domingo ofreció su última función. Es la ley de la oferta y la demanda. Vaya, también estoy claro que los Alhambra vivieron sus mejores tiempos en el ayer y no tanto en el presente, pero tenían una audiencia fiel que iba por sus precios o por su ubicación, entre otros motivos. 

Con el cierre del Alhambra de Vía España, más el fin semanas antes de los Alhambra de Transístmica, Chanis y La Colina, ya no hay más salas en la ciudad capital que no estén fuera de las fauces de los cuestionables centros comerciales que ahora lo dominan todo. Por ejemplo, no me parece válido incluir en este aspecto al Extreme Planet, pues dentro de este mismo complejo de salas hay otros almacenes alternos diferentes a proyectar películas (desde dulcerías hasta joyerías).

Ahora estamos 100% obligados a ir a un 'mall' para disfrutar del séptimo arte, en el caso de que exista una buena oferta fílmica que ir a ver. Perdón por el eje transversal que haré, porque no es el caso de este texto, pero para darle continuidad a un tema que traté en el anterior blog, ¿saben que El Artista quedó este fin de semana en el décimo puesto entre las diez películas más vistas en el país? Es decir, quedó en el último lugar. La semana pasada se ubícó de quinto, o sea, estamos cada vez peor. ¿Qué tal el gusto nuestro por las cintas de calidad? 

Volvamos a lo nuestro. Antes, hasta finales de la década de 1980, la mayoría de las salas istmeñas eran eso: espacios únicos donde se presentaban producciones audiovisuales y a nadie se le pasaba por la cabeza que estuvieran dentro de un centro comercial. Piensen en casos como el Astor,  Plaza,  Lux,  Universal,  Metro y un largo etc.

Ahora las salas que existen forman parte de la oferta que brinda un 'mall'. No es que estoy en contra de estos lugares de esparcimiento y consumo, pero antes ir al cine era un ritual más íntimo y menos complicado. En los centros comerciales hay fechas en el año que es una locura llegar, ¿o es en todo momento? Es un lío, además, conseguir un estacionamiento libre y hasta trasladarse por ese intrincado laberinto de almacenes es de alto riesgo. ¿O nadie se ha equivocado de salida, por lo menos una vez, en los 'mall' de la ciudad capital?

En el Alhambra de Vía España pasé buenos ratos, tanto como espectador como docente, pues recordemos que en la sala principal de ese complejo la entusiasta promotora cultural Alexandra (Sandra) Schjelderup organizó por una década su fabuloso curso de apreciación cinematográfica y en más de una ocasión dicté clases sobre el séptimo arte. ¿Dónde hará el curso de este año?

A ti, ¿qué opinión te merece el cierre del Alhambra de Vía España? ¿Qué películas disfrutaste en esas salas o en los otros Alhambra?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.